Preguntas y respuestas acerca de la diabetes mellitus, tipo 1 y tipo 2 (DM1, DM2)

Las siguientes 38 preguntas acerca de la DM son frecuentes.  Las respuestas las proporciona un Educador en Diabetes Certificado, el Dr. Stan De Loach.  Podrá dirigir sus preguntas y dudas al Dr. Stan De Loach vía correo electrónico: saludo@usa.net        Otras páginas electrónicas relacionadas se encuentran al:   www.continents.com/diabetes1.htm
 
Temas abordados en estas preguntas y respuestas: Temas abordados en estas preguntas y respuestas:
. .
Valores de insulina en la sangre durante una carga de glucosa oral Período menstrual irregular y DM1
Pérdida repentina de control glucémico con metformina Los tíbicos
Medidores de glucosa Eyaculación retrógrada
Genética de DM Picolinato de cromo (o cromio)
¿Dulces causan la DM? Novotiral y DM
Omisión de insulina ¿Byetta en vez de insulina?
Hipoglucemia por exceso de antidiabéticos orales Hipoglucemia sin DM (3)
Cálculos de dosis inicial de insulina Amnesia y DM
Alimentación baja en carbohidratos Temperaturas para guardar la insulina
Glaucoma Insulina que deja de causar efecto
Hipoglucemia sin DM Cálculo de peso ideal
¿Medicamentos cuando la glucosa sanguínea es normal? Hiperglucemia con insulina
Insulina Lantus (glargina) vs. insulina NPH Natación en niños con DM1
Luna de miel y DM2 Retinosis pigmentaria y DM
Curva de tolerancia a la glucosa en DM gestacional Precios de las tiras para los medidores de glucosa
Hipoglucemia sin DM (2) ¿Qué es lo bariátrico?
Conocer a otros con DM DM2 en niños
Neuropatía diabética Niveles normales de triglicéridos
Neuropatía periférica diabética La cartera FRIO para guardar la insulina

Términos empleados en las siguientes preguntas y respuestas:

AUTOMONITOREO el proceso a través del cual una persona con DM mide la cantidad de glucosa o cetonas en su sangre; el propósito del automonitoreo es poder ajustar el tratamiento o el control de la glucemia para mantener la glucemia entre 70 y 110 mg/dL
CARBOHIDRATO, HIDRATO DE
CARBONO (CHO)
un CHO ó carbohidrato (ó hidrato de carbono) es una forma concentrada de azúcar, que rápida o lentamente sube el azúcar en la sangre.  1 gramo de CHO eleva la glucosa sanguínea aproximadamente 5 mg/dL.  Fuentes concentradas de CHO incluyen: arroz, avena, bolillo, cereales en caja o bolsa (Corn Flakes, Cheerios, otros), chícharo, elote, espagueti, fideo, fruta, golosinas, macarrón, masa de maíz, pan árabe, pan de caja, pan dulce, papas, pasta, pastel, tamal, tortilla de harina o de maíz, zanahoria cocida
CONTROL GLUCEMICO el mantener los niveles de glucosa sanguínea entre 70 y 110 mg/sL o dentro del rango concordado entre la persona con DM y su equipo profesional de la salud
DM1 una condición en que el páncreas deja de producir insulina, la cual es esencial para la vida corporal del ser humano; se trata con una combinación de educación, insulina, alimentación y actividad física; es más frecuente entre las personas jóvenes y que no presentan obesidad o sobrepeso
DM2 una condición en que o el páncreas no produce suficiente insulina para las necesidades corporales o existen factores de resistencia, que impiden la función de la insulina producida; es más frecuente entre las personas con más de 30 años de edad y que presentan obesidad, sobrepeso y reducida actividad física
GLUCEMIA la presencia y cantidad de glucosa en la sangre
HEMOGLOBINA GLICADA (HbA1c) ó
HEMOGLOBINA GLUCOSILADA (HbA1c)
una prueba cuyo resultado refleja la cantidad de glucemia durante los últimos 60 - 90 días; el valor típico de una persona sin DM se encuentra entre 4% y 6%; representa el porcentaje de células rojas en la sangre que se han unido permanentemente con una molécula de glucosa
HIPERGLUCEMIA la presencia de niveles altos de glucosa en la sangre; representa un nivel de glucemia mayor a aproximadamente 140 - 150 mg/dL; cada persona con DM colabora con su equipo de la salud para realizar su definición individual de lo que se considerará hiperglucemia
HIPOGLUCEMIA la presencia de niveles de glucosa en la sangre que no son suficientes para el funcionamiento normal del cuerpo; un valor de glucemia de 70 mg/dL o menos es llamado "hipoglucemia"; la hipoglucemia debe tratarse con una cantidad precisa de glucosa (para elevar la glucemia a niveles superiores a 70 mg/dL e inferiores a 110 mg/dL) y ser seguido de carbohidrato, proteína y grasa (juntos)
MG/DL una medida de la cantidad de una sustancia en la sangre; significa "miligramos por decilitro"; los valores de glucemia de una persona sin DM normalmente se encuentran entre 70 y 100 mg/dL
POSTPRANDIAL después de comer; un término que se refiere a la actividad o al estado físico después de comer

PREGUNTA:       ¿Cuáles son los valores de insulinemia basal y después (a los 120 minutos) del estímulo con 75 gramos de glucosa?

RESPUESTA:        Insulinemia se refiere a la presencia de insulina en la sangre.  Los valores dependen de muchos factores.  Por ejemplo, el peso de la persona, de la edad y a veces hasta del sexo, de la presencia o no del embarazo o de la pubertad, de la presencia de DM, de si la insulina está inyectada o si es insulina natural, si la persona tiene una infección, del nivel de actividad física o ejercicio que haga la persona, y de la presencia de resistencia a la insulina o de hipersensibilidad a la insulina.  Insulinemia basal periferal es, en general, de 54 ± 2 pmol/L.  Insulinemia (suero) en ayunas = 40 pmol/L [+ o - 4].  Sin embargo, debido a que la insulina tiene una media vida de 4 - 5 minutos, + o - 2.7 minutos, es muy dificil medir su presencia con precisión.  El péptido C, en cambio, tiene un vida media de 20 - 30 minutos y por eso lo medimos con más confianza para tener un estimado bastante correcto de la cantidad de insulina que ESTUVO producida en algún momento (la medición sucede después de que la insulina fuera producida).  La cantidad de péptido C y de insulina es siempre idéntica.  Hay modelos matemáticos para calcular todo esto...pero son predicciones matemáticas más bien que medidas.

Dentro del cuerpo SIN DM, el páncreas almacena aproximadamente 200 unidades de insulina.  La producción basal adulta típica (promedio) es de 1 -2 unidades
por hora.  Postprandial, la segregación o secreción de insulina se eleva a 4 - 6 unidades por hora.  Esta medida se dificulta porque hay dos fases de secreción de insulina, primera fase y segunda fase.  En la primera, la insulina ya está hecha (y está almacenada) y no más se suelta a la corriente sanguínea.  En la segunda, la insulina segregada es nueva, acabándose de hacer, un proceso que requiere de más tiempo.

Información acerca de los valores de GLUCOSA en sangre después de la ingesta de 75 gramos de glucosa se encuentra al www.continents.com.

PREGUNTA:        Tengo DM2 desde hace 3 años.  He estado controlado, pero ahora sufrí un descontrol.  Mis niveles de glucosa andan entre los 180 mg/dL y los 190 mg/dL.  Tomo metformina, 1 en la mañana y otra en la noche.  También tomo la glimepirida.  ¿Cómo le haría para bajar más esos niveles?  ¿La glibenclamida no es mejor que la glimepirida?

RESPUESTA:      Para bajar los niveles de azúcar en la sangre...hay que saber por qué se subieron de repente.  ¿Infección?  ¿Cambio en la alimentación?  ¿Ausencia de actividad física?  ¿Metformina caducada?  Hay muchas posibilidades...pero lo urgente es saber por qué subieron, para bajarlos rápida y seguramente.  Su médico, Educador en Diabetes Certificado y nutriólogo podrán ayudarle a entender la causa y la solución del problema.

PREGUNTA:        ¿Cuál medidor de glucosa es el mejor?

RESPUESTA:         El que usted podrá usar y usará.  La exactitud o precisión es un factor importante al evaluar el costo y la utilidad de un medidor de glucosa casero: Al comprar un medidor nuevo, y sobretodo si es uno de los económicos en el mercado, lo crítico es checar su precisión.  La más fácil manera de lograr este chequeo es hacer 4 medidas seguidas (dentro de un período de 1 - 2 minutos).  Lo ideal es hacer estas pruebas dentro de la tienda donde está por comprar el medidor.  Si no es preciso (es decir, si hay demasiada variación entre los 4 valores), trate de que le devuelvan su dinero para que compre un medidor más exacto.  Si saca cada muestra de un dedo diferente, de la misma mano, los valores para las 4 lecturas no deben variar por más de 5% - 10% cuando los valores de glucosa presente en la sangre están en el rango de 70 - 120 mg/dL.   Recientemente (18 enero 2006), una serie de estas pruebas con un medidor de glucosa casero económico produjo los siguientes valores en un período de 1 minuto y 5 segundos: 76, 84, 76, 90, 73 mg/dL.  Estos resultados dan un promedio de 79.8 mg/dL.  Pero la variación entre los valores hace que la persona con DM1 ó DM2 tiene que decidir qué hacer (si comer algo o no) o no hacer (actividad física, inyectarse insulina para comer).  La decisión es casi imposible porque no se puede saber cuál es el nivel de glucosa aproximadamente real o verdadero.  Si es 73 mg/dL, tal vez una colación.  Si 90 mg/dL, ninguna colación, a menos que vaya a hacer una actividad física fuerte.  En otras palabras, esta cantidad de variación no es aceptable (porque en realidad el nivel de glucosa sanguínea no variaría tanto en tan corto tiempo).  No es aceptable sobre todo si uno utiliza insulina y basa las decisiones de si inyectarse (o comer) o no, en el valor de la glucosa.  Por ejemplo, a 73 mg/dL, tal vez sea necesario comer un poco de proteína; a 90 mg/dL, la misma proteína definitivamente no es necesaria ni urgente.  Pero ¿cuál es el valor más real?

PREGUNTA:         ¿Es posible que el hombre transmita la DM a un nuevo ser al procrearlo?

RESPUESTA:         Es posible pero no muy probable.  La cifra de posibilidad es aproximadamente 3 - 6% en el caso de la DM1.  Es más alta la posibilidad en el caso de la presencia de la DM2 en los papás del bebé.  En el caso de la DM2, la posibilidad se reduce si el nuevo ser no deja de ser activo físicamente y no se permite llegar a ser obeso o tener sobrepeso.

