Preguntas y respuestas acerca de la diabetes mellitus, tipo 1 y tipo 2 (DM1, DM2)

Las siguientes 40 preguntas acerca de la DM son frecuentes.  Las respuestas las proporciona un Educador en Diabetes Certificado, el Dr. Stan De Loach.  Usted podrá dirigir sus preguntas y dudas al Dr. Stan De Loach vía correo electrónico: - saludo@usa.net   Otras páginas electrónicas relacionadas se encuentran al www.continents.com/diabetes1.htm
 
Temas abordados en estas preguntas y respuestas: Temas abordados en estas preguntas y respuestas:
. .
Olor feo de llagas del pie Uso de glucagon para hipoglucemia
Heridas en el pie que no se sanan ¿Qué puedo hacer para controlar la glucemia?
Ayuda para la depresión provocada por la DM Consecuencias de glucemia de 27 mg/dL
Valores de referencia de la curva de tolerancia a la glucosa Mareos al levantarse o agacharse:  ¿Hipotensión ortostática?
Convulsiones e hipoglucemia Riesgos de embarazo para mujeres con DM1
Nulo efecto de la insulina DM1 y el alcoholismo
¿Mejora la visión borrosa un buen control de glucemia? Eyaculación retrógrada
Límites normales de glucosa sanguínea ¿Frutas prohibidas para personas con DM?
Alimentos para hipoglucemia y para bajar la glucosa en sangre DM1 y el embarazo seguro
Diabetes, tipo MODY ¿En qué porcentaje es que la DM afecta la función sexual del hombre?
Precios bajos de insulina Lantus/glargina El efecto glucémico "pizza"
VPH (virus de papiloma humano) Datos que saber al iniciar el uso de la insulina
¿La fructosa sirve para personas con DM? DM:  ¿Inmunosupresión?
¿La insulina no funciona? Causas posibles de reacción a insulina Humalog Mix 25/75
Hombros dolorosos y DM2 Cómo evitar la disfunción erectíl
Diferencias entre DM1 y DM2 ¿Debo reducir la insulina si la A1c está bien?
Dolor en el pie izquierdo Colaciones adecuadas para evitar la hipoglucemia nocturna
Investigación acerca del monstruo de Gila ¿Qué es la fructosa?
Valores de curva de tolerancia a la glucosa:  ¿Normales o no? Uso de metformina durante el embarazo
Lantus/glargina no controla el apetito ilimitado Polihidramnios

 
Términos empleados en las siguientes preguntas y respuestas:

AUTOMONITOREO el proceso a través del cual una persona con DM mide la cantidad de glucosa o cetonas en su sangre; el propósito del automonitoreo es poder ajustar el tratamiento o el control de la glucemia para mantener la glucemia entre 70 y 110 mg/dL
CARBOHIDRATOS (CHO) también llamados hidratos de carbono, estos alimentos incluyen el arroz, el pan, la tortilla, el maíz, la papa, la pasta, las zanahorias cocidas, los pasteles, el pan dulce, los azúcares
CONTROL GLUCEMICO el mantener los niveles de glucosa sanguínea entre 70 y 110 mg/sL o dentro del rango concordado entre la persona con DM y su equipo profesional de la salud
DM1 una condición en que el páncreas deja de producir insulina, la cual es esencial para la vida corporal del ser humano; se trata con una combinación de educación, insulina, alimentación y actividad física; se presenta inicialmente con más frecuencia entre las personas jóvenes y que no presentan obesidad o sobrepeso
DM2 una condición en que o el páncreas no produce suficiente insulina para las necesidades corporales o existen factores de resistencia, que impiden la función de la insulina producida; es más frecuente entre las personas con más de 30 años de edad y que presentan obesidad, sobrepeso y reducida actividad física
GLUCEMIA la presencia y cantidad de glucosa en la sangre
HEMOGLOBINA GLICADA (HbA1c) ó
HEMOGLOBINA GLUCOSILADA (HbA1c ó A1c)
una prueba cuyo resultado refleja la cantidad de glucemia durante los últimos 60 - 90 días; el valor típico de una persona sin DM se encuentra entre 4% y 6%; representa el porcentaje de células rojas en la sangre que se han unido permanentemente con una molécula de glucosa
HIPERGLUCEMIA la presencia de niveles altos de glucosa en la sangre; representa un nivel de glucemia mayor a aproximadamente 140 - 150 mg/dL; cada persona con DM colabora con su equipo de la salud para realizar su definición individual de lo que se considerará hiperglucemia
HIPOGLUCEMIA la presencia de niveles de glucosa en la sangre que no son suficientes para el funcionamiento normal del cuerpo; un valor de glucemia de 70 mg/dL o menos es llamado "hipoglucemia"; la hipoglucemia debe tratarse con una cantidad precisa de glucosa (para elevar la glucemia a niveles superiores a 70 mg/dL e inferiores a 110 mg/dL) y ser seguido de carbohidrato, proteína y grasa (juntos)
MG/DL una medida de la cantidad de una sustancia en la sangre; significa "miligramos por decilitro"; los valores de glucemia de una persona sin DM normalmente se encuentran entre 70 y 100 mg/dL
POSTPRANDIAL después de comer; un término que se refiere a la actividad o al estado físico después de comer

PREGUNTA:- Las ulceras en los pies de las personas con DM ¿es normal que después de operadas esas pequenas llagas al recuperarse tengan un olor feo?

RESPUESTA:- Cualquier herida o lesión o úlcera en los pies de una persona con DM es delicada y debe de tratarse inmediatamente.  Hay que solicitar atención médica para cualquier lesión en los pies de una persona con DM o intolerancia a la glucosa.  Revisar los pies diariamente para detectar úlceras, ampollas u otras heridas es el primer paso.  El frío, el calor y el exceso de humedad pueden conducir a infecciones, especialmente si los niveles de glucosa sanguínea (azúcar en la sangre) no están bien controlados.  La regla recomendada es que una persona con DM nunca camine descalza o con chancletas que no protejan bien los pies y que siempre use calcetines limpios y secos.  Lo principal y esencial es lograr evitar lo que se llama comúnmente "pie diabético."  Después de operado, el pie también requiere de atención médica, precisamente para que no se desarrollen las infecciones.  La mejor manera de asegurar la salud del pie y la curación de las heridas operadas de la persona con DM o intolerancia a la glucosa es a través de los antibióticos indicados por su médico y un óptimo control de la glucosa en sangre, manteniéndola entre 71-99 mg/dL.  Casi todas las complicaciones del pie "diabético" tienen su origen en la hiperglucemia y en un cuidado inadecuado del pie (falta de limpieza, falta de atención a pequeñas heridas, cortadas incorrectas de las uñas, quemadas, etc.).  Su médico y Educador en Diabetes Certificado le podrán informar y asesorar para controlar la glucosa en sangre y así prevenir las serias complicaciones del "pie diabético."

Una revisión detallada de los pies debe formar parte de cada consulta con el médico y con el Educador en Diabetes Certificado.  El cuidado de los pies es un aspecto fundamental del tratamiento y autotratamiento de la DM.  La finalidad del cuidado del pie en la DM es prevenir los daños, las lesiones y las úlceras en los pies, porque aquéllos pueden conllevar la posibilidad de la amputación.  La DM (es decir, la producción insuficiente de insulina en el cuerpo) mal controlada produce la hiperglucemia crónica y es ésta que es la verdadera causa de la gravedad de las heridas y sus consecuencias potencialmente graves.  La hiperglucemia crónica contribuye a la neuropatía diabética, a trastornos de la circulación sanguínea de los vasos grandes y pequeños (la angiopatía), a la infección (por bacterias y hongos) del pie y a una resistencia local a los efectos positivos de los antibióticos utilizados en el tratamiento de la infección.  Los pies, tal vez por ser la parte de la anatomía humana más lejana del corazón, con cierta facilidad tienden a indicar problemas con el descontrol crónico de glucosa sanguínea.  Sin tratamiento oportuno y adecuado, esos problemas (heridas, infecciones de bacteria y hongo como el pie de atleta, cortadas) podrán llegar a ser no tratables sino por medidas drásticas (por ejemplo, la cirugía, la amputación, el oxígeno hiperbárico, fuertes antibióticos sistémicos).  Por eso, los pies de toda persona con DM deberán examinarse muy bien en cada visita con el médico, enfermera y Educador en Diabetes Certificado.  La DM no controlada es responsable de casi 50% de todas las amputaciones de pie o de pierna (excluyendo las amputaciones traumáticas como, por ejemplo, las que resultan de los accidentes automovilísticos).  La causa directa de estas amputaciones es la gangrena, que es resultado (a largo plazo) de los efectos de la hiperglucemia crónica.

Porque los pies apoyan el cuerpo y casi todas las demás actividades físicas, ellos merecen buen trato.  Cualquier infección, sea de hongo, bacteria o parásito, requiere de tratamiento médico oportuno y acertado.  El mal olor y la presencia de pus podrán indicar infección bacteriana.  El tipo de zapato y calcetín que uno utiliza también es un factor importante en el desarrollo de una infección o herida en cualquier parte de los pies.  En consulta con un endocrinólogo con experiencia en la DM y con un Educador en Diabetes Certificado, podrá aprender otras medidas útiles para el manejo de la glucosa en sangre...lo cual es crítico y básico en el tratamiento de cualquier tipo de DM o intolerancia a la glucosa.  Un cambio del medicamento utilizado o la adición de otro medicamento, por ejemplo, la insulina, podría facilitar el control de la glucosa sanguínea y regresar los niveles a los óptimos, permitiendo una curación más fácil y rápida.

Por todos los motivos mencionados, el cuidado de los pies y de las piernas tiene que ser esmerado; aun los callos y las cortadas o lesiones pequeñas podrán conducir a consecuenias serias.  Es recomendable evitar los baños calientes, el zapato ajustado o incómodo, el andar descalzo dentro o fuera de la casa y el corte redondo de las uñas (las uñas cuadradas no se entierran tan fácilmente).  Con las complicaciones de la DM (y una herida en el pie o pierna que dificilmente se cura es una complicación conocida y relativamente frecuente de la hiperglucemia crónica), no hay garantías...podría ser curable, podría ser que no.  ¡Lo único cierto es que es URGENTE atender las heridas y la presencia de mal olor o pus!

Es URGENTE llegar a controlar la glucosa sanguínea y mantenerla dentro de niveles normales o casi normales (para que se cure con más facilidad...si es aún posible que se cure).  Podría buscar la lista de médicos podiatras, médicos diabetólogos, médicos endocrinólogos, médicos quiropedistas, o médicos ortopedistas en el directorio telefónico.  De preferencia, alguien con experiencia en el tratamiento del "pie diabético" (pregunte cuando hable para sacar cita).  Será importante dar la historia de la herida, mencionar la presencia y duración de la DM, indicar cualquier medicamento o medicamentos utilizados para curar la herida y para controlar la glucosa en sangre, aclarar los niveles de control de glucemia manejados (y llevar el medidor de glucosa y los resultados de los meses anteriores a y durante la infección), y aprender a evitar este tipo de problema en el futuro.  Es URGENTE esto.  La atención del médico es imprescindible.

PREGUNTA:- Tengo unas heridas en el pie derecho y me salen ronchas y despues se transforma en ampollas y me quedan heridas.  Esas heridas no se me quitan con nada.  ¿La DM o la intolerancia a la glucosa tiene algo que ver en que las heridas del pie no me sanen?

RESPUESTA:- Cualquier herida o lesión o úlcera en los pies de una persona con DM es delicada y debe de tratarse inmediatamente.  Hay que solicitar atención médica para cualquier lesión en los pies de una persona con DM o intolerancia a la glucosa.  Revisar los pies diariamente para detectar úlceras, ampollas u otras heridas es el primer paso.  El frío, el calor y el exceso de humedad pueden conducir a infecciones, especialmente si los niveles de glucosa sanguínea (azúcar en la sangre) no están bien controlados.  La regla recomendada es que una persona con DM nunca camine descalza o con chancletas que no protejan bien los pies y que siempre use calcetines limpios y secos.  Lo principal y esencial es lograr evitar lo que se llama comúnmente "pie diabético."  Después de operado, el pie también requiere de atención médica, precisamente para que no se desarrollen las infecciones.  La mejor manera de asegurar la salud del pie y la curación de las heridas operadas de la persona con DM o intolerancia a la glucosa es a través de los antibióticos indicados por su médico y un óptimo control de la glucosa en sangre, manteniéndola entre 71-99 mg/dL.  Casi todas las complicaciones del pie "diabético" tienen su origen en la hiperglucemia y en un cuidado inadecuado del pie (falta de limpieza, falta de atención a pequeñas heridas, cortadas incorrectas de las uñas, quemadas, etc.).  Su médico y Educador en Diabetes Certificado le podrán informar y asesorar para controlar la glucosa en sangre y así prevenir las serias complicaciones del "pie diabético."

Una revisión detallada de los pies debe formar parte de cada consulta con el médico y con el Educador en Diabetes Certificado.  El cuidado de los pies es un aspecto fundamental del tratamiento y autotratamiento de la DM.  La finalidad del cuidado del pie en la DM es prevenir los daños, las lesiones y las úlceras en los pies, porque aquéllos pueden conllevar la posibilidad de la amputación.  La DM (es decir, la producción insuficiente de insulina en el cuerpo) mal controlada produce la hiperglucemia crónica y es ésta que es la verdadera causa de la gravedad de las heridas y sus consecuencias potencialmente graves.

La hiperglucemia crónica contribuye a la neuropatía diabética, a trastornos de la circulación sanguínea de los vasos grandes y pequeños (la angiopatía), a la infección (por bacterias y hongos) del pie y a una resistencia local a los efectos positivos de los antibióticos utilizados en el tratamiento de la infección.  Los pies, tal vez por ser la parte de la anatomía humana más lejana del corazón, con cierta facilidad tienden a indicar problemas con el descontrol crónico de glucosa sanguínea.  Sin tratamiento oportuno y adecuado, esos problemas (heridas, infecciones de bacteria y hongo como el pie de atleta, cortadas) podrán llegar a ser no tratables sino por medidas drásticas (por ejemplo, la cirugía, la amputación, el oxígeno hiperbárico, fuertes antibióticos sistémicos).  Por eso, los pies de toda persona con DM deberán examinarse muy bien en cada visita con el médico, enfermera y Educador en Diabetes Certificado.  La DM no controlada es responsable de casi 50% de todas las amputaciones de pie o de pierna (excluyendo las amputaciones traumáticas como, por ejemplo, las que resultan de los accidentes automovilísticos).  La causa directa de estas amputaciones es la gangrena, que es resultado (a largo plazo) de los efectos de la hiperglucemia crónica.

Porque los pies apoyan el cuerpo y casi todas las demás actividades físicas, ellos merecen buen trato.  Cualquier infección, sea de hongo, bacteria o parásito, requiere de tratamiento médico oportuno y acertado.  El mal olor y la presencia de pus podrán indicar infección bacteriana.  El tipo de zapato y calcetín que uno utiliza también es un factor importante en el desarrollo de una infección o herida en cualquier parte de los pies.  En consulta con un endocrinólogo con experiencia en la DM y con un Educador en Diabetes Certificado, podrá aprender otras medidas útiles para el manejo de la glucosa en sangre...lo cual es crítico y básico en el tratamiento de cualquier tipo de DM o intolerancia a la glucosa.  Un cambio del medicamento utilizado o la adición de otro medicamento, por ejemplo, la insulina, podría facilitar el control de la glucosa sanguínea y regresar los niveles a los óptimos, permitiendo una curación más fácil y rápida.

Por todos los motivos mencionados, el cuidado de los pies y de las piernas tiene que ser esmerado; aun los callos y las cortadas o lesiones pequeñas podrán conducir a consecuenias serias.  Es recomendable evitar los baños calientes, el zapato ajustado o incómodo, el andar descalzo dentro o fuera de la casa y el corte redondo de las uñas (las uñas cuadradas no se entierran tan fácilmente).  Con las complicaciones de la DM (y una herida en el pie o pierna que dificilmente se cura es una complicación conocida y relativamente frecuente de la hiperglucemia crónica), no hay garantías...podría ser curable, podría ser que no.  ¡Lo único cierto es que es URGENTE atender las heridas y la presencia de mal olor o pus!

La hiperglucemia sí afecta la curación de infección.  Las bacterias y los hongos, los agentes infecciosos, requieren de glucosa para sobrevivir.  Si los niveles de glucosa sanguínea están elevados, las bacterias tienen mucha glucosa que comer, asegurando su reproducción rápida.  La hiperglucemia también puede lentificar la circulación sanguínea de los antibióticos orales utilizados.

Es URGENTE llegar a controlar la glucosa sanguínea y mantenerla dentro de niveles normales o casi normales (para que se cure con más facilidad...si es aún posible que se cure).  Podría buscar la lista de médicos podiatras, médicos diabetólogos, médicos endocrinólogos, médicos quiropedistas, o médicos ortopedistas en el directorio telefónico.  De preferencia, alguien con experiencia en el tratamiento del "pie diabético" (pregunte cuando hable para sacar cita).  Será importante dar la historia de la herida, mencionar la presencia y duración de la DM, indicar cualquier medicamento o medicamentos utilizados para curar la herida y para controlar la glucosa en sangre, aclarar los niveles de control de glucemia manejados (y llevar el medidor de glucosa y los resultados de los meses anteriores a y durante la infección), y aprender a evitar este tipo de problema en el futuro.  Es URGENTE esto.  La atención del médico es imprescindible.

PREGUNTA:- Mi esposo tiene DM2 y se deprime porque dice que se va a morir y que a lo que mas le tenia miedo era tener esa enfermedad y le paso.  También le preocupa morir antes de que nuestros hijos tengan por lo menos una vida de adolecentes.  El se preocupa mucho.  Tiene el vetiligo y se estresa mucho y eso le ocasiona que su glucosa le suba.  Ha tenido hasta 350 mg/dL.  ¿Cómo puedo hacer para ayudarle, aparte de que le tengo la dieta que debe comer?

RESPUESTA:- El nivel de glucosa en la sangre siempre es resultado de 4 factores:  la alimentación, el medicamento (insulina u otro medicamento que regula la cantidad de insulina), la actividad física, y la educación en la diabetes.  Nadie se siente "bien" cuando su nivel de glucosa sanguínea está en 350 mg/dL, pero el estrés no es la causa principal de que la glucosa sanguínea esté en 350 mg/dL, a pesar del mito duradero de que el estrés sí tiene la culpa de los altos niveles de glucosa.  Es mucho más probable que la alimentación determina el nivel de glucosa sanguínea.  La depresión acompaña la DM con mucha frecuencia.  Al colaborar con el endocrinólogo y con el Educador en Diabetes Certificado, la persona con DM puede aprender a tomar el control de la condición.  Adecuadamente controlada la hiperglucemia crónica (altos niveles de glucosa en la sangre), el riesgo de muerte no es diferente al de los que no tienen DM.  Pero, la hiperglucemia crónica inadecuadamente controlada aumenta el riesgo de serias complicaciones y de muerte por esas complicaciones.  Cada factor mencionado (alimentos, medicamentos en algunos casos, ejercicio y educación diabetológica) es crítico en el buen control de la glucosa.  Hay asociaciones (Asociación Mexicana de DM en la Ciudad de México, la Federación Mexicana de Diabetes), revistas, sitios de internet e individuos capacitados para enseñar y aumentar el conocimiento del manejo de estos factores.  Sin embargo, la DM es una condición principalmente de automanejo, lo cual quiere decir que es la persona con DM que finalmente decide qué come, si se mueve físicamente, si toma correctamente los medicamentos indicados, si monitorea su glucosa en sangre y aprende los pasos necesarios para controlar la hiperglucemia.  Es un proceso no siempre fácil, pero sí factible.  El apoyo de la familia favorece una toma de decisión racional de parte de la persona con DM.  El apoyo familiar puede influir mucho, aunque finalmente la persona con DM es la única persona que puede tratar su DM a través de la regulación de los niveles de glucosa.

El vetiligo/vitiligo (leucoderma) es una condición dermatológica, probablemente genética, causada por un ataque del propio sistema inmune sobre las células de la piel que producen el pigmento (la melanina).  Hay varias formas de tratamiento (médicas, quirúgicas, experimentales), aunque en muchos casos el tratamiento no es necesario.  Se presentan las opciones de tratamiento (en inglés) en la página www.mayoclinic.com/health/vitiligo/DS00586/DSECTION=6.

PREGUNTA:- ¿Cuáles son los valores de referencia que se manejan en la curva de tolerancia a la glucosa, a 1, 2 y 3 horas de la administración de los 100 gramos de glucosa anhidra?

RESPUESTA:- En cualquier momento, con o sin una carga oral de 50, 75 ó 100 gramos de glucosa anhidra en agua, un valor glucémico de 200 mg/dL ó más indica la posible presencia de DM.  Un valor glucémico en ayunas de 8 - 12 horas, de 126 mg/dL ó más indica la posible presencia de DM.  Si un valor anormalmente alto se encuentra, para hacer el diagnóstico definitivo, hay que encontrar otro valor anormalmente elevado en otro día.  Se requieren de DOS valores anormales para diagnosticar la DM.

Porque el diagnóstico de DM requiere de DOS valores anormales, hay que confirmar la posible presencia de DM en otro día.  Hay varias maneras de hacer esta confirmación (un valor en ayunas de 126 mg/dL ó más, un valor casual en cualquier momento de 200 mg/dL ó más, y las presencia de síntomas característicos de la DM, por ejemplo).  La curva de glucosa (de 1, 2, 3 horas) se realiza principalmente cuando una carga oral de glucosa (50 ó 75 gramos en agua) produce un valor de 140 mg/dL ó más a una hora de la carga oral.  Si se presenta un valor de 140 mg/dL a una hora, típicamente hacen la prueba oral de tolerancia a la glucosa con 100 mg/dL de glucosa anhidra en agua y miden los valores glucémicos en ayunas, a 1 hora, a 2 horas, y a 3 horas.  Esta curva de tolerancia se utiliza frecuentemente entre las mujeres embarazadas, sea al inicio del embarazo si tienen factores de riesgo, o entre las semanas 24 - 28 siempre y cuando una carga oral inicial de 50 gramos de glucosa anhidra ya haya producido un resultado de más de 140 mg/dL a una hora de su carga oral.  Hay dos juegos de valores utilizados para evaluar los resultados, uno más conservador que el otro.  DOS de las 4 medidas (antes y/o después de la carga oral con 100 gramos de glucosa anhidra) tienen que estar anormales para permitir el diagnóstico de DM gestacional.  Los valores más conservadores o más estrictos son:  en ayunas, 95 mg/dL, a una hora 180 mg/dL, a 2 horas 155 mg/dL, a 3 horas 140 mg/dL.  Si dos resultados son superiores a estos valores, es indicación de DM gestacional.  Aunque son valores conservadores, aproximadamente el 20% de las mujeres con DM gestacional no se diagnostican con estos valores; es decir, estos valores permiten el diagnóstico de solamente 80% de las mujeres que sí tienen DM gestacional.  Hay otra presentación de estos valores y los criterios empleados en www.continents.com.

PREGUNTA:- Quisiera saber el motivo por el cual pegan las convulsiones cuando uno tiene hipoglucemia severa.

RESPUESTA:- Las convulsiones son manifestaciones de funcionamiento neurológico perturbado.  Las convulsiones que pueden llegar por una hiperglucemia severa o hipoglucemia severa se presentan por la descompensación de los niveles de glucosa.  Esta descompensación afecta al cerebro, que no recibe suficiente glucosa para poder funcionar bien.  En el caso de la hiperglucemia (más de 400 mg/dL), hay un exceso de glucosa, pero un déficit de insulina y por lo tanto la glucosa no se utiliza correctamente por el cerebro o no está disponible para su uso.  Por lo tanto, las conexiones bioquímicas no funcionan correctamente y el cerebro no puede procesar normalmente los mensajes que recibe de otras partes del cuerpo.

En el caso de la hipoglucemia severa, no hay suficiente glucosa para permitir el funcionamiento cerebral normal.  Las convulsiones se pueden ver como signos que el cerebro emite para informar a la persona afectada que falta glucosa en un grado serio.  Pero la realidad es mucho más complicada y difícil de entender.  Las convulsiones son serias manifestaciones de que algo está mal, y su causa u origen no siempre es fácil de diagnosticar.  Hay otras causas de convulsiones, no relacionadas a la hiperglucemia ni la hipoglucemia.  Por ejemplo, otras descompensaciones metabólicas, fiebre, ciertos medicamentos y drogas, algunas enfermedades y condiciones neurológicas.  Su médico es quien está capacitado para responder a este problema serio, sea causado por hipoglucemia, hiperglucemia o un factor desconocido; es esencial consultarlo en caso de convulsiones.

PREGUNTA:- ¿Qué pasa si yo a veces me aplico la insulina (porque tomo un refresco) y a veces no?  Estoy desesperada porque sí me aplico la insulina y trato de no comer harinas y azúcar pero sigo teniendo las mismos niveles de de glucosa en 499 mg/dL y de triglicéridos en 4889 mg/dL.  Aun estando hospitalizada, no me bajaron la glucosa ni con insulina rápida en vena, junto con insulina intermedia.  No me explicaron por qué.

RESPUESTA:- Su médico y Educador en Diabetes Certificado son quienes están capacitados para ayudarle a estabilizar la glucosa en sangre.  Un endocrinólogo, con especialidad en la diabetes, puede estar más familiarizado con el problema que usted reporta.  A veces, el cuerpo se pone resistente a la insulina, aun en dosis grandes.  Hay manera de tratar esta resistencia a la insulina con insulina más concentrada (U-500) que la comúnmente utilizada (U-100), pero es su médico que hará el diagnóstico e indicará el tratamiento idóneo.  De lado de la comida, es útil recordar que los CHO (que incluyen los azúcares, los almidones, los refrescos azucarados) ejercen un fuerte efecto sobre los niveles de glucosa en sangre y sobre los triglicéridos, también, elevándo los dos.  Sin embargo, los CHO vienen en muchas formas, aparte de los refrescos azucarados y las harinas.  Por ejemplo, el arroz, el pan, la fruta, la tortilla, la pasta, el piloncillo, la miel, la avena, y muchos alimentos adicionales son también CHO y provocan la hiperglucemia fácilmente si la porción o cantidad de ellos no es la correcta.  Hay una lista relativamente completa de los CHO en www.continents.com.  Los CHO, el alcohol, y la falta de actividad física tienden a subir los triglicéridos.  En consulta con su endocrinólogo y con el nutriólogo o la nutrióloga y el Educador en Diabetes Certificado, podrá aprender a entender la respuesta de su cuerpo a estos productos como primer paso para el control de la glucosa en sangre y de los triglicéridos.