PREGUNTA:         Tengo 40 años.  Tengo DM2.  Toda la vida me han gustado las cosas dulces, chocolates, galletas, caramelos, tortas.  Como mucha fruta de todo tipo y mucho pan.   Hasta los 20 años de edad, aproximadamente, dejé de hacer ejercicios.  Soy gorda pero no tanto para la cantidad que como.  Ahora estoy en tratamiento para adelgazar.  No me he hecho ningún examen sobre DM.  Me gustaría saber si todas esas cosas dulces, incluyendo la fruta y el pan, pueden haberme provocado la DM.  Ahora no como pan pero me compro la fruta más rica para evitar comer los chocolates.

RESPUESTA:         La comida NO causa la DM, aunque la obesidad y el sobrepeso sí contribuyen a la presencia de DM, tipo 2.  Hay más información sobre los orígenes de la DM en estas páginas:  www.continents.com/diabetes.htm.

PREGUNTA:         A mi hijo, que tiene DM1, se le administra tanto en la mañana como en la noche, su insulina Humulin Regular y Humulin NPH.  Toma la misma dosis en la mañana y en la noche: 3 unidades de NPH y 6 unidades de Regular.

Hay ocasiones en que él come muchísimo pollo, carne, huevo, jamón a mediodía, y luego en la noche no tiene hambre.  Ha habido dos ocasiones en que antes de cenar y de administrarle la insulina de la noche, él registra en su medidor de glucosa 75 mg/dL.  Pero, como no tiene hambre a la hora de la cena, no se le administro su insulina de la noche.  Al día siguiente amanece con un valor de 110 - 115 mg/dL.

¿Estaremos haciendo bien, que cuando en la noche no cene y registre un valor de 75 mg/dL antes de dormir, no se ladministre su insulina de la noche?

RESPUESTA:         Hay varias soluciones al dilema.  Se puede aplicar la dosis de insulina NPH pero no la de insulina Regular cuando tenga 75 mg/dL y no quiera comer antes de acostarse.  Al checar en la madrugada (5 horas después de inyectarse la NPH nocturna), si está bien (80-110), la solución es adecuada.  Si baja mucho a esa hora, tal vez una media dosis (en este caso, 1.5 [1 1/2 unidades de insulina NPH) sea suficiente.  Hay que hacer la prueba (utilizando constantemente el automonitoreo con el medidor casero de glucosa) para determinar la dosis correcta.  También podría reducir la cantidad de comida a medio día para que tenga hambre también a la hora de la cena.  Su hijo probablemente sigue en la "luna de miel" y por eso su cuerpo está produciendo un poco de insulina, que es suficiente mientras que ayune (es decir, no cene).  Pero al omitir TODA la insulina en la noche, el riesgo es de que las células beta sobrevivientes tengan que esforzarse demasiado y se agoten.  Mientras se conserven, el control será mucho más fácil y por eso vale la pena intentar conservarlas.  Su plan de alimentación, que incluye mucha proteína y grasa y poco carbohidrato concentrado, es una vía posible para conservar las células beta que sobrevivan.

El valor de glucosa sanguínea siempre indica si la dosis de insulina, la actividad física y la alimentación están bien.  Si el valor está entre 70 - 110 mg/dL durante toda la noche, está bien.  Hay que variar las variables poco a poco y una por una, para llegar a la óptima combinación.

PREGUNTA:         Tengo 16 años y tengo DM2.  Me recetaron glibenclamida, 1/2 pastilla antes del desayuno.  Lo que pasa es que 2 horas después de habérmela tomado, me dan hipoglucemias.  Por eso, ya no me las tomo.  Anteriormente también me habían recetado las Euglucón, pero también me sucedía lo mismo y de igual manera las dejé de tomar.  ¿Tengo que seguírmela tomando o recomendarle a mi doctor el suministro de insulina?

RESPUESTA:       La hipoglucemia puede relacionarse con el medicamento o con la DOSIS del medicamento.  La insulina basal (Lantus) sí se ha empleado en personas jóvenes con sobrepeso, y tiene menos probabilidad de causar la hipoglucemia (sobre todo la nocturna), siempre y cuando la dosis sea la adecuada.  Claro, la Lantus sirve principalmente para controlar la hiperglucemia basal (en períodos de ayunas).  Independientemente del tratamiento que usted y su médico decidan implementar, el automonitoreo casero de la glucosa es crítico para indicar el éxito o fracaso del tratamiento implementado y para señalar los ajustes (menos o más dosis, diferentes alimentos, diferentes medicamentos, más actividad física) necesarios para lograr un buen control de la hiperglucemia (alto azúcar en la sangre) y de la hipoglucemia.  En el período de crecimiento físico y mental (0 - 20 años de edad, aproximadamente), es importante controlar la hiperglucemia, sea con pastillas, insulina, actividad física, plan de alimentación o todos estos juntos, para que el desarrollo físico y mental proceda bien y sin complicaciones.  Su médico endocrinólogo y Educador en Diabetes Certificado podrán colaborar con usted y sus papás para ingeniar un plan de autotratamiento aceptable (sin tanta hipoglucemia).

Es importante reconocer que la primera dosis recetada de cualquier medicamento (incluso la insulina) no siempre es la dosis CORRECTA.  Así, es necesario ir analizando los resultados y ajustando la dosis para que haga bien (controlar la hiperglucemia) y no haga mal (causar la hipoglucemia).

PREGUNTA:         Tengo 57 años y tengo DM2 desde 1995.  Mido 1.75 metros y peso 87 kilogramos.  Mi actividad física es muy, muy ligera.  Aunque uso el medidor de glucosa casero todas las mañanas, me ha sido difícil controlar mis niveles de glucosa en sangre.  Actualmente oscilan, en ayunas, entre los 160 mg/dL y los 180 mg/dL.  Temo aumentar la dosis de insulina.  En alguna ocasión escuché que había una especie de regla para defiinr la cantidad máxima de insulina que normalmente puede uno administrarse, algo así como "2 unidades por cada kilogramo de peso corporal" ó "1 unidad por cada 2 kilogramos de masa corporal."  Sé que eso depende de lo que coma y en qué cantidad, pero si ese parámetro existe, me ayudará para saber que tan fuera de los estándares ando.

RESPUESTA:      Usted no menciona la dosis actual, ni cuáles insulinas utiliza...por eso, es dificil entender o contestar bien la pregunta.  Sí, existe una fórmula para calcular la dosis ORIGINAL (al iniciar la insulinoterapia), pero despues de la aplicación del cálculo original, es necesario utilizar los valores de glucosa en ayunas para modificar o ajustar la dosis de insulina BASAL (Lantus), y los valores de glucosa postprandial para modificar o ajustar las dosis de insulina rápida (lispro o Regular) prandial (es decir, con las comidas).

La fórmula para empezar a buscar la dosis correcta inicial depende de la edad, del tipo de DM, de su nivel de actividad física, de si tiene función de las células beta todavía, de cuánto tiempo ha tenido la DM, de su peso...en fin, de muchos factores.  Por eso es sólo un inicio; casi nunca llega uno a la dosis correcta simplemente con la fórmula de cálculo.  Para iniciar, y dependiendo de los factores mencionados y algunos otros, puede multiplicar su peso corporal por .1, .2, .3, .4, .5, .6, .7, .8, .9, 1 u otra cifra.  Para algunas personas, .5 está bien, para otras, 1.1 ó 2 está bien.  Este factor es la cantidad de unidades parciales por kilogramo de peso corporal.  Así, para una persona de 87 kilogramos y según la cifra seleccionada, el médico podría empezar con 8.7 unidades al día (total, de todas las insulinas utilizadas) o con 17.4 unidades totales o con 43.5 unidades totales.  La decisión debe ser hecha por el médico, según su evaluación de los muchos factores involucrados.  La insulina es una hormona, y una característica de las hormonas es que son POTENTES.  Por eso, aun una sola unidad de insulina tiene un efecto en el cuerpo.  Por eso, también, es importante no exagerar al inicio y mejor ir ajustando la dosis según los valores de glucosa en sangre.  La persona con DM irá aprendiendo de la experiencia, bajo la supervisión del médico.

En su caso, la dosis de insulina basal parece ser insuficiente porque se levanta con 160 mg/dL - 180 mg/dL.  Tendría que saber cuánto baja la glucosa sanguínea por cada unidad de insulina, empleando los valores de glucosa sanguínea para calcularlo, para saber cuánto agregar a la dosis actual para levantarse con niveles normales (70-100 mg/dL, si este es el rango que desée lograr), para calcular la nueva dosis.  Para un ingeniero, no es nada difícil, pero el cálculo tiene que ser personalizado y con cifras reales (el automonitoreo sirve precisamente este fin...permitir los ajustes adecuados y correctos y la evaluación de los mismos).  En colaboración con su médico endocrinólogo, podrá llegar a aprender a calcular la dosis adecuada.

PREGUNTA:         Tengo 8 meses con DM1.  Desde que supe el diagnóstico, me he interesado por llevar una alimentación lo más adecuada posible.  Mi nutrióloga e incluso las normas oficiales mexicanas dicen que la alimentación de una persona con DM debe ser de un 50% a 60% de carbohidratos (CHO).  Pero, un doctor me comentaba que lo mejor es comer la menor cantidad posible de CHO, ya que éstos hacen que se requiera mayor cantidad de insulina y así es mas fácil engordar.  El dice que puedo comer más proteína y verdura y grasas no saturados.  Pero he escuchado que la proteína daña los riñones.  El dice que esto es mentira.  Estoy confundida porque es cierto que ahora me cuesta más mantener mi peso y siento que cada día engordo más.  Pero la nutrióloga dice que una dieta baja en carbohidrato produce cetonas y esto, según sé, causa cetoacidosis.   ¿A quién le hago caso?

RESPUESTA:      Desafortunadamente, la DM1 no es como una enfermedad aguda o condición temporal (pneumonía, un hueso roto), que se puede tratar y curar finalmente. La DM1 es una condición crónica, en que el tratamiento correcto y necesario se administra principalmente a través de los esfuerzos constantes diarios de la persona que tiene DM1 (cuando llegue a ser adolescente y adulto).  Los profesionales de la salud podrán recomendar, sugerir, recetar, opinar, investigar, decir...pero la persona con DM1 es quien casi sin excepción (es decir, excepto en casos de descompensaciones severas o de discapacidad mental) es responsable de aplicar o implementar el tratamiento.

Siempre habrá varias opiniones y recomendaciones profesionales, las cuales pueden o no estar de acuerdo entre sí.  Podrán variar aun cuando están basadas en la investigación científica...porque la investigación científica, igual que el tratamiento recetado, no siempre produce los mismos resultados.  Esto esencialmente es porque no hay 2 personas idénticas (que comen idénticamente, hacen el mismo ejercicio, pesan igual, etc.), con las mismas condiciones y respuestas.  Por eso, la persona con DM1 tiene la necesidad y la responsabilidad de tomar la decisión final sobre cómo va a tratar la DM1, sobre qué nivel de control busca o acepta, sobre cuáles son los efectos de cambios de la actividad física, sobre los medicamentos, y sobre los alimentos que consume en su propio automanejo del tratamiento médico.