PREGUNTA:- Al tener uno el azúcar en nivel alto, por cierto tiempo la visión es borrosa.  Pero si se controla la glucosa sanguínea ¿regresa la visión normal?

RESPUESTA:- Temprano en la condición de la DM, la visión sí podrá regresar a lo normal cuando la hiperglucemia crónica se trata oportunamente y se controla.  Aun este tipo de sube y baja de glucemia (de hiperglucemia a normoglucemia y otra vez a hiperglucemia) puede provocar lo que se llama la retinopatía no proliférica (no prolifera, pero sí es retinopatía y por lo tanto anormal y potencialmente dañina).  Algunos clínicos sugieren que es posible es la variación fuerte diaria (subidas y bajadas de 100 mg/dL ó más) es dañina en sí, y no solamente para los ojos.  Pero hay controversia en este asunto.  Después de una duración mediana o larga (por ejemplo, 2 - 5 años, dependiendo de la edad de la persona y su genética) de hiperglucemia crónica, puede empezar los daños irreversibles (la retinopatía proliférica).  Cualquier tipo de retinopatía debe tratarse y prevenirse, ya que los ojos son sensibles a niveles elevados de glucosa en la sangre.  En un estudio científico (Ito, 2000), el daño físico de los ojos empezaba con niveles de glucosa sanguínea de 126 mg/dL ó más, así que es importante definir la hiperglucemia correctamente.  La retinopatía proliferativa sucede en aproximadamente el 25% de los con DM1, y el 20-30% de los con DM2, después de aproximadamente 15 años de tener la DM, y es una causa principal de ceguera.  Aunque la prevención de problemas oculares es más eficiente que su tratamiento, cualquier tratamiento es más eficaz cuando el daño es mínimo o recién empezado; por eso, un examen (con dilatación de los ojos) minucioso hecho por un oftalmólogo capacitado y conocedor de los cambios provocados por la hiperglucemia, es esencial.  Tal examen debe realizarse anualmente o cada 6 meses si ya se ha presentado daño retinal.

A veces, cuando se mejora un control inadecuado de los niveles de glucosa sanguínea, hay un empeoramiento temporal de la vista.  Por eso, un mejoramiento relativamente lento en el control de la glucosa sanguínea podría evitar este empeoramiento temporal.

PREGUNTA:- ¿Cuáles son los límites normales de azúcar en la sangre?

RESPUESTA:- Los límites normales de glucosa sanguínea no son tan precisos o exactos como quisiéramos, pero en general de 71 - 99 mg/dL se considera un rango normal de glucosa en la sangre en una persona que no tiene DM.  Si el nivel es más bajo, hay que medir la glucemia, para saber el valor aproximado de hipoglucemia.  La presencia, las causas y el tratamiento de hipoglucemia en en el caso de los que no tienen DM son muy otras cosas que para los que tienen DM y la tratan con insulina o con otro(s) medicamento(s).  Entre las personas sin DM, la hipoglucemia es infrecuente.  El tratamiento, si la persona tiene DM ó no, debe iniciarse con una medición de la glucosa en sangre con un medidor casero de glucosa.  Si el medidor confirma la presencia de hipoglucemia (menos de aproximadamente 60 mg/dL), el próximo paso del tratamiento es una dosis de 15 - 30 gramos de CHO (glucosa u otro azúcar, de preferencia), vía oral.  Un yoghurt light bebible, por ejemplo, contiene 16 gramos de CHO.  El tratamiento debe ser seguido, en 10 - 20 minutos, de otra medición de la glucosa sanguínea para comprobar el efecto del tratamiento con el CHO.  Es importante no tratar los SINTOMAS de hipoglucemia, sino la HIPOGLUCEMIA en sí.  Los síntomas pueden durar otros 30 - 45 minutos después de que la glucemia sea normalizada, y, si uno tiene DM, la ingesta de más CHO puede provocar la hiperglucemia más tarde.  La página www.continents.com presenta más información sobre la hipoglucemia y su tratamiento.  La página www.continents.com ofrece un cuestionario sobre la hipoglucemia, para ampliar su nivel de conocimiento y competencia en el manejo de la misma.

PREGUNTA:- En caso de tener la azúcar baja ¿qué alimentos elevan el nivel de azúcar?  ¿Cuáles lo bajan?

RESPUESTA:- Los límites normales de glucosa sanguínea no son tan precisos o exactos como quisiéramos, pero en general de 71 - 99 mg/dL se considera un rango normal de glucosa en la sangre en una persona que no tiene DM.  Si el nivel es más bajo, hay que medir la glucemia, para saber el valor aproximado de hipoglucemia.  La presencia, las causas y el tratamiento de hipoglucemia en en el caso de los que no tienen DM son muy otras cosas que para los que tienen DM y la tratan con insulina o con otro(s) medicamento(s).  Entre las personas sin DM, la hipoglucemia es infrecuente.  El tratamiento, si la persona tiene DM ó no, debe iniciarse con una medición de la glucosa en sangre con un medidor casero de glucosa.  Si el medidor confirma la presencia de hipoglucemia (menos de aproximadamente 60 mg/dL), el próximo paso del tratamiento es una dosis de 15 - 30 gramos de CHO (glucosa u otro azúcar, de preferencia), vía oral.  Un yoghurt light bebible, por ejemplo, contiene 16 gramos de CHO.  El tratamiento debe ser seguido, en 10 - 20 minutos, de otra medición de la glucosa sanguínea para comprobar el efecto del tratamiento con el CHO.  Es importante no tratar los SINTOMAS de hipoglucemia, sino la HIPOGLUCEMIA en sí.  Los síntomas pueden durar otros 30 - 45 minutos después de que la glucemia sea normalizada, y, si uno tiene DM, la ingesta de más CHO puede provocar la hiperglucemia más tarde.

No hay alimentos que bajen la glucosa sanguínea.  Alimentos sin calorías algunas (el agua, por ejemplo) no la sube, pero tampoco la baja.  La página www.continents.com presenta más información sobre la hipoglucemia y su tratamiento.  La página www.continents.com ofrece un cuestionario sobre la hipoglucemia, para ampliar su nivel de conocimiento y competencia en el manejo de la misma.

PREGUNTA:- ¿Qué es la diabetes tipo MODY?   ¿Qué diferencia tiene con la DM tipos 1 y 2?

RESPUESTA:- El MODY ("Maturity Onset Diabetes in the Young" en inglés) ó DM del adulto de comienzo infantil, es un grupo de trastornos genéticos que causan la hiperglucemia.  Hasta la fecha, se han descrito 6 formas diferentes del síndrome MODY.  Es parecido a la DM2 pero es una forma más hereditaria de la DM1.  Se ve escasa insulinoresistencia a pesar de alteración por defectos genéticos en la función de las células Beta; a veces, al diagnóstico el MODY no requiere insulinización inmediata. Siempre se presenta en edades inferiores a los 25 años, sin obesidad y con un patrón de herencia autosómica dominante.  Para una buena exposición (del 2001) de 5 tipos del MODY, ver www.svnp.es/Documen/hiperglucemia.htm, aunque algunos datos presentados son obsoletos (los criterios diagnósticos de DM, por ejemplo).

PREGUNTA:- Me gustaría saber en cuál lugar el precio de la insulina Lantus/glargina es más bajo.  Me cuesta alrededor de $600 (México, Distrito Federal, abril 2007).

RESPUESTA:- En las farmacias de las tiendas del ISSSTE, el precio de los cartuchos de Lantus/glargina es comparativamente menos caro.  Los farmaceúticos se la piden de su distribuidor si no la tienen en existencia.  Los cartuchos (3 militiros cada uno) ofrecen más seguridad, porque se acaban más rápido y por lo tanto la insulina no se echa a perder, como a veces puede pasar con el frasco de 10 ml.  El frasco o cartucho de Lantus/glargina debe usarse sólo durante un máximo de 28 - 30 días.

PREGUNTA:- Tengo DM2.  Tuve una balanitis (inflamación de la mucosa del bálano, que es la parte extrema del pene) por candidíasis.  Posteriormente de curar, se presentaron verrugas de VPH (virus de papiloma humano).  Ni mi esposa ni yo tenemos relaciones extramaritales.  ¿Es probable un tiempo asintomático de VPH tan prolongado (17 años)?  Jamás habíamos presentado ningún tipo de problemas genitales.  La candidíasis se me presentó en una desestabilización de mi glucemia, la cual llegó hasta valores de 380 mg/dL.

RESPUESTA:- Hay varios virus de papiloma humano (VPH).  Pertenecen a la familia Papovaviridae.  Más de 100 tipos diferentes de VPH han sido identificados; en la actualidad se han detectado más de 70 genotipos del virus.  Un tercio de éstos se transmiten mediante el contacto sexual y se localizan sólo en los tejidos genitales masculinos y femeninos.  Los VPH de bajo riesgo frecuentemente causan verrugas genitales.  El papilovirus es un grupo viral que infecta de manera primaria a células epiteliales humanas, tanto las de los hombres como las de las mujeres.  [El epitelio se refiere al tejido de revestimiento que se encuentra en todas las superficies corporales libres, tanto exteriores (epidermis) como interiores (mucosas y endotelio)].

El VPH es causa de los papilomas, proliferaciones planas llamadas con frecuencia "verrugas."  Algunas verrugas se desarrollan en manos y pies.  Son diferentes de las que aparecen en la región anal o genital.  Éstas frecuentemente son verrugas acuminata, que se deben distinguir de verrugas de VPH.  Éstas últimas se trasmiten frecuentemente a través de las relaciones sexuales y pueden infectar a una persona sin originar verrugas visibles o síntomas evidentes.  Los VPH se encuentran asociados con cáncer de conjuntiva, ano, vagina y pene e inclusive se han localizado en el tejido ubicado debajo de las uñas.  Sin embargo, no siempre resultan en un cáncer.  En la mayoría de las mujeres, las defensas del cuerpo son suficientes para eliminar el VPH.  El tema de VPH debe interesar a las mujeres y también a los hombres, porque se puede transmitir entre los dos sexos.  Las personas portadoras del virus lo serán para toda la vida.  Ellas se encuentran involucradas con este virus que produce al año 250 mil decesos por estar asociado con el cáncer cervicouterino (CaCU).  La presencia del ADN (materia cromosomal) de VPH en el pene del varón incrementa 5 veces el riesgo de contagiar a la pareja.  La probabilidad de padecer cáncer entre mujeres monogámicas se incrementa 9 veces más cuando existen indicios de VPH en su esposo.

Una investigación que involucró a 1,900 parejas de España, Brasil, Colombia, Tailandia y Filipinas, muestra que los varones circuncidados o circuncisos tienen 3 veces menor riesgo de infectarse con VPH, a comparación con los no circuncisos.  Las 3 vías de contagio más conocidas son trasmisión vertical madre - hijo, cuando la madre gestante portadora del virus se lo trasmite al feto o al recién nacido durante el momento del parto; por medio de relaciones sexuales, incluso el sexo oral; y, por contacto con utensilios de baño húmedos, utilizados recientemente por el portador.  Se ha calculado que entre el contagio y la aparición de alguna lesión puede existir un período que oscila entre 3 meses y 16 años.  Debido a que no se cuenta con un tratamiento para tratar la infección por VPH, la prevención resulta esencial, siendo la parte educativa el instrumento ideal para realizarla.  Gran parte de la prevención de las enfermedades de transmisión sexual se hace con base en que la gente conozca que existen, cómo se manifiestan, cómo protegerse de ellas y sepan buscar ayuda cuando la necesiten.

Infección asintomática con el HPV es común.  Nuevas técnicas para la detección de casos predominantemente asintomáticos de HPV ayudan a identificar un número más grande de estos casos que hace 17 años.

No se sabe si la hiperglucemia crónica tenga que ver con la aparición de verrguas de PVH.  Se sabe que la hiperglucemia es un factor principal en la presencia de cándida albicans en las mujeres con DM2 y las mujeres que la presentan deben someterse a una prueba de glucosa sanguínea para excluir la posibilidad de la DM.

PREGUNTA:- Ya que no es glucosa ¿la fructosa sirve para las personas con DM?

RESPUESTA:- La fructosa no es glucosa, pero sí es un azúcar que se digiere más lento que la glucosa.  Siendo una forma sencilla azúcar, contiene calorías y elevará la glucosa en sangre, aunque más lentamente que la glucosa.  La sucrosa, el azúcar de la mesa, es una combinación de fructosa y glucosa.  La fructosa (también llamada "levulosa") es un azúcar simple (un monosacárido) que es uno de los 3 azúcares simples importantes (fructosa, glucosa, galactosa).  Se encuentra en varios alimentos, frecuentemente en combinación con la sucrosa y la glucosa:  miel, fruta y algunas verduras como el betabel, los camotes, la cebolla.  Se encuentra en casi todos los refrescos no dietéticos.  La fructosa es uno de los monosacáridos más abundantes en la alimentación.

La sacarosa es un compuesto que es dividido por la sacarasa (una enzima) en el intestino; la sacarosa está formada parcialmente de fructosa y parcialmente de glucosa.  La fructosa se produce de la degradación de la sucrosa (azúcar de mesa o azúcar de caña), que es digerido por las enzimas digestivas.  La fructosa es el azúcar natural más dulce, siendo aproximadamente 2 veces más dulce que la sucrosa.  La fructosa también se puede encontrar en estado libre.  Este azúcar se encuentra en frutas y verduras; la miel contiene grandes cantidades de fructosa, ya que cerca de un 40% de su composición seca es fructosa.

La fructosa frecuentemente se recomienda para las personas con DM, porque tiene un Indice Glucémico bajo (de 23) en comparación con de de la sucrosa (de 61 - 110).  Pero esta ventaja glucémica está moderada por la posibilidad de que la fructosa ejerza un efecto adverso sobre los niveles de lípidos sanguíneos y de ácido úrico.  Altos niveles de fructosa en la sangre pueden dañar las proteínas.  La adición o glicación espontánea de móleculas de fructosa o glucosa a las proteínas, un proceso irreversible también conocido como la glucosilación (la hemoglobina glucosilada, ó A1c, por ejemplo), es causa significante de daño físico en las personas con DM.  El Indice Glucémico bajo se debe a que la degradación de la fructosa sigue una vía metabólica única y larga, la cual acarrea múltiples pasos.  Debido a las necesarias transformaciones químicas metabólicas, la fructosa presenta una velocidad de absorción 40% inferior a la de la glucosa, aunque finalmente la fructosa se incorpora a la metabolización de la glucosa, que es más rápida.  Por eso también, la fructosa no sirve para tratar la hipoglucemia.  La fructosa depende de la glucosa para ser transportada en el torrente sanguíneo vía los transportadores de glucosa.  La absorción de fructosa sin la presencia de glucosa es baja; el exceso de fructosa es llevado al intestino inferior donde nutre los microbios presentes, cuyo subproducto es la flatulencia.  También puede causar la retención de agua en el intestino.  Estos dos efectos pueden ocasionar gas intestinal, flatulencia excesiva, heces blandas o diarrea, según la cantidad de fructosa ingerida.

Todas las células del cuerpo pueden metabolizar la glucosa, pero la fructosa tiene que metabolizarse en el hígado.  Algunos tejidos pueden utilizar la fructosa directamente, notablemente las células del intestino y las células espermatozoides (para las cuales la fructosa es fuente principal de energía).  Químicamente, la fructosa quelata ciertos minerales presentes en la sangre, especialmente los micronutrientes tales como el cobre, el cromio y el cinc.  Debido a que estos solutos están presentes de por sí en cantidades muy pequeñas, la quelatación de una cantidad aun pequeña de ellos puede contribuir a su deficiencia, a un impedimento del sistema inmunológico y hasta a una resistencia a la insulina, la cual es un componente de la DM2.  En los experimentos con animales, el consumo de la fructosa parece favorecer el desarrollo de la obesidad, de niveles elevados de colesterol LDL y de triglicéridos, y finalmente del Síndrome Metabólico o Síndrome X.  Algunos experimentos con sujetos humanos no demostraron la misma relación entre la obesidad y el consumo de la fructosa.  Aun así, algunos estudios recientes demuestran una relación clara entre el consumo de la fructosa (en los refrescos azucarados, por ejemplo) y la obesidad, sobretodo la obesidad central, la cual se considera la obesidad más peligrosa.  La fructosa se utiliza como sustituto de la sucrosa porque es menos cara y porque tiene poco efecto inmediato sobre los niveles medidos de glucosa sanguínea.  La mayoría de los carbohidratos (CHO) tienen la misma cantidad de calorías, pero la fructosa sabe más dulce.  Por eso, la industria alimenticia puede economizar porque tiene que utilizar menos fructosa para proporcionar la misma cantidad de dulzura.  La fructosa presente en las frutas, sus jugos y la miel es el elemento responsable de la dulzura aumentada de estas fuentes naturales de azúcar.

PREGUNTA:- LLevo pocos meses inyectándome insulina.  Sin embargo el azúcar no me baja y en una ocasión me subió a hasta 390 mg/dL.  ¿Será que no me está
funcionando?

RESPUESTA:- MUY pero MUY raras veces la insulina no funciona.  Si está caducada, tal vez no funcione, pero es más probable que su alimentación (y actividad física) no es adecuada para el control de la glucosa con insulina.  En consulta con el endocrinólogo o el Educador en Diabetes Certificado, podrá aprender maneras de bajar la glucosa en sangre a niveles normales (71-99 mg/dL).  El cuerpo no funciona bien con niveles de 150, 180, 200, 250, 290, 350, 390 mg/dL.  Por eso es urgente que los aprenda a bajar.  El hecho de utilizar la insulina en el tratamiento de la DM no quiere decir que uno pueda comer los CHO que sean ni en las cantidades que quiera.  La dosis correcta de insulina es esencial para que tenga el efecto deseado (de bajar los niveles de glucosa sanguínea a los normales).  Una enfermedad o infección también puede causar niveles altos de glucemia.

PREGUNTA:- He tenido dolores intensos desde la parte superior de la espalda hasta arriba de los glúteos.  Es un dolor intenso que en ocasiones no me deja ni moverme.  Tengo DM2 desde hace ya muchos años pero no sé si pueda ser una calcificación.  LLevo varios días con estos dolores.

RESPUESTA:- En cuanto a los dolores fuertes, no hay tratamiento racional sin diagnóstico.  Su médico es el indicado para hacer el diagnóstico.  El o ella la revisará para determinar la causa de los dolores.  Será importante saber el valor de su hemoglobina glucosilada (A1c) porque indica el control de la glucosa en sangre a través de los últimos 2 - 3 meses.  En la persona con DM, los niveles altos crónicos de hiperglucemia contribuyen al desarrollo de la neuropatía.  Los dolores podrían relacionarse con la neuropatía.  Su médico le ayuda a diagnosticar la causa de estos dolores.

PREGUNTA:- ¿Cuáles son las diferencias entre la DM1 y la DM2?  Quisiera saber cómo podría diferenciar en un paciente de 24 años de edad que presenta control de la glucemia alrededor de 300mg/dL.  ¿Qué métodos de diagnóstico debería solicitar para diferenciar en este paciente una DM1 ó DM2?

RESPUESTA:- La DM1 se caracteriza así:

  • Edad menos de 30 años de edad [hay excepciones]
  • Peso corporal disminuído o disminuyéndose recientemente [hay excepciones])
  • Repentina presentación de síntomas (poliuria, polidipsia, pérdida de peso, polifagia) [hay excepciones]
  • Presencia de cetonas [hay excepciones]
  • Medición de péptido C (en ayunas, un nivel de > 1 ng/dL en alguien que ha tenido DM desde hace 1 - 2 años o más, sugiere la presencia de DM2, es decir, alguna función residual de las células beta)
  • Autoanticuerpos a las células de los Islotes de Langerhans (ICA) están presentes en las tempranas etapas de DM1, pero no en DM2; medición de estos
  • Autoanticuerpos (y de los contra la GAD65, IA-2) podrá ayudar en la diferenciación de DM1 de DM2; para la mayoría de estos autoanticuerpos, sus niveles bajan después de 6 meses después del diagnóstico
En fin, muchos factores ayudan a determinar cuál de los múltiples tipos de DM se presenta.  En fin, también, el tratamiento (la provisión de suficiente insulina para prevenir cetosis, hiperglucemia y muerte) es casi idéntico, aunque inicialmente se logra por medios diferentes en los dos tipos principales de la DM.

PREGUNTA:- Tengo DM y quisiera saber por qué me duele tanto mi pie izquierdo.  ¿Es por la DM?

RESPUESTA:- Es imposible contestar bien y plenamente su pregunta sin examinar los pies.  Se necesita saber cuál es el nivel de glucosa sanguínea que maneja todos los días, por cuánto tiempo ha tenido la DM, si es DM1 ó DM2, qué tipo de zapatos utiliza, su edad, su último valor de hemoglobina glucosilada (A1c), cuáles tratamientos ha tenido...en fin, mil cosas que son importantes y que se pueden revisar en una consulta, pero no por internet.  Es posible que el control de la glucosa dentro de un rango más o menos normal reduzca el dolor...pero sin mayor investigación de los datos, no es posible garantizar este resultado del óptimo tratamiento de la condición.

PREGUNTA:- Tengo 6 años con DM2.  Me interesa muchísimo la onda de la investigación.  ¿Qué ha pasado con la investigación acerca del monstruo de Gila?

RESPUESTA:- La utilidad de la proteína descubierta en la saliva del monstruo de Gila para uso en el tratamiento de la DM ya está comprobada.  No es más investigación sino producto de utilidad en algunos casos de la DM2.  La revista Diabetes Hoy, de la Federación Mexicana de Diabetes (teléfono: (55) 5511 4200, México, D. F.), publicó un artículo recientemente que trata el asunto más a fondo...con la Federación podrás conseguir una copia.  Adicionalmente, se encuentra un breve resumen de exenatida (la proteína) que se inyecta hasta dos veces al día para ayudar en el control de la glucosa en la DM2 al www.continents.com.

PREGUNTA:- Me hicieron recientemente la curva de tolerancia oral a la glucosa porque posiblemente padezco hiperinsulinismo.  Los resultados fueron glucemia en ayunas de 8 horas:  97 mg/dL, a una hora:  77 mg/dL, y a las 2 horas:  81 mg/dL.  ¿Estos resultados son normales?  ¿Por qué aumentó en la segunda hora postprandial?

RESPUESTA:- Todos los resultados son normales.  Se aumentó a las 2 horas posiblemente por la presencia de menos insulina activa.  El páncreas suelta bastante insulina para responder a la Glucola (glucosa anhidra en agua) al inicio del proceso de evaluar la respuesta pancreática a la glucosa.  La insulina suelta funcionó bien (77 mg/dL) y a 2 horas había menos necesidad de tanta insulina por lo que la glucosa sanguínea subió a 81 mg/dL.  Recuerde que 4 mg/dL no representa una diferencia significante, así que prácticamente se quedó en el mismo nivel normal (77 + 81 / 2 = 79 mg/dL).  No hubo indicación positiva de la presencia de hiperinsulinemia, sino de insulinemia normal.  El hígado también proporciona glucosa y su contribución puede haberlo causado subir ligeramente.

PREGUNTA:- En esta semana fue difícil el control de glucosa de mi hija de 10 años.  Tuvimos que aumentarle la basal (insulina glargina/Lantus) ya que su apetito está ilimitado.  ¿Sería la bomba de insulina una mejor opción de tratamiento de la DM1?

RESPUESTA:- La Lantus no fue diseñado y no funciona para el control de la hiperglucemia prandial.  Cualquier insulina, en cantidad excesiva, produce hambre.  El
apetito ilimitado se combina bien con un plan de alimentación principalmente (no exclusivamente) protéica y de grasas, verduras, ensaladas, sopas aguadas
sin zanahoria, papas, elotes, pastas.  Más bien, la Lantus es para controlar la glucemia en ayunas (de aproximadamente 10 p.m. a 6 a.m.).  En segundo lugar, en los con DM1, sirve para prevenir la formación de cetonas.

La bomba de insulina es útil para personas con hiperglucemia frecuente, crónica o aparentemente incontrolable, y representa una buena opción para la normalización de glucosa sanguínea.

PREGUNTA:- ¿Debo inyectar el glucagon cuando mi hijo tenga hipoglucemia?

RESPUESTA:- El uso del glucagon se prevé en casos de inconciencia o cuando la persona con hipoglucemia no puede tomar nada calórico por via oral.  Es, por mucho, recomendable evitar la necesidad de su uso, lo cual se logra con una alimentación adecuada y dosis de insulinas no excesivas.

PREGUNTA:- Tengo 7 años que me detectaron la DM2.  Presento dolores en las conyunturas de mis brazos.  Corro los fines de semana y trato de no comer CHO (de ser posible los evito).  En la planta de mi pie derecho me salió una mancha tipo hongo.  Tengo un medidor casero de glucosa y mis mediciones siguen por arriba de los 140 - 210 mg/dL.  No sé qué más hacer por mi.  A veces, me deprimo mucho y no se qué más hacer para que estén bien mis niveles de glucosa sanguínea.

RESPUESTA:- Los pies, por ser la parte de la anatomía humana más lejana del corazón, tienden a indicar problemas con el control de glucosa sanguínea con cierta facilidad.  Sin tratamiento oportuno y adecuado, esos problemas (heridas, infecciones) podrán llegar a ser no tratables sino con medidas drásticas (por ejemplo, amputación, oxígeno hiperbárico).  Por eso, los pies de toda persona con DM deberán examinarse muy bien en cada visita con el médico, enfermera y Educador en Diabetes Certificado.  Aunque usted hace lo indicado para controlar el nivel de azúcar en la sangre (correr, no comer muchos CHO, medir la glucosa en sangre, preocuparse por el control de la glucosa), los resultados no parecen ser óptimos (entre 71 y 99 mg/dL, dependiendo de varios factores personales como la edad y la presencia de otras complicaciones de la DM).  Muchas comidas contienen CHO escondidos (pay de queso, aguacate, jitomate, cebolla, mole rojo y verde, por ejemplo).  Esos CHO también afectan los niveles de glucosa sanguínea.  Correr con niveles de glucosa de 210 mg/dL no es óptimo para el cuerpo, que necesita la presencia de insulina que en este caso no es suficiente (es decir, si fuera suficiente la cantidad de insulina presente, el nivel de glucosa sanguínea no estaría en 210 mg/dL).  Porque los pies apoyan el cuerpo y casi todas nuestras actividades físicas, merecen buen trato.  Cualquier infección, sea de hongo, bacteria o parásito, requiere de oportuno y buen tratamiento médico.  El tipo de zapato y calcetín que uno utiliza al correr también son importantes factores en la posibilidad de una infección o herida en cualquier parte de los pies.