Educándose, pensando, evaluando frecuentemente el control de la glucosa sanguínea (que es lo primordial en la DM y la meta del tratamiento de cualquier tipo), la persona con DM1 decide lo que le conviene hacer, según sus metas de salud y la calidad de vida que busque y sobre la base de su propia EXPERIENCIA (por ejemplo: ayer comí palomitas, mi azúcar subió a 180 mg/dL, hoy no las como y mi azúcar está en 109...¿cuál es la lección?  ¿Tomar más insulina?  ¿Comer menos carbohidrato?  ¿Correr después de comer las palomitas?).  Por la experiencia con SU propio cuerpo, y al medir la glucosa, verá cuáles son las respuestas de SU cuerpo...así es que la persona que mejor podrá conocer su cuerpo y el efecto de su autotratamiento es uno mismo.  Al comunicar este conocimiento a los profesionales del equipo de la salud, les permite ofrecer su opinión profesional sobre cuál sería el mejor plan por el momento.

El plan adecuado hoy, en este momento, no necesariamente será el mismo plan adecuado para siempre.  Si, por ejemplo, el plan de alimentación de 50% - 60% de CHO (en combinación con la actividad física y las insulinas) le permite el control de la glucosa que busque y que crea que le proporcionará la calidad de vida deseada a largo plazo y en el corto plazo, entonces el plan es funcional.  Si no se lo permite, podrá investigar y buscar otro plan de alimentación e implementarlo e investigar los resultados.  En la DM1, todo depende del control de la glucosa que busque la persona con DM1.  Por ejemplo, en el proceso de auto-educación, auto-tratamiento y experiencia propia, la persona con DM1 aprende que si el cuerpo tiene acceso a la insulina en cantidades correctas, no produce cetonas ni cetoacidosis.  Aprende, a través de la investigación, que las proteínas son moléculas grandes y si los riñones están dañados, las proteínas no se filtran correctamente, lo cual causa aun más daño.  Pero, si los riñones son sanos y no están dañados por años de hiperglucemia crónicas, la investigación sugiere que no sufrirán daños simplemente por comer una porción grande de proteínas alimentarias.

Claro, este proceso de experimentación continua y de aprendizaje constante no es lo que todas las personas con DM1 deséen...a veces preferiríamos que alguien (un profesional de la salud, un vendedor del mercado público, un show de televisión, las normas oficiales, etc.) nos DIJERA o INDICARA qué hacer, cuándo y cómo.  Pero no hay garantías de qué es lo que sirva.  El tratamiento de la DM requiere de más liderazgo.  Ser simple seguidor de indicaciones de otros no resulta en un tratamiento eficaz.  Cada quien con DM1 es diferente y tendrá necesidades de tratamiento diferentes.  Quien tiene que determinar la verdad es la persona con DM1, con la experiencia propia y en colaboración con su equipo de profesionales de la salud.

PREGUNTA:         Tengo 31 años de edad.  No tengo DM.  Me detectaron glaucoma y me informan que es hereditaria.  Mi duda es sobre qué tratamientos se deben aplicar y si se debe operar o no.

RESPUESTA:      La glaucoma es esencialmente el daño al nervio óptico.  Este nervio es muy importante para la vista, la cual naturalmente uno quiere proteger.  La glaucoma realmente es un grupo de enfermedades.  El tipo más frecuente es hereditario.  La glaucoma es una causa principal de la ceguera.  No hay ninguna cura para la glaucoma.  Todo el mundo corre algo de riesgo de desarrollar la glaucoma.  Muchas veces, no hay ningunos síntomas.  Dependiendo del tipo de glaucoma, el tratamiento podrá incluir medicamentos (normalmente gotas para los ojos), o cirugía para reducir la presión en el ojo y para prevenir más daño al nervio óptico.  Aunque no hay cura, el diagnóstico y tratamiento oportunos y el tratamiento continuo podrán conservar la vista.  Su oftalmólogo le informará sobre las opciones de tratamiento de esta condición seria.

PREGUNTA:         Tengo 32 años, mido 165 centímetros y peso 52 kilogramos.  Hace poco me hice unos análisis y tengo 69 mg/dL de glucosa.  Estoy preocupada, porque he investigado los síntomas que se tienen con la glucosa baja y es lo que me pasa.  Es decir, cuando me viene el hambre, me entra muy desesperadamente y me empiezo a encontrar mal, como mareada, muy débil y incluso con pocas ganas de hablar.  Pero al comer algo, me recupero.  Lo que no sé es que si esto es normal o si se puede decir que estoy con tendencia a tener hipoglucema.

RESPUESTA:      La hipoglucemia es más frecuente en las mujeres que en los hombres, y se presenta más mientras la persona tiene más edad.  Es probable que a los 69 mg/dL de glucosa, sí tiene hambre y los otros síntomas que menciona.  Y es probable que la ingesta de calorías (especialmente los carbohidratos en cantidad medida o razonable) "cure" la hipoglucemia.  Es decir, es probable que usted sí tuvo hipoglucemia.  El por qué no es tan fácil adivinar.  No se sabe si tiene DM1, DM2, cuáles medicamentos (insulina, pastillas) utiliza, en qué consiste su alimentación, cuánto tiempo pasa entre las comidas, cuánta actividad física diaria emplea y a qué horas, medicamentos y su dosis, duración de DM si la tiene, y muchos factores más.  El médico endocrinólogo podrá asesorarle y hacer los análisis necesarios para saber por qué tiene hipoglucemia y para indicar algún tratamiento.  El tratamiento más común para las persona que tiene hipoglucemia ocasional, sin DM y tratamiento antidiabético, es dividir las comidas y comer una parte cada 2 - 4 horas, aumentando la proteína y grasa (carnes o aves o pescado, verdura, ensalada, queso, yoghurt, leche, aceitunas, etc.)en la alimentación y reduciendo la cantidad de carbohidrato concentrado (jugos, futas, dulces, cereales, refrescos dulces, pastas, etc.).

El mejor "tratamiento" es la prevención, la cual puede realizarse a través del uso del monitor casero de glucosa.  Si checa la glucosa cada hora a través de 24 horas, sabría más sobre el comportamiento de su metabolismo y tal vez podría predecir el horario en que se baja la glucosa.  A fin de cuentas, vale la pena vigilar esta condición, porque indica cierta anormalidad en la producción de insulina o en el metabolismo de la misma y de la glucosa.   Por eso, es importante monitorear la glucosa sanguínea cuandoquiera que siente que está bajando, y si está bajo (menos de 70 mg/dL), utilizar las tabletas de glucosa para subirlo un poco (cada gramo de glucosa sube el azúcar en sangre aproximadamente 5 mg/dL...entonces con la meta de tener la glucosa en 100 mg/dL, tendrá que calcular cuántos gramos de glucosa ingerir).

Al checar el nivel de glucosa en la sangre un poco antes del horario en que se presenta la hipoglucemia, uno podrá saber si el nivel de glucosa está bajando y aplicar el tratamiento (comida) antes de que llegue a la hipoglucemia (aproximadamente menos de 70 mg/dL para la persona sin DM).  Muchos textos admiten la hipoglucemia únicamente si el nivel de glucosa sanguínea llega a menos de 51 mg/dL.

La DM ordinariamente se presenta con un AUMENTO en la glucosa sanguínea.  Pero una baja de la misma tal vez indique que el páncreas está comportándose de una manera poco normal...y hay que investigarlo.

PREGUNTA:         ¿Sigo con DM2?  Hace 2 años me dieron el diagnóstico.  Me recetaron los medicamentos que tomo.  Quiero saber si tengo que administrarme los medicamentos aun ahora cuando tengo los niveles de azúcar normales.

RESPUESTA:      Es una decisión que tendrá que consultar con su médico y Educador en Diabetes Certificado.  Si actualmente está tomando medicamentos que le permiten tener niveles normales de azúcar (70 - 100 mg/dL), es probable que los medicamentos sean necesarios porque sin ellos tal vez suban los niveles de glucosa en sangre.  La actividad física y la alimentación también tienen un rol importante en el control de la glucosa sanguínea y en las etapas TEMPRANAS del desarrollo de la DM2, es posible que estos factores solos (sin medicamento antidiabético) y bien manejados sean suficientes para controlar la hiperglucemia.  Pero la DM2 es una condición progresiva y el tratamiento que hoy funciona no necesariamente funcionará para siempre.  El automonitoreo de la glucosa en sangre, en casa, le ayudará a comprender el efecto de los 3 factores (medicamento, actividad física, alimentación).  Estos efectos los puede comentar con su endocrinólogo y Educador en Diabetes Certificado.

PREGUNTA:         ¿Es más eficaz la insulina glargina (Lantus) que la insulina de acción intermedia (NPH)?

RESPUESTA:      Para decidir, en consulta con su endocrinólogo y Educador en Diabetes Certificado, es importante definir EFICAZ en su caso particular.  Las dos insulinas bajan los niveles de azúcar circulando en la sangre...pero a velocidades diferentes y con una dinámica diferente.  Si primero define la meta del tratamiento (qué rango de glucosa en sangre es el que quiere mantener, por ejemplo), será más fácil la decisión entre las dos insulinas.

La insulina Lantus (glargina) es una insulina basal y como tal tiene la maravillosa característica de proporcionar una cantidad moderada de insulina a través de las 24 horas del día después de ser inyectada, sin un pico de acción notable.  Con la dosis correcta de Lantus (que para la mayoría de las personas con DM1 se inyecta una sola vez al día), la incidencia de hipoglucemia está muy baja.  Otras insulinas (Lispro/Humalog, Regular) son insulinas prandiales y proporcionan una acción insulínica más rápida, con un pico de acción relativamente predecible.  La NPH es una insulina intermedia, con una duración de acción variable entre 3 - 12 horas y un pico de acción entre  6 - 7 horas después de inyectarse.  Su duración de acción estimada es alrededor de 13 horas (una sola inyección diaria de NPH no permite el control basal adecuado de la glucosa a través de las 24 horas del día).

La función básica de las insulinas, de cualquier tipo, es la misma: facilitar el movimiento de la glucosa desde la corriente sanguínea hacia dentro de las células del cuerpo.  Todas las insulinas "funcionan" pero la decisión de cuál usar se tiene que basar en los factores mencionados (¿cuántas inyecciones al día?  ¿control prandial y postprandial o en ayunas?).  La insulina NPH, formulada en 1946, es insulina y la Lantus es análago de la insulina (entró en el mercado en 2000-2001).  Una pequeña diferencia permite que la Lantus dure más tiempo en el cuerpo y funciones sin tanto riesgo de hipoglucemia.

PREGUNTA:         Me diagnosticaron DM2 hace casi un año con una hemoglobina glucosilada de 13% (recién me hice la prueba y el resultado fue de 4.8%), pero algunas personas me han dicho que estoy en plena luna de miel con mi diabetes.  ¿Qué quiere decir esto?  ¿Que después no me voy a poder controlar y voy a tener más problemas?  Actualmente me controlo con metformina, alimentación y ejercicio.