En consulta con un endocrinólogo con experiencia en la DM y con un Educador en Diabetes Certificado, podrá aprender otras medidas útiles para el manejo de la glucosa en sangre...lo cual es lo crítico y básico en el tratamiento de cualquier tipo de DM.  La depresión es una compañera frecuente de las personas con DM...y su presencia aumenta la dificultad de mantenernos atentos y motivados para controlar la glucosa sanguínea.  Hay profesionales de la salud, psicólogos y psiquiatras, que podrán ofrecer ayuda para disminuir o tratar la depresión.

PREGUNTA:- ¿Qué consecuencias tiene una persona que se le baja el azúcar a 27 mg/dL?

RESPUESTA:- Vale la pena mencionar que los medidores caseros de glucosa tienen cierto margen de error.  Es decir, una lectura de 27 mg/dL realmente cae en un RANGO (más bien que ser un valor discreto, exacto) de entre 5% y 20% más o menos que el valor presentado.  Si el medidor dice 100 mg/dL, el verdadero valor de la glucosa sanguínea puede ser entre 80 y 120 mg/dL.  Por eso, cuando un valor es sorpresivo o inesperado, sea muy bajo o muy alto, es prudente volver en seguida a checarlo.  Las dos medidas diferentes deberán estar relativamente idénticas (aunque no necesariamente serán exactamente idénticas).  Además, cuando la persona con DM encuentra un valor que cae fuera de su rango esperado o acostumbrado, existe la posibilidad de un error en el procedimiento (insuficiente o exagerada cantidad de sangre en la tira, tiras que están caducadas, un código en el medidor que no concuerda con el código en el recipiente de las tiras, un medidor de glucosa sucio, error en el tiempo necesario para que el medidor de glucosa mida el azúcar en sangre, et cétera).

Las consecuencias pueden ser síntomas de hipoglucemia, desmayo, confusión, inhabilidad de hablar o comprender.  Es crítico que la persona con nivel de glucosa sanguínea de menos de 70 mg/dL reciba una forma de glucosa en seguida, para revertir la hipoglucemia y los síntomas; éstos tardan más tiempo en desaparecer.  Las consecuencias a largo plazo no parecen ser tan peligrosas como las a corto plazo.

PREGUNTA:- Tengo 40 años de edad.   Mi trabajo es bien agotador físicamente.  Peso 80 kilogramos.  Tengo cuatro días con mareos cuando me levanto de la cama o me agacho rápidamente.  ¿Qué puede ser la causa...los triglicéridos?

RESPUESTA:- La hipertensión y lo que se llama la hipotensión ortostática a veces tienen que ver con los cambios (mareo, inestabilidad) de un estado acostado o sentado a un estado de parado.  Un médico podrá evaluar la presencia de hipertensión e hipotensión ortostática, averiguar las causas y recetar un tratamiento adecuado.  Si es otra la causa del mareo, también podrá buscar el diagnóstico correcto.  Los triglicéridos tendrán menos que ver con el mareo que la presión arterial.

PREGUNTA:- Tengo 29 años de edad y me diagnosticaron DM1.  Sé que para lograr un buen embarazo tengo que estar muy bien controlada.  Si logro ese buen control ¿de todas maneras las complicaciones en mi salud se aceleran con un embarazo?   Hasta ahora he tenido un buen control.

RESPUESTA:- El embarazo es un evento estresante fisiológicamente, emocionalmente y psicológicamente, tanto para la mujer sin DM como para la que tiene DM (y, en la mayoría de los casos, para el marido también).  Los riesgos propiciados por la hiperglucemia son adicionales a los riesgos propios de cualquier embarazo.  Lo que el DCCT (la investigación de 1993 de DM1, que duró 10 años) nos enseñó es que las complicaciones de la DM van muy directamente relacionadas con la hiperglucemia.  Es decir, con un control glucémico sub-óptimo, surgen varias complicaciones.  Es igual en el embarazo:  con óptimo control (80-100 mg/dL), menos complicaciones para la mamá con DM y para su bebé todavía no nacido.  En términos generales, se puede decir que no hay ningún efecto positivo sobre el feto de un período de hiperglucemia o de hipoglucemia.

Por lo tanto, es esencial definir claramente lo que significa "buen control," porque durante el embarazo, el control óptimo no es necesariamente igual que un "buen control" en momentos en que una mujer no está embarazada o preparándose para embarazarse.  Todo esto es preámbulo para decir:  es improbable que las complicaciones causadas por la hiperglucemia se desarrollen o se aceleren durante el embarazo si el control glucémico es realmente óptimo (80-100 mg/dL) durante los 6 meses anteriores al embarazo y los 9 meses del embarazo.  Claro, no es el mismo caso empezar el embarazo sin complicaciones algunas que empezar el embarazo con complicaciones ya presentes.  La posibilidad de mayores daños debidos a las complicaciones podría variar en esas dos situaciones diferentes.  Las consultas con un médico o una médica con experiencia en el manejo de la DM1 durante el embarazo son imprescindibles.  Un Educador en Diabetes Certificado también podrá aportar educación útil (alimentación, manejo del estrés, actividad física, tips para el automonitoreo y el uso de la bomba de insulina durante el embarazo, etc.).  Tener DM1 y llegar a estar embarazada no causa que la condición se convierta en diabetes mellitus gestacional, que es la DM que se desarrolla o se presenta durante el embarazo.

PREGUNTA:- ¿Qué tanto me afecta el consumo de cerveza y cualquier otra bebida enbriagante en mi organismo?  Padezco diabetes juvenil (DM1).  Tengo 22 años de edad y 3 de tener la DM1.  Aún no he podido dejar de tomar el alcohol.  ¿Existe algún grupo en línea para poder charlar sobre todo esto?

RESPUESTA:- La cerveza contiene alcohol y carbohidratos.  En el cuerpo, el alcohol normalmente se convierte en grasa, más bien que en glucosa.  Por eso, el alcohol no eleva los niveles de glucosa sanguínea.  El alcohol impide la entrega de glucosa almacenada en el hígado en condiciones de hipoglucemia...por eso siempre se recomienda no tomar alcohol en ayunas sino en combinación con los alimentos.  El alcohol tiene 7 calorías por gramo.  Los CHO en la cerveza tienden a elevar los niveles de azúcar en la sangre, como lo hacen los CHO de cualquier fuente.  La cantidad de CHO en una cerveza es equivalente a la cantidad en una tortilla de maíz o una manzana mediana.  Dejar de depender del alcohol, que es adictivo, es un proceso largo y continuo.  La organización AA (Alcohólicos Anónimos) tiene capítulos o grupos gratuitos en casi todo el mundo, incluso en todas partes de México.  Su metodología y filosofía son muy eficaces para las personas que quieren dejar de tomar alcohol.  Es posible que haya grupos en línea...una búsqueda en Google podrá indicar su existencia.

PREGUNTA:- Mi edad es de 40 anos.  Me diagnosticaron con DM2 hace 4 (casi 5) años.  Mi novia quiere tener hijos conmigo y no sé si podré tenerlos.  Ya tengo una hija de 9 años.  Tengo erecciones normales aunque a veces son muy débiles.  Desde hace 2 años he notado que cuando tengo un orgasmo, no tengo eyaculación.  Mi médico me dice que estoy teniendo un orgasmo hacia adentro.  Me envió a una evaluación con el urólogo.  ¿Esta complicación de la hiperglucemia crónica es reversible o permanente?  ¿Qué consejo me darían para poder aliviar esta aflicción?

RESPUESTA:- La neuropatía diabética es frecuente en la presencia de niveles de glucosa sanguínea no óptimamente controlados.  Esta neuropatía afecta el sistema nervioso autonómico.  La hiperglucemia asociada con la DM es una causa común neurológica de eyaculación retrógrada (también de la disfunción erectíl, frecuentemente llamada "impotencia").  Casi el 32% de los hombres con DM tendrán algún grado de eyaculación retrógrada (mientras que aproximadamente el 50% tendrán períodos de disfunción erectíl).

La eyaculación retrógrada es una condición en la que parte o todo el semen del hombre va a parar en la vejiga en lugar de ser expulsado al exterior a través del pene durante la eyaculación.  Ocurre cuando los músculos internos llamados "esfínteres" no funcionan correctamente, es decir, no se abren y no se cierran de forma apropiada en función de determinados estímulos fisiológicos y psicológicos.  La eyaculación retrógrada no es una condición peligrosa.  Los síntomas incluyen:  expulsión de poco o nulo semen durante la eyaculación, orina de color turbio después de un orgasmo, posiblemente la infertilidad.

La condición que se llama eyaculación retrógrada se refiere a la entrada de semen en la vejiga en lugar de ser expulsada por la uretra (del pene) durante la eyaculación.  Durante un orgasmo normal, se presenta contracción de los músculos del periné, la próstata y las vesículas seminales que impulsan el semen hacía la uretra; justo ahí, el cuello de la vejiga se cierra y el semen es re-dirigido hacia el interior.  Si el músculo del cuello de la vejiga ha perdido su tono muscular, el semen producido durante el orgasmo entra en la vejiga en vez de salir por la uretra; esto causa un orgasmo "seco."  La presencia de semen dentro de la vejiga no causa ningún problema de salud, porque se mezcla con la orina y es expulsado al orinar.

La eyaculación retrógrada puede ser causada por una cirugía previa de próstata o uretra, la hiperglucemia no adecuadamente controlada, algunos medicamentos, que incluyen fármacos que se utilizan para controlar la hipertensión y otros que afectan el estado de ánimo.  La eyaculación retrógrada se acompaña habitualmente de un orgasmo.   La neuropatía autonómica, que afecta la dinámica del funcionamiento neuronal y muscular del mecanismo del orgasmo, es el factor principal responsable de la eyaculación retrógrada en los hombres con DM.  La condición es relativamente poco común y puede presentarse de forma parcial o total.  Los hombres con DM o a quienes se les ha realizado una cirugía del tracto genitourinario presentan un mayor riesgo de desarrollar esta condición.

Se puede confirmar el diagnóstico cuando la realización de un análisis de orina de una muestra de orina obtenida poco tiempo después de la eyaculación muestra la presencia de esperma o semen.

La condición es difícil de tratar y el tratamiento depende en parte de la causa inmediata.  Las causas neurológicas son difíciles de tratar si el daño a los nervios es completo.  Para los hombres con daño neural parcial (por ejemplo, causada por la hiperglucemia crónica de la DM no controlada), a veces la condición puede responder positivamente a la utilización de medicamentos similares a la epinefrina, tales como la seudoefedrina, efedrina, fenilpropanolamina o imipramina.  Existen medicamentos para mejorar el tono muscular del cuello de la vejiga.  Pero ninguno de estos tratamientos es siempre exitoso.  Muchos hombres con la condición llegan a aceptarla y siguen con su vida sexual normal.

El hombre con eyaculación retrógrada puede advertir que eyacula muy poca cantidad de semen o puede advertirlo a causa de la infertilidad de la esposa.  Se debe buscar asistencia médica si la pareja presenta dificultad para engendrar un hijo.   La causa de la infertilidad puede ser simplemente que el hombre con eyaculación retrógrada no puede depositar su semen dentro de la vagina de su esposa.  Pero hay maneras de cosechar el esperma de la vejiga y la orina y posteriormente las técnicas de inseminación artificial pueden ayudar a solucionar el problema de infertilidad.  El hombre con eyaculación retrógrada no es necesariamente estéril, porque sigue produciendo el semen.  Una opción disponible en algunos países, para engendrar hijos en un futuro inmediato o lejano, es almacenar en forma congelada una cantidad de semen en un banco de esperma.

Si uno tiene DM, es prudente llevar un óptimo control de los niveles de glucosa en la sangre, siguiendo una alimentación adecuada, tomando los medicamentos indicados por el médico endocrinólogo y realizando actividad física todos los días.  Una consulta con el urólogo podrá resolver cualquier duda y permitir un diagnóstico y tratamiento correcto.  La pregunta se puede contestar mejor por un urólogo.  Si hace cita ($123) con el Dr. Boris Maldonado, con profesionalismo y alta calidad, le asesora.  Su
teléfono en el Hospital de Jesús, Calle 20 de noviembre, Colonia Centro, es:  5542 6504 ó 6507, extensión 186.

PREGUNTA:- Visitando una página del gobierno mexicano, salió un reportaje sobre la piña, en el cual hablaba de las propiedades que aporta a las personas con DM.  Como asisto a un grupo de apoyo para personas con DM, realizado en el sector salud,  la nutrióloga me dijo que no puedo consumir la piña nunca porque con el tiempo me va a afectar mis riñones.  ¿Las personas con DM la podemos cosumir o no?  Si la respuesta es que no ¿me podría decir cuáles otras frutas están prohibidas para nosotros con DM?  Me mencionó del kiwi y leí en el reportaje de grasas buenas y malas, y decía que sí podemos consumir el kiwi.

RESPUESTA:- Habría que aclarar por qué una fruta está "prohibida" y por (y para) quién está prohibida.  Los libros y estudios de la nutrición y alimentación no presentan ninguna fruta como totalmente prohibida si uno no tiene enfermedad renal seria ni alergia a la fruta.  La cantidad de la fruta comida influye en su efecto sobre la glucosa sanguínea (más fruta, más elevación de la glucosa).  La piña sí es una fuente de carbohidratos (CHO) en forma de azúcares (aproximadamente 15 gramos de CHO en 3/4 de una taza, ó 60 calorías).  Según cuanta piña se consuma, la elevación de glucosa sanguínea puede ser grande o si es en exceso tal vez "peligrosa" (por causar la hiperglucemia, que sí hace daño a ciertos órganos del cuerpo).  Tanto la piña como el kiwi tienen menos de 5 calorías de grasas por porción...así, no son fuentes importantes de grasas vegetales.  Cualquier CHO sube la glucosa de una persona con DM.

PREGUNTA:- Me urge encontrar los datos de un buen ginecólogo y que tenga conocimientos sobre DM1.  Yo tengo DM1 desde hace 9 años.  No tengo actualmente ninguna complicación.  Con el tiempo que tengo de diagnóstico ¿sería arriesgado embarazarme?

RESPUESTA:- El embarazo es un evento estresante fisiológicamente, emocionalmente y psicológicamente, tanto para la mujer sin DM como para la que tiene DM (y, en la mayoría de los casos, para el marido también).  Los riesgos propiciados por la hiperglucemia son adicionales a los riesgos propios de cualquier embarazo.  Lo que el DCCT (la investigación de 1993 de DM1, que duró 10 años) nos enseñó es que las complicaciones de la DM van muy directamente relacionadas con la hiperglucemia.  Es decir, con un control glucémico sub-óptimo, surgen varias complicaciones.  Es igual en el embarazo:  con óptimo control (80-100 mg/dL), menos complicaciones para la mamá con DM y para su bebé todavía no nacido.  En términos generales, se puede decir que no hay ningún efecto positivo sobre el feto de un período de hiperglucemia o de hipoglucemia.  Por lo tanto, es superimportante definir lo que se va a aceptar como "buen control," porque durante el embarazo, el control óptimo no es necesariamente igual que un "buen control" en momentos en que una mujer no está embarazada o está preparándose para embarazarse.  La situación del embarazo es más exigente.  Todo esto es preámbulo para decir: es improbable que las complicaciones causadas por la hiperglucemia se desarrollen o se aceleren durante el embarazo si el control glucémico es realmente óptimo (80-100 mg/dL) durante los 6 meses anteriores al embarazo y los 9 meses del embarazo.  Claro, no es el mismo caso empezar el embarazo sin complicaciones algunas que empezar el embarazo con complicaciones ya presentes.  El resultado podría variar en esas dos situaciones diferentes.  Las consultas con un médico o una médica con experiencia en el manejo de la DM1 durante el embarazo son imprescindibles para una evaluación de los riesgos.  Un Educador en Diabetes Certificado también podrá aportar educación y apoyo en el período de evaluación de los riesgos y durante el embarazo propio (alimentación, manejo del estrés, actividad física, tips para el automonitoreo y el uso de la bomba de insulina durante el embarazo, etc.).

PREGUNTA:- ¿En qué porcentaje es que la DM afecta la función sexual del hombre?

RESPUESTA:- En un gran porcentaje.  Entre el 50 - 70% de los hombres con DM (tipo 1 ó tipo 2) desarrollan la disfunción eréctil.  Mientras más tiempo el hombre tiene la DM, mayor la posibilidad de desarrollar la disfunción eréctil, frecuentemente erróneamente llamada la "impotencia."  En aproximadamente el 12% de los hombres con DM, la disfunción eréctil es el primer síntoma de la DM y el síntoma que indica al médico que el hombre puede tener la DM.  Se estima que solamente acerca del 15% de los hombres con disfunción eréctil buscan atención médica para la condición, a pesar de que en México aproximadamente el 50% de los hombres con DM padecen la disfunción eréctil.  Varias enfermedades, como la DM, la enfermedad renal, el tabaquismo, el alcoholismo crónico, la esclerosis múltiple, la aterosclerosis, la enfermedad vascular, y la enfermedad neurológica, son responsables del 70% de los casos de la disfunción eréctil.

Los investigadores creen que algunos factores psicológicos tales como el estrés, la ansiedad, la culpabilidad, la depresión, la baja auto-estima causan el 10 - 20% de los casos de disfunción eréctil, que también puede ser causada por los efectos secundarios de algunos medicamentos, del fumar tabaco y deficiencias hormonales.  Hay más información (en inglés) al www.diabetes.ca.  Existen tratamientos para la disfunción eréctil.  El urólogo le puede asesorar.

Los psicólogos y los psiquiatras son los profesionales de la salud entrenados para ayudarle a comprender y controlar los múltiples factores, dudas, preguntas y sentimientos que pueden ocasionar la disfunción eréctil.  Unas consultas con ellos le podrán reducir la ansiedad y ayudarle a tomar decisiones racionales, bien pensadas y válidas.  Hay Educadores en Diabetes Certificados que también son psicólogos y podrán atenderle.

La edición de la revista mexicana Diabetes Hoy (junio 2005), de la Federación Mexicana de Diabetes, es una edición especial, con el tema de: "Sexualidad."  Un artículo titulado "¿Por qué el sexo ya no es tan placentero?" (por la Dra. Ayeza Bonilla) habla de los muchos factores envueltos en las bajas de libido, tanto para la mujer como para el hombre.  Alugnas razones son fisiológicas y otras son psicológicas; el tratamiento disponible depende de un diagnóstico correcto, por el tratamiento no es igual en los dos casos.  Los medicamentos Viagra, Cialis y Levitra sirven muy bien en algunos casos, aunque también pueden tener efectos secundarios negativos.  En consulta con su médico general, internista o endocrinólogo, y urólogo usted podrá resolver sus dudas y recibir el tratamiento adecuado si la causa de la disfunción eréctil es fisiológica.

PREGUNTA:- ¿Por qué siempre hay diferencias entre los medidores caseros de glucosa y los laboratorios?  Yo, como resistente a la insulina, tengo cifras muy cerradas:  a las 20 horas después de comer 120 ó 110 mg/dL y al levantarme 90 ó 100 mg/dL.  Qué sorpresa tuve cuando al mismo tiempo que me picaron en el laboratorio me marcaba mi medidor de glucosa 105 mg/dL y en la tarde los resultados fueron de 62 mg/dL en el laboratorio.  Otro día me eché 3 rollos de sushi y 2 rebanadas de pizza y moles.  ¡Santa Cachucha!  246 mg/dL a las 2 horas de comerlo.  En ese momento fui al análisis clínico y me picaron y me dieron lo resultado al otro día:  170 mg/dL (según yo, cifra de persona resistente a la insulina).  Ya calibré el aparato y llamé al fabricador.  Todo está correcto.  ¿A cuál le hago caso?

RESPUESTA:- A los dos.  Por alguna razón...y hay varias teorías de por qué, la pizza aumenta la glucosa sanguínea de una forma marcada para la mayoría de las personas con DM1, DM2 y pre-diabetes (a veces llamada "resistencia a la insulina").  Así, es probable que la pizza, más la concentración de arroz en el sushi, fuera la causa de los valores de 246 mg/dL y 170 mg/dL.  Que fueron diferentes los dos valores no sorprende.  Los medidores caseros de glucosa sanguínea y la técnica del laboratorio para medir la misma tienen permitido cierto margen de error.  Casi nunca estarán de perfecto acuerdo.  Es decir, una lectura de 246 mg/dL realmente cae en un RANGO (más bien que ser un valor discreto, exacto) de entre 5% y 20% más o menos que el valor presentado.  En este caso, el rango podría ser entre 197 mg/dL y 295 mg/dL.  El valor del laboratorio (170 mg/dL) debe tener menos variación, pero aún tendrá alguna variación.  Si el medidor casero dice 100 mg/dL, el verdadero valor de la glucosa sanguínea puede ser entre 80 y 120 mg/dL.

Por eso, cuando un valor es sorpresivo o inesperado, sea muy bajo o muy alto, es prudente volver en seguida a checarlo.  Las dos medidas diferentes deben estar relativamente idénticas (aunque nunca serán exactamente idénticas); normalmente, sirven por lo menos para permitirnos decir que se presenta un caso de hiperglucemia o de hipoglucemia.  Esta información es de alguna forma general más crítica que el valor exacto de la glucosa.  Además, cuando la persona con DM encuentra un valor que cae fuera de su rango esperado o acostumbrado, existe la posibilidad de un error en el procedimiento (insuficiente o exagerada cantidad de sangre en la tira, tiras que están caducadas, un código en el medidor que no concuerda con el código en el recipiente de las tiras, un medidor de glucosa sucio, error en el tiempo necesario para que el medidor de glucosa mida el azúcar en sangre, et cétera).  La verdad es que siempre que le sacan sangre para la medición de la glucosa en el laboratorio, uno debe utilizar también el medidor casero para medirla.  Siempre habrá una diferencia razonable, pero si es muy grande, vale la pena utilizar el medidor una segunda vez...con la misma sangre, para ver si la gran variación es debida al medidor casero.  Es necesario aclarar que al ser "resistente" a la insulina, uno no es inmune a los efectos de los carbohidratos (panes, arroz, pasta, fruta, etc.).  Los CHO suben la glucosa para todas las personas (DM1, DM2, pre-diabetes, y sin DM).

Un valor de 170 mg/dL, para una persona con DM1, DM2 o pre-diabetes (resistencia a la insulina), no es un valor dentro de límites normales.  Es hiperglucemia y requiere de tratamiento para bajar al rango normal (71 - 99 mg/dL).

PREGUNTA:- Mi papá tiene DM desde hace 30 años.  Actualmente tiene 56 años de edad.  Siempre se ha cuidado bien pero actualmente le detectaron un problema en la próstata y ya se lo están tratando.  El tratamiento le alteró los niveles de glucosa en la sangre, por lo que se ha estado inyectando dosis de insulina rápida para bajar los niveles, que han llegado a hasta 400 mg/dL.  El problema es en la noche ya que se la ha bajado tanto que ha llegado al hospital con 10 ó 20 mg/dL de glucosa en el cuerpo.  Tenemos la curiosidad del Glucowatch para poder controlar un poco la situación en la noche.  También nos interesa lo de la bomba de infusión de insulina.  ¿Hay información al respecto?

RESPUESTA:- Al "bajar" la glucosa sanguínea con inyecciones suplementarias de insulina(s) rápidas y ultrarrápidas, es esencial saber el inicio y la duración del efecto de la(s) insulina(s).  Al traslapar dosis y efectos, es posible que se inyecte demasiada insulina...resultando en glucosa sanguínea menor al óptimo mínimo de 71 mg/dL.  También el tipo de insulina RAPIDA utilizada es importante:  la Lispro baja la glucosa más rápida y su duración es más corta que la insulina Regular.  El automonitoreo frecuente con el medidor casero de glucosa sanguínea es necesario cuando uno corrige las altas glucémicas.  Al aprender la dinámica individual o personal de la insulina (es decir, cómo una insulina específica se comporta en el cuerpo de la persona que la utiliza), la frecuencia de hipoglucemias podrá minimizar o eliminar.  El tipo de insulina que utiliza como insulina BASAL también es un factor que podrá contribuir a las hipoglucemias nocturnas.  En consulta con el endocrinólogo y el Educador en Diabetes Certificado, se podrá aprender a prever y controlar la acción de la insulina y a eliminar las subidas a 400 mg/dL.  Sabiendo el pico y la duración de acción de la insulina inyectada, uno podrá hacer el automonitoreo oportunamente para detectar una posible hipoglucemia.  Una baja de 400 mg/dL a 10 ó 20 mg/dL indica exageración de algún factor del tratamiento.  Hay que entender cuál factor, para corregirlo.  Hay alguna información acerca del Glucowatch al www.continents.com.

PREGUNTA:- ¿Por qué la DM es considerada como una inmunosupresion, es decir, que hace que el sistema inmune de una persona con DM se deprima?

RESPUESTA:- Es al contrario, probablemente.  El sistema inmune de la persona con diabetes mellitus (tipo 1, únicamente) está tan activo y fuerte que llega a destruir indebidamente y por error ciertas células pancreáticas, que producen la insulina.  Así, no es por depresión inmunológica.  Es por desregulación autoinmunológica en muchos con DM1; en otros, la causa realmente no se sabe.  Un artículo científico explica el proceso de autoinmunidad y las supuestas causas de la DM1 en más detalle; se encuentra en www.continents.com.

PREGUNTA:- Tengo 42 años de edad; tengo DM2 desde hace 10 años.  Tengo un mes de no poder tener control de la glucosa sanguínea, ya que la tengo de 400 mg/dL promedio en mis controles de glucosa capilares.  Inicié con insulina Humalog mix 25 y después de usarla desde el primer día mi control de glucosa estuvo normal (entre 70 - 80 mg/dL).  Pero, a partir del cuarto día de usarla, inicié con hinchazón del abdomen, piernas y región genital, asi como dificultad para respirar.  Mi corazón empezó a latir muy rápido, así como la presión alta.  Antes de usar la insulina yo estaba sin estos síntomas.  ¿Estos síntomas que tengo son por el uso de la insulina?