RESPUESTA:      En la DM2, no se presenta precisamente una luna de miel porque al diagnóstico un porcentaje (aproximadamente 50%) de las células beta están todavía produciendo una cantidad de insulina necesaria para el control de la hiperglucemia (mientras que en la DM1, el porcentaje está muy reducido y al diagnóstico no es suficiente para la producción de insulina en el contexto de elevados niveles de glucosa).  Según la teoría más aceptada actualmente, la luna de miel que en algunas personas se presenta en la etapa muy temprana de la DM1 representa un período de semanas o meses en que la reducción de la toxicidad causada por altos niveles de glucosa en la sangre (presentes al diagnóstico) produce un efecto positivo sobre el ambiente físico o laboral en que las células beta tienen que producir la insulina.  En el ambiente mejorado por la administración de insulina inyectada, las células funcionan mejor y producen más insulina.  El resultado es un control de la hiperglucemia más fácil y regular.  Una vez que la luna de miel de la DM1 acabe, que es cuando las células beta, por agotamiento o muerte celular, ya no podrán producir la insulina en cantidades necesarias, no vuelve a presentarse.  En su caso de DM2, el tratamiento (metformina, alimentación, y actividad física) que usted maneja es probable causa de que su hemoglobina glucosilada (A1c) esté en 4.8%, un nivel completamente normal.  Cuando mantiene este nivel de A1c, es difícil que experimente cualquier problema clara o únicamente relacionado con la DM2 y la hiperglucemia crónica (retinopatía, nefropatía, neuropatía, cardiopatía).  El tratamiento actual está ayudando a que las células beta que todavía funcionan en su cuerpo sigan funcionando sin agotarse por ser obligadas a producir más insulina de la que sean capaces de producir.  La presencia de excesivo CHO (pan, azúcar, fruta, arroz, tortilla, cereales, etc.) tiende a producir niveles de glucosa más altos en la sangre y por ende el metabolismo de los CHO requiere de más producción de insulina.  Hay muchos profesionales de la DM que creemos que al no exponer estas células beta sobrevivientes a un ambiento tóxico (es decir, de altísimos niveles de glucosa en sangre) que exija la producción de cantidades industriales de insulina, las mismas podrán funcionar bien por muchos años todavía, facilitando tanto el tratamiento (que como en su caso, sigue siendo necesario) y el control de la hiperglucemia.

PREGUNTA:         Tengo preguntas para las cuales no encuentro respuestas.  ¿Qué es una curva de tolerancia a la glucosa?  ¿Cómo se elabora?  ¿Cuál es la diferencia cuando una curva de tolerancia se realiza en una mujer con DM gestacional?   ¿Existe alguna bibliografia para poder informarme mas afondo poravor si q necesito la ayuda?

RESPUESTA:          Una curva de tolerancia es simplemente una lista de los valores que indican la respuesta del cuerpo a la administración de una dosis concentrada de glucosa.  Los resultados obtenidos indican o no la presencia de la DM, sea diabetes gestacional (DMg) ó DM1 ó DM2.

En un día en las semanas 24  - 28 del embarazo, se debe practicar el tamiz para excluir la presencia de DMg.  En esta instancia, sólo se usa una prueba con 50 gramos de glucosa anhidra en 200 ml de agua.  Si a una hora, el valor de la glucosa sanguínea es 139 mg/dL ó menos, el resultado es normal (sin DMg).  Si a una hora, el valor de la glucosa sanguínea es 140 mg/dL ó más, el resultado es anormal (posibilidad de DMg).  Aunque salga normal el resultado glucémico a una hora, si la mujer se considera una mujer de alto riesgo de DMg, se puede repetir la prueba en las semanas 32 - 34 del embarazo.  En cualquier caso, si a una hora depués de la carga oral de glucosa de 50 gramos de glucosa en 200 ml de agua, el valor de glucosa sanguínea es mayor a 139 mg/dL, entonces se hace la siguiente prueba con 100 gramos de glucosa anhidra (en agua).

Los valores utilizados para la prueba de 100 gramos de glucosa anhidra en 400 ml agua son los siguientes:
 
Curva de tolerancia a la glucosa - Valores para detección de la DMg*
En ayunas 95 mg/dL
A 1 hora 180 mg/dL
A 2 horas 155 mg/dL
A 3 horas 140 mg/dL
* Carpenter, M. W., & Coustan, D. R.  (1982).  Criteria for screening test for gestational diabetes.  American Journal of Obstetrics and Gynecology, 144, págs. 768–773

Hay dos grupos de valores aceptados, otros menos rígidos y éstos de la tabla (arriba).  Presento los valores más conservadores porque detectan la DMg con más facilidad y precisión.  Los valores en la tabla arriba son valores NORMALES; no indican la presencia de DMg.  Para tener el diagnóstico de DMg, es necesario que 2 ó más de estos valores se excedan. En caso de tener la DMg, el control meticuloso de la glucemia durante el embarazo es necesario y preciso para que el bebé salga sin problemas o deformidades y para proteger la salud de la mamá también.

Encontrará información relevante al www.continents.com/diabetes11.htm y podrá leer más (en inglés) al:
http://care.diabetesjournals.org/cgi/content/full/26/11/3160#T1
http://care.diabetesjournals.org/cgi/content/full/26/suppl_1/s5#T3

PREGUNTA:         Mis niveles de azúcar están entre 50 mg/dL y 69 mg/dL diariamente y aun comiendo alimentos pesados.  No sé qué tipo de hipoglucemia pueda tener o si es o no es diabetes.

RESPUESTA:        Hay MUCHOS factores que pensar bien...horario de comidas, tipo de alimentación, actividad física, dosis y tipos de insulina y/o medicamentos antidiabéticos, horarios, tiempo entre comidas, etc.  Es imposible contestar bien una pregunta o un problema como éste por internet, porque requiere de mucho indagar.  Un aumento de proteína y grasa en la alimentación podría ser útil (junto con una reducción de carbohidratos que son pan, arroz, tortilla, cereales, frutas, pasta, etc.), al igual que comer más seguido (6 veces al día en vez de 3) pero en cantidades menores de comida (carne o ave o pescado, verdura, ensalada, queso, yoghurt, leche, aceitunas, etc.).  Si checa la glucosa cada hora a través de 24 horas, con el medidor casero de glucosa sanguínea, sabríamos más sobre el comportamiento de su metabolismo y tal vez podría predecir el horario en que se baja la glucosa.  A fin de cuentas, vale la pena vigilar esta condición, porque indica cierta anormalidad en la producción de insulina o en el metabolismo de la misma.   Por eso, es importante monitorear la glucosa sanguínea cuandoquiera que siente que está bajando, y si está bajo (menos de 70 mg/dL), utilizar las tabletas de glucosa para subirlo un poco (cada gramo de glucosa sube el azúcar en sangre como 5 mg/dL...entonces con la meta de tener la glucosa en 100 mg/dL, tendrá que calcular cuántos gramos de glucosa ingerir).

La hipoglucemia es más frecuente en las mujeres que en los hombres, y se presenta más mientras la persona tiene más edad.  Y es probable que la ingesta de calorías (especialmente los carbohidratos en cantidad medida o razonable) "cure" la hipoglucemia.  El por qué no es tan fácil adivinar.  No se sabe si tiene DM1, DM2, en qué consiste su alimentación, cuánto tiempo pasa entre las comidas, cuánta actividad física diaria emplea y a qué horas, medicamentos y su dosis, y muchos factores adicionales.  El médico endocrinólogo podrá asesorarle y hacer los análisis necesarios para saber por qué tiene hipoglucemia y para indicar algún tratamiento.  El tratamiento más común para las persona que tiene hipoglucemia ocasional, sin DM y tratamiento antidiabético, es dividir las comidas y comer una parte cada 2 - 4 horas, aumentando la proteína y grasa (carnes o aves o pescado, verdura, ensalada, queso, yoghurt, leche, aceitunas, etc.) en la alimentación y reduciendo la cantidad de carbohidrato concentrado (jugos, futas, dulces, cereales, refrescos dulces, pastas, etc.).

El mejor "tratamiento" es la prevención, la cual puede realizarse a través del uso del monitor casero de glucosa.  Si checa la glucosa cada hora a través de 24 horas, sabría más sobre el comportamiento de su metabolismo y tal vez podría predecir el horario en que se baja la glucosa.  A fin de cuentas, vale la pena vigilar esta condición, porque indica cierta anormalidad en la producción de insulina o en el metabolismo de la misma y de la glucosa.   Por eso, es importante monitorear la glucosa sanguínea cuandoquiera que siente que está bajando, y si está bajo (menos de 70 mg/dL), utilizar las tabletas de glucosa para subirlo un poco (cada gramo de glucosa sube el azúcar en sangre aproximadamente 5 mg/dL...entonces con la meta de tener la glucosa en 100 mg/dL, tendrá que calcular cuántos gramos de glucosa ingerir).

Al checar el nivel de glucosa en la sangre un poco antes del horario en que se presenta la hipoglucemia, uno podrá saber si el nivel de glucosa está bajando y aplicar el tratamiento (comida) antes de que llegue a la hipoglucemia (aproximadamente menos de 70 mg/dL para la persona sin DM).  Muchos textos admiten la hipoglucemia únicamente si el nivel de glucosa sanguínea llega a menos de 51 mg/dL.

La DM ordinariamente se presenta con un AUMENTO en la glucosa sanguínea.  Por eso, sin que tome algún medicamento que baja la glucosa sanguínea y sin algún tumor del páncreas (posible pero improbable), se puede dudar que tenga DM.  Pero una baja de la glucosa sanguínea tal vez indique que el páncreas está comportándose de una manera poco normal...y hay que investigarlo.

PREGUNTA:         Busco amigos con esta misma condición.  Tengo 18 años; soy de Guerrero.  Tengo 8 años con DM1.  Al principio la trataba de controlar, pero ahora me vale poco lo que haga con la DM1.  Debo aceptar que yo no he podido superar el problema y espero me ayuden.  Quisiera tener amigos/amigas que me entiendan.

RESPUESTA:       Un Campamento para niños y adolescentes con DM1 es un buen contexto no sólo para conocer a otras personas de su edad que tienen DM1 sino también para aprender nuevas técnicas y tips que facilitan su vida.  Hay varios campamentos en México.  Uno de ellos es el Campamento Diabetes Safari.

PREGUNTA:         Mi papá tiene 65 años y tiene DM2 desde hace 4 años.  Hace como 4 meses empezó con dolores en los pies.  Dice que siente como pinchazos en los pies.  Ya consultó con varios doctores y ninguno le daba un diagnóstico exacto, así que empecé a buscar por internet.  Encontré que muy probablemente es neuropatía diabética.  Después lo confirmé en este útil sitio.  Mis hermanos lo llevaron al Hospital Los Angeles y le recetaron Neurontín, el mismo medicamento que yo había encontrado en internet.  Lo malo es que ahora le está causando mareos.  Se me hizo increíble que mi papá haya visitado tantos "doctores" y no lo ayudaron en nada.  Sólo un poco en el Hospital Los Angeles, pero era demasiado caro.