RESPUESTA:- Es posible.  Cuando se inyecte demasiada insulina o se haga una actividad física fuerte y no prevista o no se coma lo planeado, una hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre) podrá resultar.  Los síntomas de la hipoglucemia son parecidos a los que describe...PERO hay que evaluar los síntomas porque no todos los síntomas que menciona son típicos de la hipoglucemia.  La primera manera más fiable de evaluarlos es con el medidor casero de glucosa sanguínea.  Si los síntomas coinciden con un valor de glucosa en la sangre de 70 mg/dL ó menos, es posible que la hipoglucemia esté presente.  En dado caso, la ingesta de un poco de CHO y proteína (tableta de glucosa y un vaso de leche, tableta de glucosa y un yogurt light, como ejemplos) podrá eliminar los síntomas en 10 - 30 minutos.  En consulta con su endocrinólogo (quien podrá verificar el problema e investigar la causa de los síntomas) y Educador en Diabetes Certificado, podrá lograr un regimen de insulina, alimentos, y actividad física que minimice o elimine los valores de 400 mg/dL igual que los de 75 mg/dL o menos.  La alergia a la insulina lispro/Humalog es sumamente rara, pero podría existir en este caso.  Si es así, hay maneras de desensibilizar a la persona a la insulina lispro/Humalog.

PREGUNTA:- Si uno tiene la DM1 ó DM2 ¿qué se puede hacer para no tener problemas con la disfunción eréctil?  ¿Existe algún medicamento que se pueda tomar para curarla?

RESPUESTA:- Hay 2 causas principales de la disfunción eréctil.  Una es neurológica y otra es psicológica.  La diabetes mellitus (DM) puede afectar, agravar o provocar las dos causas, las cuales pueden estar presentes en combinación.

Lo que se puede hacer para reducir el riesgo de llegar a tener la disfunción eréctil es mantener niveles de glucosa sanguínea lo más cerca posible de lo normal (71 - 99 mg/dL).  Esta estrategia requiere de un óptimo control no sólo para hoy, sino a través de los años que uno tiene la DM.  Es la presencia de la hiperglucemia (altos niveles de glucosa sanguínea) crónica que provoca los daños fisiológicos que resultan en la disfunción eréctil.

Mantener los óptimos niveles de glucosa sanguínea implica una educación diabetológica que facilite no sólo el uso del medicamento necesario sino también entender la necesidad de una alimentación adecuada y de un nivel idóneo de actividad física.  Una dosis correcta de insulina (DM1 y DM2) o de pastillas (por los primeros 6 - 15 años de la DM2) es esencial.  Lo que permite un óptimo control de la glucosa sanguínea va cambiándose con los años, es decir, con la edad y la progresión de la condición; la alimentación, la actividad física y la dosis de insulina o de pastillas antidiabéticas requieren de modificaciones periódicas para asegurar el buen control de la glucosa en sangre.

Sí existen varios medicamentos específicos (Cialis, Levitra, Viagra) que pueden ser útiles en el tratamiento de la disfunción eréctil que está causada por daños a los nervios y capilares sanguíneos; su uso es menos eficaz en la disfunción eréctil causada por factores psicológicos.  Hay personas con DM para las cuales estos medicamentos no son recomendables (por los posibles efectos secundarios negativos que podrán presentarse) y será necesario consultar con un médico (un urólogo, por ejemplo) para entender y aplicar bien el tratamiento de la disfunción eréctil recomendado.  Estos medicamentos no son curas de la disfunción eréctil, sino tratamientos auxiliares.

El Cialis, que también se conoce como tadalafil, está hecho por los Laboratorios Eli Lilly.  Se receta para la disfunción eréctil.  Es para el uso únicamente de los hombres (no de las mujeres).  Es importante que la persona que cree que le podría servir hable con su médico para que le dé una receta médica para Cialis (que después se consigue en la farmacia).  Cialis es una pastilla de 5 miligramos, 10 miligramos ó 20 miligramos (no más de una pastilla por día) que se toma (por la boca) antes de la actividad sexual prevista.  Se puede tomar con o sin comida.  Su duración de acción es entre 2 y 3 días.  La dosis y frecuencia máxima podrán ser ajustadas por el médico.  No se debe tomar si uno también utiliza medicamentos que se llaman nitratos, los cuales se emplean para aliviar los dolores de pecho y corazón que vienen de la enfermedad cardiovascular.  Los nitratos se administran en forma de tabletas, ungüentos, esprays, parches, o pastas.  La combinación de nitratos y Cialis puede provocar una bajada repentina y peligrosa de la presión arterial.  Algunas drogas no recetadas, especialmente amil-nitrato y butil-nitrato que coloquialmente se llaman "poppers," contienen nitratos.  Nunca se debe de utilizar Cialis si también utiliza esas drogas, recetadas o no.

Con el uso de Cialis, puede haber efectos secundarios negativos.  Los más comunes son:  dolor de cabeza, acidez estomacal, dolor en la espalda, dolores musculares, rubor, nariz tapada.  El dolor en la espalda y los dolores musculares ordinariamente aparecen 12 a 24 horas depués de la dosis de Cialis.  Normalmente, desaparecen sin tratamiento dentro de las siguientes 48 horas.  Anormalidades de la vista también se han reportado.

Un urólogo es quien le podrá asesorar a la persona con disfunción eréctil, indicándole cuáles medicamentos podrían ser útiles.  Sin embargo, la calidad del control de la glucosa en sangre es primordial, porque en más del 50% de los hombres con DM, una falta crónica de control glucémico adecuado produce consecuencias, tales como la disfunción eréctil.  La hiperglucemia crónica, a través de mucho tiempo, daña los nervios esenciales para coordinar la erección.  Un Educador en Diabetes Certificado le puede enseñar a controlar la glucosa en sangre, para que la condición no siga empeorándose.

Tal vez lo más útil y fácil en el corto plazo es aprender a utilizar el automonitoreo (la medición de la cantidad de glucosa en la sangre con un medidor casero de glucosa).  Los resultados de las mediciones en varios momentos del día podrán guiar la cantidad y el tipo de alimentación que facilite un óptimo control de la glucosa.  La hiperglucemia es responsable de la mayoría de las complicaciones diabéticas (la retinopatía, la nefropatía, la neuropatía de la cual la disfunción eréctil es una manifestación).

Una vez que los niveles de glucosa se acerquen a los óptimos (entre aproximadamente 71 - 99 mg/dL), podrá ver qué efectos el control normalizado de la glucosa sanguínea tiene sobre la disfunción eréctil.  Un Educador en Diabetes Certificado o un nutriólogo que también sea Educador en Diabetes Certificado podrá explicar el uso y la técnica del automonitoreo de glucosa en la sangre.  El urólogo podrá ayudarle con algunas opciones para el tratamiento de la disfunción eréctil.  No siempre es curable.

PREGUNTA:- Hace poco me hice mi primera hemoglobina glucosilada (A1c) y salió en 5.9 (no diabético).  Una medición de mi glucosa con el medidor casero de glucosa salió en 78 mg/dL en ayuno y después de desayunar (posprandial) en 120mg/dL.  Según mi médico debo continuar con mi dieta y mis dosis de insulina exactamente igual, pero yo pensaba que una reduccion de insulina sería justificada.  Actualmente aplico 30 unidades de insulina NPH en la mañana, cero unidades de NPH al comer y 20 unidades de insulina NPH al cenar.  ¿Está en lo correcto?

RESPUESTA:- Si esos valores les satisfacen a usted y a su médico, entonces para seguirlos teniendo, es probable que sea necesario seguir el mismo tratamiento que los posibilitó en esta ocasión.  Es decir, esos valores son resultados del automanejo con el tratamiento actual.  Es posible que una reducción de insulina resultaría en valores glucémicos más altos.  Su endocrinólogo y Educador en Diabetes Certificado podrán aclarar sus dudas al respecto.  Una A1c de 5.9% está un nivel normal "alto," y la mayoría de personas sin DM no tendrían un valor así elevado.

PREGUNTA:- ¿Cuáles serían ejemplos de colaciones adecuadas para una persona con DM1?  Busco colaciones adecuadas que sean bajas en calorías pero que prevengan la hipoglucemia.  Siento que si como galletas o pan voy a engordar, y a veces la fruta no es suficiente porque me da hipoglucemia.  Antes de dormir ¿qué colación es adecuada para que no me suba demás la glucosa pero que no me dé hipoglucemia nocturna?

RESPUESTA:- De alguna manera, la utilización de las colaciones para mantener la glucosa sanguínea en el óptimo rango de 71 - 100 mg/dL llegó a tener importancia una vez que pudieron fabricar la insulina.  La acción de la insulina es lo que baja la glucosa sanguínea.  Por eso, es crítico saber la duración y el pico de la acción de la(s) insulina(s) que uno utiliza.  Las colaciones podrán ser necesarias durante períodos de máxima actividad de la(s) insulina(s).  Con ciertas insulinas ultrarrápidas (lispro/Humalog, por ejempo), si la dosis es correcta y proporciona una respuesta relativamente exacta a las calorías de carbohidrato (CHO) comido, una colación raras veces será necesaria.  Si en el mismo período de cada día (digamos de 10 a 11 a.m.) uno necesita una colación para tratar una hipoglucemia, es útil examinar (y tal vez ajustar) la dosis de insulina rápida o ultrarrápida inyectada en la mañana, para acoplarla más precisamente con la cantidad de CHO contenido en el desayuno.

Por lo regular, más grande la dosis de insulina, más fuerte el efecto en cuanto a la producción de hipoglucemia (en parte, porque la duración y el pico podrán ser más prolongados).  Una colación que es respuesta a la hipoglucemia es un poco diferente a una colación cuyo fin es satisfacer nuestra hambre del momento o prevenir una hipoglucemia en el corto plazo.  Si es para tratar la hipoglucemia, cuantificada por el automonitoreo de la glucosa sanguínea, la ingesta inicial de un poco (1/2 ó 1 ó 2 tabletas de glucosa, por ejemplo) de CHO simple, seguido de una cantidad de proteína y grasa (una rebanada de jamón y queso, por ejemplo) hace que la hipoglucemia se revierta más rápidamente.  Una colación antes de dormir igualmente depende de la acción prevista de la insulina activa en el cuerpo.  En la DM1, la ausencia de insulina activa adecuada durante la noche regularmente provoca la hiperglucemia (alto azúcar).  Este problema no existe tanto con la insulina Lantus/glargina.

Antes de dormir, por lo tanto, una colación podrá ser innecesaria...pero esto depende de la insulina y su tiempo de duración y pico de efecto.  Durante la noche el gasto energético es menor que durante el día.  Por eso, una colación antes de dormir podría consistir en más proteína y grasa vegetal en lugar de más CHO.  Por ejemplo, una cucharada de crema de cacahuate comercial (no la vendida en los mercados, que contiene MUCHO más azúcar ó CHO) ó medio vaso (125 ml) de yoghurt light para beber o una porción generosa de una ensalada de atún (con pepino y mayonesa light) podría ser suficiente para prevenir la hipoglucemia durante la noche.  Pero, si falta la insulina durante la noche (porque la dosis de Lantus/glargina no es correcta, por ejemplo), esta misma colación podría ELEVAR la glucosa demasiado.  El contenido indicado de la colación depende de las preferencias de la persona con DM1 y hasta de su edad y de la presencia de complicaciones crónicas de la hiperglucemia crónica.  Es cuestión de experimentar, pues cada persona es diferente, tiene una respuesta diferente a lo comido, tiene una dosis individual de insulinas, etc.  El automonitoreo es la mejor manera de evaluar tanto la acción de la(s) insulina(s) como el efecto de lo que comemos.

PREGUNTA:- ¿Qué es la fructosa?

RESPUESTA:- La fructosa (o levulosa) es un azúcar simple (un monosacárido) que es uno de los 3 azúcares simples importantes (fructosa, glucosa, galactosa).  Se encuentra en varios alimentos, frecuentemente en combinación con la sucrosa y la glucosa:  miel, fruta y algunas verduras como el betabel, los camotes, la cebolla.  La miel contiene grandes cantidades de este azúcar, ya que cerca de un 40% de su sustancia seca es fructosa.  La fructosa es una cetohexosa y uno de los monosacáridos más abundantes en la alimentación.  Es un compuesto que es degradado por la enzima sacarasa en el intestino; la sacarosa (también llamada sucrosa) está formada en parte por fructosa y en parte por glucosa.  La fructosa también se puede encontrar en estado libre.

La sacarosa/sucrosa es un disacárido que consiste en glucosa y fructosa, que es degradao por las enzimas digestivas.  La fructosa es el azúcar natural más dulce, aproximadamente 2 veces más dulce que la sucrosa.  La mayoría de los CHO tienen la misma cantidad de calorías, pero la fructosa sabe más dulce.  Por eso, la industria alimenticia puede economizar al utilizar menos fructosa para proporcionar la misma cantidad de dulzura posible con una cantidad más grande de sacarosa.  La fructosa presente en las frutas, sus jugos y la miel es el elemento responsable de la dulzura aumentada de estas fuentes naturales de azúcar.

Frecuentemente la fructosa se recomienda para las personas con DM, porque tiene un Indice Glucémico bajo (23) en comparación con la sucrosa (azúcar de caña, 61 - 110).  El Indice Glucémico bajo se debe a que la degradación de la fructosa sigue una vía metabólica única y larga, la cual acarrea la fosforilación y múltiples pasos hepáticos.  La ventaja proporcionada por tener un Indice Glucémico bajo está moderada por la posibilidad de que la fructosa ejerza un efecto adverso sobre los niveles de lípidos sanguíneos y de ácido úrico.  Además, altos niveles de fructosa en la sangre pueden dañar las proteínas.  La adición o glicación espontánea de móleculas de fructosa o glucosa a las proteínas, un proceso irreversible también conocido como la glucosilación (la hemoglobina glucosilada, ó A1c, por ejemplo), es causa significante de daño físico en las personas con DM.  La fructosa es monosacárido.  La adición o agregación espontánea de moléculas sencillas de monosacáridos a las proteínas (un proceso que se llama glicación) es una causa significante de daño en personas con DM.  La fructosa parecer ser tan peligrosa como la glucosa en cuanto a este proceso de glicación.  Por eso, es dudoso que sea un alimento idóneo para las personas con DM (McPherson JD, Shilton BH, Walton DJ.  Role of fructose in glycation and cross-linking of proteins.  Biochemistry, 1988, 27:1901-1907).  Esta glicación o glucosilación podría tomar un papel central en la producción de la senectud y varias enfermedades crónicas relacionadas con la vejez (Levi B, Werman MJ.  Long-term fructose consumption accelerates glycation and several age-related variables in male rats.  Journal of Nutrition, 1998, 128:1442-1449).

Metabolismo de la fructosa:  La fructosa se incorpora al metabolismo de los glúcidos en diferentes niveles de la glucólisis.  En primer lugar sufre una fosforilación por medio de la acción de la fructoquinasa y se transforma en fructosa-1-fosfato, que posteriormente se hidroliza a través de una aldolasa, apareciendo el gliceraldehido y la dihidroxiacetona fosfato.  Ésta, junto con el gliceraldehído-3-fosfato que proviene de la transformación por acción de la gliceroquinasa del gliceradehido, son los productos intermediarios de la glucólisis.

Debido a las necesarias transformaciones químicas metabólicas, la fructosa presenta una velocidad de absorción 40% inferior a la de la glucosa, aunque finalmente la fructosa se incorpora a la metabolización de la glucosa, que es más rápida.  La fructosa depende de la glucosa para ser transportada en el torrente sanguíneo vía los transportadores de glucosa (primero GLUT-5 y luego GLUT-2).  La absorción de fructosa sin la presencia de glucosa es baja; el exceso de fructosa es llevado al intestino inferior donde nutre los microbios presentes, cuyo subproducto es la flatulencia.  También puede causar la retención de agua en el intestino.  Estos dos efectos pueden ocasionar gas intestinal, flatulencia excesiva, heces blandas o diarrea, según la cantidad de fructosa ingerida, pero también indican por qué la fructosa no sirve para tratar la hipoglucemia.

Todas las células del cuerpo pueden metabolizar la glucosa, pero la fructosa tiene que metabolizarse en el hígado.  Algunos tejidos pueden utilizar la fructosa directamente, notablemente las células del intestino y las células espermatozoides.  La fructosa es la principal fuente de energía de los espermatozoides, que la metabolizan en sus mitocondrias, por medio de la acción del lactato deshidrogenasa.  Se forma desde la glucosa en la vesícula seminal y se secreta en un fluido que forma parte del semen.  Químicamente, la fructosa quelata ciertos minerales presentes en la sangre, especialmente los micronutrientes tales como el cobre, el cromio y el cinc.  Debido a que estos solutos están presentes de por sí en cantidades muy pequeñas, la quelatación de una cantidad aun pequeña de ellos puede contribuir a su deficiencia, a un impedimento del sistema inmunológico y hasta a una resistencia a la insulina, la cual es un componente de la DM2.

En experimentos con los animales, el consumo de la fructosa favorecía el desarrollo de la obesidad, niveles elevados de colesterol LDL y de triglicéridos.  Estos mismos factores facilitan el desarrollo del Síndrome X, también conocido como el Síndrome Metabólico y la pre-diabetes.  A veces, la relación entre el consumo de fructosa y la obesidad fue menos fuerte entre los seres humanos que entre los animales estudiados.  Algunos estudios recientes demuestran una relación definida entre el consumo de la fructosa (en los refrescos azucarados, por ejemplo) y la obesidad, sobretodo la obesidad central, la cual se considera la obesidad más peligrosa (Wylie-Rosett, 2004; Havel, 2005; Bray, 2004; Dennison, 1997).  La fructosa se utiliza como sustituto de la sucrosa/sacarosa porque es menos cara.  Tiene poco efecto inmediato sobre los niveles medidos de glucosa sanguínea, que es otra razón que no sirve bien para resolver la hipoglucemia.

Una enfermedad relacionada con el metabolismo de la fructosa es la fructosuria esencial, que es hereditaria y se caracteriza por la eliminación de grandes cantidades de fructosa por la orina.  Esto se debe al déficit de las enzimas encargadas de introducir la fructosa en la cadena química de glucólisis.

PREGUNTA:- ¿Hay estudios que avalen el uso de metformina durante el embarazo en mujeres con DM2?  ¿Cuáles han sido sus resultados?

RESPUESTA:- Algunos estudios relevantes incluyen:

  • Briggs GG, Ambrose PJ, Nageotte MP, Padilla G, Wan S (2005).  Excretion of metformin into breast milk and the effect on nursing infants.  Obstet Gynecol, 105(6):1437-1441.
  • Coetzee EJ, Jackson WP (1980).  Pregnancy inestablished non-insulin-dependent diabetics:  A five-and-a-half year study at Groote Schuur Hospital.  S Afr Med J, 58:795-802.
  • Coetzee EJ, Jackson WP (1984).  Oral hypoglycaemics in the first trimester and fetal outcome.  S Afr Med J, 65:635-637.
  • Coetzee EJ, Jackson WP (1986).  The management of non-insulin-dependent diabetes during pregnancy. Diabetes Res Clin Pract, 1:281-7.
  • De Leo V, la Marca A, Ditto A, Morgante G, Cianci A (1999).  Effects of metformin on gonadotropin-induced ovulation in women with polycystic ovary syndrome.  Fert Steril, 72:282-5.
  • Glueck CJ, Phillips H, Cameron D, Sieve-Smith L, Wang P (2001).  Continuing metformin throughout pregnancy in women with polycystic ovary syndrome appears to safely reduce first-trimester spontaneous abortion:  A pilot study.  Fertil Steril, 75:46-52.
  • Glueck CJ, Wang P, Goldberg N, Sieve-Smith L (2002). Pregnancy outcomes among women with polycystic ovary syndrome treated with metformin.  Hum Reprod, 17:2858-2864.
  • Hale TW, Kristensen JH, Hackett LP, KohanR, Ilett KF (2002).  Transfer of metformin into human milk. Diabetologia, 45(11):1509-1514.
  • Hellmuth E, Damm P, Molsted-Pedersen L (2000).  Oral hypoglycaemic agents in 118 diabetic pregnancies. Diabet Med, 17:507-511.
  • Langer O, Conway D, Berkus M, Xenakis EM (1999).  There is no association between oral hypoglycemic use and fetal anomalies.  Am J Obstet Gynecol, 180:S38 (Abstract).
  • McCarthy EA, Walker SP, McLachlan K, Boyle J, Permezel M (2004).  Metformin in obstetric and gynecologic practice:  A review.  Obstet Gynecol Surv, 59(2):118-127.
  • Taylor, AE (2000).  Insulin-lowering medications in polycystic ovary syndrome.  Obstet Gynecol Clin North Am, 27:583-595.
  • Velázquez E, Acosta A, Mendoza SG (1997).  Menstrual cyclicity after metformin therapy in polycystic ovary syndrome.  Obstetrics & Gynecology, 90:392-395.
Toda mujer con DM o síndrome de ovarios poliquísticos debe tener euglucemia (80 - 99 mg/dL, durante las 24 horas del día) a lo largo de los 3 - 6 meses antes de embarazarse y durante todo el período del embarazo.  En mujeres embarazadas con resistencia severa a la insulina se podría imaginar una utilidad justificable de la metformina.  Metformina ha sido indicada en algunas mujeres con DM2 para uso durante el embarazo.  Sin embargo, raras veces los antidiabéticos orales proporcionan el óptimo control de la glucosa necesario previo a y durante el embarazo.  Por lo tanto, la insulina es normalmente el medicamento (hormona) de elección.  El médico es quien tomará la decisión de cuál medicamento es el apropiado.  El número de estudios del uso de metformina durante el embarazo es pequeño, pero la mayoría indica que la metformina no provoca defectos de nacimiento duraderos (la hipoglucemia neonatal sigue como una posibilidad a corto plazo).  La gran mayoría de los estudios hechos son de las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos, que no es exactamente la DM2, y por ende los resultados de los estudios no pueden generalizarse a las mujeres con DM2.  Un estudio reportó los resultados de embarazos de mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) quienes utilizaron metformina durante su embarazo.  Los bebés tuvieron un peso una talla normales al nacer.  Además, a 6 meses de nacer, los bebés seguían con peso, talla, desarrollo social y motor normales.

La metformina sí se transfiere de la mamá al neonato a través de la leche humana.  Sin embargo, la concentración de metformina en la leche humana es menor que la encontrada en la sangre materna.  Es probable que los ácidos gástricos del neonato degraden mucho del medicamento antes de que el neonato pueda absorberlo.

Se ha reportado que algunos bebés nacen con ictericia debida a su haber sido expuestos a metformina durante el embarazo.  Los bebé expuestos a los hipoglucemiantes y antidiabéticos orales (que disminuyen los niveles glucémicos maternos), como la metformina, al final del embarazo , pueden padecer hipoglucemia en el período neonatal.  Algunos expertos recomiendan la minimización de este efecto secundario por sustituir la insulina en las 24 horas anteriores al parto programado.

Un estudio científico encontró que el tratamiento con metformina, de mujeres con DM embarazadas, a través del embarazo se relacionaba con una mayor posibilidad de desarrollar complicaciones serias del embarazo (la pre-eclampsia, con hipertensión peligrosa, y un feto muerto al nacer).  El mismo estudio no reportó riesgos aumentados de otras complicaciones del embarazo, tales como eclampsia, retraso del crecimiento del feto, desprendimiento temprano de la placenta, o una cesárea.
No se sabe si el uso por el papá de metformina para controlar su DM tenga efectos sobre el feto.  Típicamente, no se considera que los medicamentos que el papá utilice fácilmente aumenten la posibilidad de defectos fetales o de otros problemas asociados con el embarazo.

PREGUNTA:- Tengo 28 años de edad y 37 semanas de embarazo.  La semana pasada se me practicó un Ultrasonido en el cual se me diagnosticó "polihidramnios."  Creo saber cual puede ser el motivo: mi esposo padece de diabetes mellitus.  ¿Puede ser ésa la causa?  ¿Mi bebé puede heredar la enfermedad?

RESPUESTA:- Según la información generalmente correcta en www.nacersano.org/centro/9254_9674.asp :

Se desconoce la causa de polihidramnios en 2 de cada 3 casos.  Las dos causas conocidas son:

  • A:  Los defectos de nacimiento en el bebé que afectan la habilidad para tragar.  Normalmente, cuando un feto traga, el nivel de líquido amniótico disminuye un poco.  Esto ayuda a equilibrar el aumento del líquido cuando el feto orina.
  • B:  Defectos del corazón en el bebé
El polihidramnios puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo, como, por ejemplo:
  • La ruptura prematura de las membranas (desgarre o rotura del saco que contiene el líquido amniótico)
  • El nacimiento prematuro
  • Los accidentes del cordón umbilical
  • El desprendimiento de la placenta
  • Poco crecimiento del bebé
  • El nacimiento sin vida
  • El parto por cesárea
  • Hemorragia intensa en la madre después del parto
Las mujeres con diabetes mellitus (DM) tienen un riesgo mayor de desarrollar polihidramnios.  Normalmente, a la mamá le practican una prueba de glucosa sanguínea entre las semanas 24 y 28 del embarazo.  En ayunas, el valor debe haber ser menor a 100 mg/dL y preferiblemente menor a 90 mg/dL.  Es importante así descartar la posibilidad de DM gestacional, ya que es una causa relativamente conocida de polihidramnios.

En la mitad de los casos, el polihidramnios desaparece sin tratamiento.  En otros casos, el problema se puede corregir cuando se encuentra la causa.  Por ejemplo, el tratar los niveles altos de azúcar en la sangre de la mujer con DM muchas veces disminuye la cantidad de líquido amniótico.  Otros tratamientos pueden consistir en eliminar parte del líquido amniótico o utilizar medicamentos para reducir los niveles de líquido.

En cuanto al papel de su marido con DM, está equivocada la suposición.  Ningún estudio ha comprobado ni sugerido que el papá, sin o con DM, tenga que ver con el desarrollo de polihidramnios.  De hecho, la única contribución suya normalmente es la genética.  Dependiendo del tipo de DM que tenga, el riesgo de transmisión de la DM, tipo 1, es entre 2 y 6%, es decir, prácticamente al azar o lo que se espera en cualquier nacimiento de un bebé cuyos papás no tienen DM.  El riesgo de transmisión de diabetes mellitus, tipo 2, es mayor.


 


 

Página principal

Al inicio de esta página



 
 
 
 
 
 

Preguntas y respuestas adicionales: 
#1
.
#2
.
#3
.
#4
.
#5
.
#6
.
#7
.
#8
.
#9
.
#10
.
#11
.
#12
. #13 . #14

 
10 i 2008
15 i 2011

 Se prohibe la reproducción total o parcial del diseño de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo forman una guía educativa e informativa, que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones de su médico o médica.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis de su medicamento actual deberá consultarse con su médico o médica.  El sitio continents.com no se hace responsable del uso de la información contenida.  © 2004 - 2011  Dr. Stan De Loach