RESPUESTA:      En realidad, no siempre es por falla de los médicos o los medicamentos que no haya mucho alivio para la neuropatía diabética.  Como es el dicho de que no hay solución para todos los problemas y no hay respuesta para todas las preguntas, es igual con la neuropatía diabética.  La DM2 frecuentemente está presente a través de los 5 - 10 años ANTES del diagnóstico.  En esos años, los niveles elevados crónicos de glucosa en sangre lentamente hacen daño a los nervios y finalmente se presentan los dolores de la neuropatía.  Una vez que haya daño a los nervios, sobre todo en los pies y piernas, es difícil tratarlo y casi imposible repararlo.  Hay medicamentos fuertes que sí ofrecen algo positivo, pero no funcionan para todos los que sufren de la neuropatía y tienen efectos secundarios desagradables en muchos casos.  La neuropatía tiende a ser irreversible, aunque con el tiempo puede haber una reducción en el dolor (los nervios llegan a estar, en estos casos, dañados de tal manera o en tal grado que no pueden transmitir bien el dolor...y la percepción del dolor desaparece), pero paradójicamente esto empeora los riesgos de infección y ulceración porque las extremidades podrán perder la capacidad de sentir (de sentir una piedra en el zapato, por ejemplo, que como consecuencia causa una herida en el pie que en su turno no se siente y por falta de atención se infecta).

Lo bueno es que con un control meticuloso del nivel de glucosa en la sangre, se puede detener en un grado limitado el avance de la neuropatía diabética.  No es cura, sino tratamiento paliativo y como tal, vale la pena.  Un especialista en problemas de neuropatía diabética podrá determinar si otros de los medicamentos fuertes (por ejemplo, la carbamazepina [Tegretol]) pudieran ofrecer un poco de alivio para su papá.  El neurotín o neurontín [gabapentina] es uno de estos medicamentos fuertes, y como ya se ha visto, éstos no se usan sin la posibilidad de efectos secundarios desagradables (en su caso, mareos).  Un Educador en Diabetes Certificado le podrá enseñar a su papá a controlar los niveles de glucosa en la sangre.

PREGUNTA:         ¿Qué es la neuropatía periférica diabética?

RESPUESTA:La neuropatía periférica diabética se refiere a disfunción de los nervios en la periferia del cuerpo (brazos, manos, piernas, pies).  En la mayoría de los casos, afecta los dos lados del cuerpo simétricamente.  Por lo regular, empieza con picazón, sentimientos de que las extremidades están dormidas, hormigueo, ardor y/o debilidad física.  Esta neuropatía diabética representa una falla de los nervios que transmiten información (sensación) hacia y del cerebro y la columna vertebral.  Esta neuropatía está relacionada en la mayoría de los casos con la hiperglucemia crónica (altos niveles de glucosa en la sangre, a través de mucho tiempo).  Con un control meticuloso del nivel de glucosa en la sangre, se puede detener en un grado limitado el avance de la neuropatía diabética.  No es cura, sino tratamiento paliativo y como tal, vale la pena intentar.  Un Educador en Diabetes Certificado le podrá enseñar a utilizar los medicamentos recetados por su médico y el automonitoreo con un medidor de glucosa casero para controlar los niveles de glucosa en la sangre.

PREGUNTA:         ¿Es cierto que por ser irregular en el período menstrual se pueden subir los niveles de azúcar?  Yo tengo DM1 y soy irregular.  Me dijeron que soy irregular por la DM1.

RESPUESTA:       Es frecuente que las mujeres con DM1 tengan dificultad para controlar la glucosa sanguínea durante la semana previa a la menstruación.  Los niveles de glucosa podrán ser más altos o más bajos que lo típico para la mujer.  Las causas más probables son las hormonas producidas en el cuerpo feminino (estrógeno y progesterona), pero no comprendemos totalmente por qué estas hormonas produzcan estos efectos.

Durante la primera mitad de cada ciclo de menstruación, los niveles de estas hormonas están relativamente bajos.  Durante la segunda parte del ciclo, después de la ovulación, los niveles de estrógeno y progesterona aumentan, así causando que el forro del útero se engrose, para prepararse a poder nutrir el huevo fertilizado.  Si la fertilización no sucede, los ovarios dejan de producir estas dos hormonas y su ausencia repentina causa que el útero derrame el forro ya innecesario.  Este derrame es lo que se llama la “menstruación.”

Hay variaciones en los niveles de hormonas a través del ciclo de menstruación.  Estas variaciones pueden afectar el control de la glucosa sanguínea.  Algunas mujeres descubren que su glucosa sanguínea suele subir en los 3 – 5 días anteriores, durante o posteriores a su período de menstruación.  Cuando los niveles de estrógeno están altos, el cuerpo podrá llegar a experimentar más resistencia a la insulina, sea la producida naturalmente o la inyectada.  Las hormonas contrarreguladoras (especialmente la hormona de crecimiento) también pueden afectar el control de la glucosa durante la menstruación.

En general, el uso de los anticonceptivos orales también está relacionado con la dificultad de controlar la glucosa sanguínea.

Algunos científicos creen que en algunas mujeres, los altos niveles de progesterona favorecen una resistencia temporal a la insulina.  Creen que en este caso, la insulina es menos capaz de unirse con las proteínas receptoras que están presentes en la superficie de las células de los músculos.  Es decir, es posible que la progesterona aumente la resistencia a la insulina.  La insulina tiene que unirse con las proteínas receptoras para poder entrar dentro de las células y cuando no puede, los niveles de glucosa sanguínea se elevan.  En otras mujeres, los altos niveles de la hormona estrógeno aumentan la sensibilidad a la insulina, resultando en niveles de glucosa sanguínea que son más bajos que los normales o típicos.

Otros investigadores creen que es el edema (retención de agua en el cuerpo), irritabilidad, depresión y ansias de comer carbohidratos (dulces, por ejemplo) y grasas que llegan a caracterizar a algunas mujeres durante la menstruación que son los factores responsables de la pérdida de control de la glucosa sanguínea frecuentemente observada.

Ya que todo el mundo responde diferentemente, la única manera de manejar los niveles de glucosa sanguínea en el contexto de variación (diaria o cada hora) en el grado de sensibilidad a la insulina, es automonitorear la glucosa en la sangre en casa.  Es útil anotar los valores 4 ó más veces diarias durante la semana anterior, durante y posterior al período menstrual durante por lo menos 2 – 3 meses para entender el patrón de glucosas que acompaña la menstruación.  Esto también le permite ajustar la insulina, el consumo de carbohidratos y la actividad física antes y durante la menstruación para poder controlar mejor la glucosa sanguínea.

Para documentar los efectos de la menstruación sobre el control de la glucosa en sangre, podrá revisar los valores diarios de glucosa sanguínea presentados durante los últimos 3 – 5 meses, marcando el día cada mes en que se inicia la menstruación.  Así podrá determinar si hay patrones.  Por ejemplo, puede que vea niveles más altos o más bajos que los normales en la semana anterior a la menstruación.

Si observa una relación entre el descontrol de la glucosa y el período menstrual, hay otras cosas que se pueden hacer para reducir el descontrol.

Los síntomas premenstruales pueden empeorarse por un control inadecuado o descompensado de la glucosa sanguínea.  Documentando sus sentimientos, cualquier edema, irritabilidad a través de la semana anterior, durante y posterior al período menstrual le permite saber cuándo los síntomas llegan a su máxima fuerza.  Podrá monitorear la glucosa sanguínea más seguido en ese período y utilizar la insulina y la actividad física para mantener un buen control de la glucosa, el cual ayuda a reducir la severidad de los síntomas.

Es posible que tenga menos ganas de hacer la actividad física durante el período menstrual.  Si es así, es probable que una cantidad adicional de insulina será la mejor opción para prevenir un aumento anormal en el nivel de la glucosa sanguínea.  La insulina adicional, necesaria para superar la resistencia a la insulina en este período, no causará una subida de peso, si la alimentación es prudente.  Analícelo con su médico y Educador en Diabetes Certificado.

Es factible reducir otros síntomas que podrá tener durante el período, al poner atención a su plan de alimentación, comer periódicamente (no irregularmente), limitar el consumo de sal (que contribuye al edema o retencion de líquido en el cuerpo), evitar o reducir el consumo de alcohol, chocolate y cafeína, los cuales afectan no sólo el nivel de glucosa sanguínea sino también la disposición (estado emocional).  El tabaco también afecta la disposición.  Y, mantener su actividad física o ejercicio acostumbrado para reducir cambios de disposición y la subida de peso.

El antojo de chocolate o comidas dulces durante la menstruación es provocado por un aumento de progesterona.  Empleando los alimentos verdaderamente “light,” (sin azúcar y sin grasa) es posible comer algo dulce que no afecte importantemente el control de la glucosa sanguínea.  La gelatina light u otro líquido, por ejemplo, endulzado con Canderel o Splenda.  Según lo que coma, podrá ser necesario tomar una cantidad extra de insulina o hacer una cantidad extra de actividad física para compensar cualquier indiscreción alimentaria.

Después de manipular estos elementos, es posible que para mantener un buen control de la glucosa en sangre, aún necesite hacer modificaciones en su manera de emplear la comida, la actividad física y el medicamento (insulina) en los días anteriores al período menstrual.  Haciendo un solo cambio (en vez de alterar todos los factores de una vez) le permite saber cuál es el más eficaz.

Si los niveles de glucosa tienden a elevarse en los días anteriores a su período de menstruación, podrá agregar una cantidad adicional de actividad física a su rutina, evitar el consumo de carbohidratos concentrados o adicionales, y hablar con el médico o Educador en Diabetes Certificado acerca de aumentos temporales, graduales, en la dosis de insulina que utiliza.  Colaborando, podrán ajustar la dosis a la idónea.

Si los niveles de glucosa tienden a bajarse en los días anteriores a su período de menstruación, podrá reducir la cantidad de actividad física diaria y/o aumentar el consumo de carbohidratos (los recomendados, no los concentrados de la comida chatarra).  Podrá ser prudente hablar con su médico o Educador en Diabetes Certificado acerca de una reducción temporal, gradual, en la dosis de insulina que utiliza.  Colaborando, podrán ajustar la dosis a la idónea.

En algunas mujeres, la cetoacidosis diabética (altos niveles de glucosa con la producción de cetonas provinientes del metabolismo de grasas porque no hay insulina suficiente) y episodios de hipoglucemia severa suceden alrededor del período menstrual.

Un factor en los períodos menstruales IRREGULARES es el síndrome de ovarios poliquísticos (SOP), una entidad frecuente en la mujer joven.

“Irregular” quiere decir que el tiempo medido entre el inicio de un período menstrual y el inicio del próximo es impredecible o irregular.  Hay patrones de períodos menstruales irregulares:

1)  El inicio varía irregularmente de 3 – 6 semanas, pero los períodos no saltan un mes entero.  Los ciclos que se presentan con un intervalo de 21 días o menos y se consideran POLIMENORREA.

2)  Los ciclos que se presentan con un intervalo de 35 ó más se consideran OLIGOMENORREA, con tal vez sólo 2 – 6 períodos menstrual al año.  La oligomenorrea, un patrón infrecuente e irregular del ciclo menstrual, es debida a una falta de ovulación.

La METRORRAGIA es la hemorragia uterina producida fuera de la fecha menstrual.  La metrorragia se puede presentar en la menopausia, que es la última menstruación y el período que le sigue.  Las causas de metrorragia son desconocidas.  Es probable que estén relacionadas al estrés y la ingesta de medicamentos o sustancias que tienen efectos sobre funciones fisiológicas involucradas en la menstruación.  Las que toman mucha cafeína, por ejemplo, tienden a tener dos veces el riesgo de un ciclo anormalmente corto (menos de 24 días).

El fumar tabaco es otro factor que puede acortar los ciclos de menstruación.  Tanto el uso frecuente del tabaco como simplemente fumando 10 cigarrillos diariamente puede causar que los ciclos menstruales sean más cortos y más variables en su duración.

La ingesta aguda (una cantidad grande) o excesiva de alcohol altera los patrones menstruales.  En algunos casos, acorta los ciclos; en algunos casos, demora el ciclo menstrual.  Se supone que el alcohol afecta la capacidad del hígado de metabolizar correctamente el estrógeno y la progesterona.

El estrés, la bulimia y la anorexia causan bajos niveles de estrógeno y por lo tanto una demora en la presentación del ciclo menstrual.  Si no hay menstruación (y no se sabe siempre por qué no la hay), la mujer tiene riesgo de osteoporosis empezando desde una edad temprana.  Es por eso que los médicos recetan estrógeno en esos casos, para prevenir la pérdida osea (de hueso).

Un estudio importante (1994) indicó que las irregularidades del ciclo menstrual son más comunes [54%] en las adolescentes con DM1 (que en las sin DM1 [21%]) y que están asociadas con un control inadecuada de la hiperglucemia y la subida de peso corporal.  Las con DM1 y ciclos irregulares también tenían una HbA1c más elevada que las con DM1 y sin irregularidades en el ciclo menstrual.  En conclusión, parece que no es la DM1 que cause los ciclos irregulares sino la hiperglucemia crónica.  Para los detalles:  www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez/query.fcgi?cmd=Retrieve&db=PubMed&list_uids=8088124&dopt=Abstract

Otra causa frecuente de ciclos menstruales irregulares es el SOP.  Es un síndrome muy complejo, caracterizado por una falta o irregularidad de menstruación y niveles elevados de testosterona en suero.  Un metabolismo anormal de los carbohidratos, que se llama resistencia a la insulina, y la diabetes son frecuentes en las mujeres con SOP.  Control de peso, a través de una dieta baja en carbohidratos es esencial; una pérdida de aproximadamente 10% del peso corporal (si la mujer de hecho tiene exceso de peso) ayuda a restaurar períodos menstruales normales o regulares.  No todas las mujeres con DM1 tiene SOP.

El SOP probablemente tiene un componente genético; las mujeres afectadas frecuentemente tienen parientes (hombres y mujeres) con DM2, obesidad, elevados niveles de insulina y grasas en la sangre (triglicéridos), hipertensión, y parientes que son mujeres con infertilidad y problemas menstruales.

Según el diagnóstico que el médico haga, hay varios tratamientos para el problema de ciclos menstruales irregulares.  Los anticonceptivos orales se pueden emplear, pues proporcionan pequeñas cantidades de las hormonas necesarias para la menstruación.  No curan el problema básico que causa la irregularidad, pero regulan el patrón para que la menstruación suceda en el mismo día de la semana en cada ciclo.  Estos anticonceptivos orales son, en general, seguros y no causan alteraciones en el cuerpo aun después de una larga duración de empleo.

La metformina, un medicamento que reduce la cantidad de insulina en la sangre, tiene un buen efecto un muchas mujeres con ciclos menstruales irregulares.  En un estudio, hasta un 90% logró llegar a tener ciclos normales.  Sin embargo, es esencial hablar con su médico para saber qué posibilidades de tratamiento más le convienen.

PREGUNTA:         ¿Los tíbicos los puede tomar una persona con DM2?

RESPUESTA:         Los tíbicos son masas gelatinosas, compactas, de color blanquecino o amarillento, de forma irregular y de tamaño variable.  Los tíbicos están constituidos principalmente por agua y una asociación de bacterias y levaduras.  Aunque no se sabe con certeza el origen inicial de los tíbicos, se ha dicho que son originarios de México.  Se les describe como granos de arroz cocidos, a los que primero se les denominó tibi y que después fueron denominados tíbicos.

Popularmente se les conoce como algas marinas, búlgaros de agua o como granillo (este último nombre proviene de Oaxaca) y son generalmente utilizados a nivel doméstico, tanto en México como en Inglaterra y Suiza, para producir una bebida refrescante de bajo contenido alcohólico.  Esta bebida sin duda tendrá una cantidad de carbohidratos (azúcares) y por lo tanto afectará el control de la glucosa en una persona con DM.

En México el uso de los tíbicos se ha incrementado notablemente durante los últimos años, debido primordialmente a su utilización en la elaboración de tepache de tibico (que, según la sabiduría popular, sirve para bajar de peso) y vinagre de tibico.  La palabra tepache procede del náhuatl tepiatl, que significa bebida de maíz, pues originalmente era elaborada con este cereal aunque hoy en día su versión más conocida es la producida por la mezcla de piña y azúcar.  En la actualidad esta bebida se prepara generalmente por la fermentación de pulpa de diversas frutas, aunque en algunas comunidades indígenas de Oaxaca, Guerrero, Puebla, Sonora y Veracruz aún se mantiene la costumbre de elaborarla con maíz.  El tepache de fruta se obtiene por la fermentación del jugo y la pulpa de piña, manzana, naranja y guayaba. Después de uno o varios días de fermentación se obtiene una bebida refrescante de sabor dulce y agradable, pero si la fermentación se prolonga por más tiempo se transforma en una bebida alcohólica y después en vinagre.  El tepache contiene carbohidratos y por lo tanto es difícil de incorporar en el plan de alimentación para una persona con DM.  En Europa se emplea para preparar una bebida denominada tibi, que se obtiene por fermentación de un líquido azucarado al que se añaden dátiles, higos, limón, pasas y raíces de jengibre.  En todas sus formas que no sea vinagre, los tíbicos sí contienen una cantidad notable de carbohidratos y por lo tanto, hay que utilizarlos con cuidado en la DM, pues podrán llegar a elevar los niveles de glucosa en sangre más allá de lo normal (70 - 100 mg/dL).  Para más datos:  Tíbicos

PREGUNTA:         Tengo 40 años de edad y tengo DM2 desde hace 3 años.  El problema al momento es de tener relaciones sexuales.  Tengo erección pero no tengo nada de eyaculación.  ¿Esto es normal o hay algún medicameneto para solucionar este problema?

RESPUESTA:       La neuropatía diabética es frecuente en la presencia de DM sin óptimo control de la hiperglucemia.  Esta neuropatía afecta el sistema nervioso autonómico.  La hiperglucemia asociada con la DM es una causa común de problemas neurológicos, como la disfunción erectíl y la eyaculación retrógrada.  La neuropatía autonómica afecta la dinámica del funcionamiento neuronal y muscular del mecanismo de la erección y del orgasmo.  Las causas neurológicas son difíciles de tratar si el daño a los nervios es completo.

La eyaculación retrógrada es consecuencia de la neuropatía autonómica que resulta en los hombres con DM y con un control crónico sub-óptimo de los niveles de azúcar en la sangre, aunque también hay otras causas.  Para los hombres con DM, este tipo de neuropatía diabética es un riesgo y una consecuencia de no controlar la hiperglucemia óptimamente durante un período más o menos largo de tiempo.  Esta neuropatía afecta el sistema nervioso autonómico, que toma un rol importante en la eyaculación.  La hiperglucemia asociada con la DM es una causa común de los problemas neurológicos que resultan en la eyaculación retrógrada (y también en la impotencia).  Casi el 32% de los hombres con DM tendrán algún grado de eyaculación retrógrada (mientras que aproximadamente el 50% tendrán períodos temporales o permanentes de impotencia).

La eyaculación retrógrada es una condición en la que parte de o todo el semen del hombre va a parar a la vejiga, en lugar de ser expulsado al exterior a través del pene durante la eyaculación.  Ocurre cuando los músculos internos llamados "esfínteres" no funcionan correctamente, es decir, no se abren y no se cierran de forma apropiada en función de determinados estímulos fisiológicos y psicológicos.  La eyaculación retrógrada no es una condición peligrosa.  Los síntomas incluyen: expulsión de poco o nulo semen durante la eyaculación, orina de color turbio después de un orgasmo, y posiblemente la infertilidad.  La condición que se llama eyaculación retrógrada se refiere a la entrada de semen en la vejiga en lugar de ser expulsado por el uretra (en el pene) durante la eyaculación.

Durante un orgasmo normal, se presenta contracción de los músculos del periné, próstata y las vesículas seminales que impulsan el semen hacía el uretra; justo ahí, el cuello de la vejiga se cierra y el semen es expulsado hacia el exterior.  Si el músculo del cuello de la vejiga ha perdido su tono muscular, el semen producido durante el orgasmo entra en la vejiga en vez de salir por el uretra; esto causa un orgasmo "seco."  La presencia de semen dentro de la vejiga no produce ningún problema de salud, porque el semen presente en la vejiga se mezcla con la orina y es expulsado al orinar.  La eyaculación retrógrada puede ser causada por una cirugía previa de próstata o uretra, la DM no adecuadamente controlada o por algunos medicamentos, que incluyen fármacos que se utilizan para controlar la hipertensión y otros que afectan al estado de ánimo.  La eyaculación retrógrada se acompaña habitualmente de un orgasmo.

La neuropatía autonómica, que afecta la dinámica del funcionamiento neuronal y muscular del mecanismo del orgasmo, es el factor principal responsable de la eyaculación retrógrada en los hombres con DM.  La condición es relativamente poco común y puede presentarse de forma parcial o total.  Los hombres con DM o a quienes se les ha realizado una cirugía del tracto genitourinario presentan un mayor riesgo de desarrollar esta condición.  Se confirmar el diagnóstico cuando la realización de un análisis de una muestra de orina obtenida poco tiempo después del orgasmo indique la presencia de esperma o semen en la orina.  La condición es difícil de tratar y el tratamiento depende en parte de la causa inmediata.  Las causas neurológicas son difíciles de tratar si el daño a los nervios es completo.  Para los hombres con daño neural parcial (por ejemplo, causado por la hiperglucemia crónica de la DM sub-óptimamente controlada), a veces la condición puede responder positivamente a la utilización de medicamentos similares a la epinefrina, tales como la seudoefedrina, efedrina, fenilpropanolamina o imipramina.  Existen medicamentos para mejorar el tono muscular del cuello de la vejiga.

Pero ninguno de estos tratamientos es siempre exitoso.  Muchos hombres con la condición llegan a aceptarla y siguen con su vida sexual normal.  El hombre con eyaculación retrógrada puede advertir que eyacula muy poca cantidad de semen o puede advertirlo a causa del hecho de que su esposa no se embaraza.  El hombre con eyaculación retrógrada no es necesariamente estéril, porque sigue produciendo el semen.  Si uno tiene DM, es prudente consultar con el Educador en Diabetes Certificado para poder llevar un óptimo control de los niveles de glucosa en la sangre, seguir una alimentación adecuada, tomar los medicamentos indicados por el médico endocrinólogo y realizar una actividad física todos los días ó 4 - 6 veces por semana.  Una consulta con el urólogo podrá resolver cualquier duda y permitir un diagnóstico y tratamiento correcto de la eyaculación retrógrada.

PREGUNTA:         Tengo la DM2, la cual controlo, pero estoy con sobrepeso.  Mido 1.68 metros y peso 78 kilogramos.  Me dicen que el picolinato de cromo (o cromio) regula la glucosa y ayuda a bajar de peso.  ¿Es cierto?  En caso de usarlo ¿es seguro?  ¿Qué efectos secundarios pueden presentarse?

RESPUESTA:        No se recomienda utilizar el picolinato de cromo o cromio (no se ponen de acuerdo en cómo se denomine) para controlar los niveles de glucosa en la sangre.  No existe ninguna confirmación científica de que el picolinato de cromo controle los niveles de glucosa en la sangre.  No existe ninguna confirmación científica de que el picolinato de cromo podrá tratar o prevenir la DM.  Es relativamente fácil obtener una cantidad segura y adecuada del picolinato de cromo (50 - 200 microgramos por día), al comer una variedad de alimentos (por ejemplo, las carnes, los frijoles, el  hígado de res, quesos amarillos y aceites vegetales).  Preparando o cocinando los alimentos en utensilios de acero inoxidable puede aumentar la cantidad de cromo en la dieta.  El picolinato de cromo funciona junto con la insulina para ayudar a las células a recibir la glucosa y producir energía.  Cuando existe una falta del picolinato de cromo, la eficacidad de la insulina está disminuida y hay una tolerancia reducida para la glucosa.  Sin embargo, la evidencia científica no confirma al 100% que un suplemento diario de picolinato de cromo aumente la utilización de insulina.  El cromo está involucrado en la producción de la insulina y la creación de energía en las células.  Sin embaro, un suplemento diario de picolinato de cromo no aumentará la producción de insulina a menos que la dieta esté ya muy deficiente en el mismo.  El cuerpo produce insulina como respuesta a una elevación de glucosa en la sangre.  Tampoco se ha demostrado la utilidad del picolinato de cromo o cromio en la pérdida de peso corporal excesivo, pero los rumores siguen vivos.

PREGUNTA:         ¿Para qué sirve el Novotiral en la DM?

RESPUESTA:           La función principal de Novotiral es en el hipotiroidismo (bajos niveles de hormonas tiroideas), una condición relativamente frecuente entre los que tienen DM1.  En el hipotiroidismo, las hormonas tiroideas normalmente producidas no son suficientes.  Novotiral reemplaza las hormonas ausentes o insuficientes, las que se llaman T3 y T4 (la fórmula contiene 5 veces más T3 que T4), con versiones hormonales sintéticas purificadas, seguras y eficaces.  Tanto la DM como el hipotiroidismo dependen del reemplazo de una hormona (insulina y levotyroxina, respectivamente) que está presente en cantidades inferiores a las normales.

PREGUNTA:         Mi papá tiene DM2 y usa la insulina.  Tiene retinopatía diabética.  ¿Sería posible eliminar la insulina al aplicar la Byetta, el nuevo medicamento que tiene sus orígenes en la saliva del monstruo de Gila?

RESPUESTA:          El tratamiento derivado de la investigación de la saliva del monstruo de Gila se inyecta, igual que la insulina.  Su efecto, como el de la insulina, es controlar los niveles de glucosa en la sangre.  Sin embargo, su ruta de efecto es diferente a la de la insulina.  La Byetta no es sustituto de la insulina, que sigue siendo necesaria.  Altos niveles de glucosa en la sangre son responsables de la mayoría de problemas de la retina (retinopatía).  Para evitar que se siga desarrollando la retinopatía, sería bueno que su papá viera alguien que le ayudara a mantener un control normal de la glucosa en sangre.  Un endocrinólogo con experiencia en el tratamiento de la diabetes y/o un Educador en Diabetes Certificado podría enseñarle lo que necesita saber.

PREGUNTA:         Hace 2 años me dijeron que padecía de hipoglucemia, eso por un desmayo en mi trabajo.  Ellos me dijeron que no era de gran importancia y que sólo comiera a mis horas y si sentía los síntomas de hipoglucemia, que comiera azúcar.  El año pasado comencé a tener más y más molestias, mucho dolor de cabeza, una sudoración fria, ganas de vomitar, un temblor leve, mano frías, ver doble y con mucho sueño.  Mi visión se ha afectado mucho; casi no veo.  De lejos me cuesta mucho trabajo; no tenia problemas en los ojos hasta hace un año atrás.  Si paso más de 5 horas sin comer, comienzo a sentirme totalmente mal y entonces me cuesta mucho trabajo pensar.

Últimamente me siento débil constantemente, y el dolor de cabeza es constante a menos que coma algo.  Perdí un bebe hace 2 meses por causas naturales.  En mi trabajo se asustan mucho cuando se me baja el azúcar y no saben qué hacer.  He visto a varios doctores, pero sólo me recetan vitaminas.  He hecho muchos análisis de sangre, pero los análisis salen en 80 mg/dL de glucosa.  Quisiera saber cómo cuidarme.  Las personas que me rodean no saben qué hacer.

Lo que no entiendo de esta condición es ¿la glucosa se mantiene baja siempre o se estabiliza y al comer glucosa se estabiliza?  No siempre me siento mal.  Toda mi familia tiene DM.  Los doctores jamás supieron explicarme por qué la pérdida de mi bebé.  También quisiera saber si la hipoglucemia pudo afectar la interrupción del embarazo.

RESPUESTA:          Para empezar, sería fácil y útil enseñar a las personas en su alrededor cómo tratar la hipoglucemia y cuáles son sus síntomas.  El uso de un medidor de glucosa casero le permite prevenir las bajas de glucemia.  Con chequeos frecuentes, se puede saber cuándo está bajando y así corregirlo antes de que el episodio se pongra grave.  En esta mismo página, hay otros comentarios acerca del tratamiento de la hipoglucemia sin DM.  El uso de la alimentación (contenido y horario) es el tratamiento principal.  La hipoglucemia sí puede tener un efecto negativo sobre el feto.  El Educador en Diabetes Certificado puede ayudarle a diseñar un plan de alimentación adecuado para prevenir la hipoglucemia.

PREGUNTA:         ¿Por qué ocasionalmente las personas con DM crean cuadros de amnesia aun cuando sus niveles de azúcar en la sangre se encuentran entre 70 mg/dL y 90 mg/dL?

RESPUESTA:No encuentro ningún estudio que sugiera o confirme que sea así.  Claro, aun personas sin DM tienen episodios temporales de amnesia, tal vez por asuntos neurológicos o del paso de los años, tal vez por distracción psicológica.  Los con DM1 sí a veces demuestran disfunción cognitiva, pero las causas parecen ser multifactoriales.  A través de muchos años con DM, es probable que haya daños neurológicos asociados con la hiperglucemia crónica.  Estos daños podrían relacionarse con amnesia temporal u otros trastornos neurológicos.

PREGUNTA:         ¿Bajo qué temperatura debo guardar la insulina?  ¿El FRIO la mantiene en esas temperaturas recomendadas?

RESPUESTA:        Se recomienda mantener la insulina, ya en uso, en una temperatura de menos de 86º Fahrenheit (máximo rango: 25º - 30º Centígrados, 77º Fahrenheit - 86º Fahrenheit); bajo esas temperaturas, la insulina en uso dura 28 días sin degradarse.  El FRIO mantiene la insulina en una temperatura menos de 86º Fahrenheit (30º Centígrado).  Menos de esta temperatura máxima es lo recomendado por los fabricantes para las insulinas que uno ya está utilizando.  Con el FRIO, la temperatura de la insulina no será igual a la del refrigerador, pero será una temperatura segura para la insulina.  La insulina en uso no requiere de la refrigeración constante (en refrigerador).  Cada grado Fahrenheit (F) = .56º Centígrado (C).

Los frascos o cartuchos de insulin que están siendo utilizados, sirven solamente durante los 28 días siguientes a su primer uso, sean refrigerados o no, MIENTRAS que la temperatura ambiental a la cual se expone no sea mayor a 86º F (30º C).  La temperatura ambiental aceptable se define como una temperatura entre 59º F y 84.2º F (15º C y 29º C).  Si no se inyecta toda la insulina durante los 28 días, los frascos o cartuchos deberán tirarse en la basura.

La Lantus/glargina y los otros análogos de la insulina (Lispro/Humalog y Aspart/Novolog) se echan a perder más rápidamente que la insulina Regular y la insulina NPH.  Pero aquéllas también duran los 28 días en uso sin degradarse.

Cuando sea posible, la insulina (sin usar todavía) debe mantenerse en el refrigerador en una temperatura de entre 2º y 8º C (36º - 46º F).  Si la insulina no puede mantenerse bajo refrigeración, debe mantenerse en un lugar fresco y oscuro (no expuesta a la luz del sol).  La insulina todavía no utilizada, nueva o sin usar, sea en frasco o cartucho, debe mantenerse en el refrigerador, 36°F - 46°F (2°C - 8°C).  La insulina NO debe guardarse en el congelador y uno no debe permitir que la insulina se congele.  Si se congela la insulina, tírela en la basura, porque su funcionalidad no se puede garantizar.

El FRIO se diseñó para mantener la insulina en una temperatura de entre  2º y 30° (36º - 86ºF), según la temperatura ambiental.  La temperatura del FRIO siempre tendrá relación con la temperatura ambiental.  Los cristales del FRIO normalmente mantienen la temperatura de la insulina entre 30º - 40º F (16.8º C - 22.4º C) menos que la temperatura ambiental.

En un reporte, el FRIO mantenía la insulina en una temperatura más o menos constante de 68º F (20º C).  En otro, el FRIO mantenía la insulina en una temperatura de más o menos 26º C (79º F) durante aproximadamente 45 horas, expuesto a una temperatura ambiental constante de 38º C (100º F).

Estas temperaturas ambientales son aceptables porque las insulinas tienen conservadores -- los cuales conservan la insulina por un tiempo, pero que finalmente dejan de funcionar como conservadores.  En ese momento, las bacterias empiezan a crecer dentro del frasco o cartucho y al crecer empiezan a degradar la proteína (que es la insulina).

El sistema OptiClik™ de los Laboratorios sanofi-aventis, sin o con el cartucho adentro, no debe guardarse bajo refrigeración nunca, sea en uso o no.  Si el cartucho en el sistema OptiClik™ está en uso, debe guardar en una temperatura ambiental de menos de 86º F (30º C), fuera de la luz directa y el calor.  Después de 28 días, el cartucho en uso debe tirarse en la basura.  No almacene el OptiClik™, con o sin cartucho, en el refrigerador, nunca.

PREGUNTA:         ¿La insulina puede dejar de causar efecto en una persona?  Tengo DM1.  Antes yo usaba la insulina Lantus (glargina); me aplicaba 28 unidades por la mañana y estaba manejando glucosas entre 100 mg/dL y 150 mg/dL pero a los 2 años de usarla ya no me controlaba mi nivel de azúcar y la glucosa en sangre empezó a subir hasta los 580 mg/dL.  Un médico internista me cambio la insulina por la Novo Mix Flex Pen y utilizo 50 unidades por las mañanas y 28 por las noches y cuando me sale mas de 175 tambien me aplico 5 o 8 unidades de NovoRapid (Regular).  Sin embargo, por las noches siempre me sale más de 200 mg/dL y me salgo aplicándome la insulina NovoRapid (insulina Regular) otra vez.  Por la mañana, me levanto con 200 mg/dL.  LLevo un plan de alimentación y trato de hacer actividad física, pero aun así no se controla mi glucosa.  ¿Existe otra insulina mejor?

RESPUESTA:      La dosis correcta de la insulina no siempre es igual a la del día anterior.  Lo que funcionaba hace un año puede ser ineficaz hoy en día.  El tipo de insulina(s) tiene mucho que ver en el control de la glucosa sanguínea a través del día entero.  Y, la acción de las insulinas pre-mezcladas difiere de las insulinas que se mezclan a la hora de inyectarse.  Es útil establecer un rango meta de glucosa en sangre, para los diferentes momentos del día (postprandial, preprandial y en ayunas, por ejemplo).  No hay horas del día en que el cuerpo NO necesite insulina y por eso la duración del efecto de la(s) insulina(s) utilizada(s) y su efecto pico tienen que tomarse en cuenta al tratar de entender por qué no se logran los valores meta.  La presencia de una "luna de miel" también influye, haciendo un poco más fácil el control de la glucosa mientras dure...pero una vez terminada, el control puede variar más y puede requerir de ajuste.  Al colaborar con su endocrinólogo y con el Educador en Diabetes Certificado, podrá aprender a bajar los niveles de glucosa a lo seguro (70 - 120 mg/dL) sin provocar el riesgo implícito en las hipoglucemias frecuentes y sin tener tanto riesgo para las complicaciones a largo plazo.

En ningún caso es posible que la insulina Lantus controle la hiperglucemia de 580 mg/dL.  No es porque la insulina deje de funcionar, sino que la insulina Lantus es basal y no cubre picos así de grandes de hiperglucemia.  Hay ciertos problemas con las insulinas pre-mezcladas, principalmente porque no siempre coincide el pico de acción de las dos diferentes insulinas contenidas en la pre-mezcla con su horario de comer.  Casi todos los niveles que actualmente maneja presentan riesgos de complicaciones diabéticas.  Al consultar con un Educador en Diabetes Certificado, podrá hacer una evaluación global de sus necesidades de insulina, alimentos y actividad física.  Después de este paso importante, será más fácil determinar el régimen de insulina que más le conviene.  Nunca supe de una insulina que dejó de funcionar, aunque sí pueden salir ciertas resistencias fisiológicas a la insulina.  Pero esto sucede muy infrecuentemente, y menos con los análogos de la insulina (Lispro, Lantus, por ejemplo).

Cuando la insulina "deja de funcionar," siempre debe tirarla en la basura y abrir un nuevo frasco o cartucho de insulina.  Llegando a la caducidad o estando en uso por más de 28 días, varias insulinas dejan de funcionar.

PREGUNTA:         Si soy hombre y mido 1.70 metros ¿cuánto es mi peso ideal?

RESPUESTA:       Para un adulto, entre 60 y 70 kilogramos aproximadamente.  Hay VARIAS fórmulas para calcularlo.  Aquí tiene 4 de ellas.
 

.
.
Cálculo de peso ideal para hombres
Cálculo de peso ideal para mujeres
. . . .
. 50 kilogramos + 2.3 kilogramos por cada 2.54 centímetros de altura más de 152.4 centímetros (= 5 pies) 45.5 kilogramos + 2.3 kilogramos por cada 2.54 centímetros ( = 1 pulgada) de altura más de 152.4 centímetros (= 5 pies)
. . . .
. 52 kilogramos + 1.9 kilogramos por cada 2.54 centímetros ( = 1 pulgada) de altura más de 152.4 centímetros (= 5 pies) 49 kilogramos + 1.7 kilogramos por cada 2.54 centímetros ( = 1 pulgada) de altura más de 152.4 centímetros (= 5 pies)
. . . .
. 56.2 kilogramos + 1.41 kilogramos por cada 2.54 centímetros ( = 1 pulgada) de altura más de 152.4 centímetros (= 5 pies) 53.1 kilogramos + 1.36 kilogramos por cada 2.54 centímetros ( = 1 pulgada) de altura más de 152.4 centímetros (= 5 pies)
. . . .
D
48 kilogramos + 2.7 kilogramos por cada 2.54 centímetros ( = 1 pulgada) de altura más de 152.4 centímetros (= 5 pies) 45.5 kilogramos + 2.2 kilogramos por cada 2.54 centímetros ( = 1 pulgada) de altura más de 152.4 centímetros (= 5 pies)

PREGUNTA:        Estoy utilizando Lantus (glargina) y Humalog (lispro).  Tengo las siguientes dosis:

 
Régimen de insulinas y agente antidiabético oral
. . .
7 a.m.  Antes de desayuno  5 unidades de Humalog (lispro)
1 p.m.  Antes de almuerzo 5 unidades Humalog (lispro) + 1 pastilla de Metformina (850 miligramos)
7 p.m. Antes de comida 5 unidades Humalog (lispro) + 1 pastilla de Metformina (850 miligramos)
8 p.m. . 20 unidades Lantus (glargina)
Tengo un nivel de glucemias muy alto y si aumento la dosis de Humalog (lispro), me dan hipoglicemias muy bajas.  No tengo nada ni estoy haciendo nada que lo esté causando  ¿Puedo aplicarme otra dosis de Lantus al día, es decir, que en ves de 1 dosis de Lantus (glargina) sean 2, una a las 8 a.m. y la otra a las 8 p.m.?

RESPUESTA:       No sé los detalles de su tratamiento, su alimentación, su actividad física, sus valores de automonitoreo de glucosa en la sangre...así no es posible precisar bien la naturaleza del descontrol descrito.  Es posible que tiene su base en la alimentación excesiva o de alimentos que contienen carbohidratos (CHO) concentrados.  Lo posible es que el descontrol se deba a la alimentación y la falta de actividad física.  Específicamente, la cantidad de carbohidratos es (probablemente) responsable de la hiperglucemia.  Con el uso de más y más insulina, hay riesgo de más y más subida de peso corporal y más y más hipolgucemia, a menos que la alimentación también se altere.  Normalmente la cantidad de glucosa presente en la mañana, en ayunas, indica la eficacidad de la Lantus, sin importar la hora del día en que se inyecte.  Pero el valor de la glucosa al levantarse en la mañana tiene que evaluarse tomando en cuenta la alimentación del día y de la noche anteriores.  Si se acuesta con valores de glucosa muy altas, la Lantus dificilmente los bajará durante la noche.  Realmente la Lantus no fue creada para responder a la hiperglucemia postprandial.

Al hablar con su endocrinólogo o Educador en Diabetes Certificado, podrá comentar estas dificultades y aprender nuevas rutinas para controlarlas.  La hiperglucemia (postprandial) durante el día no se controla con Lantus (glargina), aun utilizando 2 inyecciones al día.

PREGUNTA:           ¿Un niño puede seguir entrenando natación después de que se le diagnosticó la DM1?  ¿Cuándo saber si puede entrenar o no?

RESPUESTA:         Una vez aprendido bien lo necesario para su seguridad (por ejemplo, cómo y cuándo monitorear la glucosa sanguínea, qué comer para mantener niveles normales de glucosa sanguínea durante la actividad física intensa, el pico y la duración de acción de la(s) insulina(s) que se inyecta(n), cómo reconocer y prevenir episodios de hipoglucemia, cómo hacer correcciones para los episodios de hiperglucemia e hipoglucemia, el cuidado necesario de sus pies en casa y en lugares públicos como una piscina, llevar lo necesario para monitorear las veces necesarias para poder verificar y asegurar el control estable de su glucosa sanguínea, y asegurarse de estar acompañado de otras personas que saben que tiene DM1 y qué es lo que hay que hacer si no se comporta normalmente...en fin sentir confianza y tener educación eficaz), la natación puede proporcionarle una actividad física, social, desarrolladora, personalmente retadora y finalmente productiva, con casi el mismo nivel de riesgo o inseguridad (aunque tal vez requeriendo unos cuidados extras) que afecta a un niño sin DM1.  Al platicar con su médico endocrinólogo o internista y su Educador en Diabetes Certificado, podrá acumular algunos "tips" para hacer que la natación siga siendo divertida y benéfica para un niño con DM1.  Es importante que al momento de monitorear su glucosa sanguínea, sus manos estés completamente secas.  Si la sangre para la prueba se diluye con el agua de la piscina, la medición será incorrectamente baja.

PREGUNTA:         ¿Cuál es el tratamiento que se está dando con la saliva del monstruo de Gila?  ¿Es nuevo medicamento o tratamiento?  Mi padre padece de DM2.  Está perdiendo la vista cada día más por la enfermedad de retinosis pigmentaria.  ¿Hay algún tratamiento alterno para evitar que esto siga sucediendo?

RESPUESTA:        El tratamiento, un medicamento que se llama Byetta, derivado de la investigación de la saliva del monstruo de Gila se inyecta, igual que la insulina.  Su efecto, como el de la insulina, es controlar los niveles postprandiales de glucosa en la sangre.  No reemplaza la insulina, sin embargo.  Altos niveles de glucosa en la sangre son los responsables de la mayoría de problemas de la retina (retinopatía).  Para evitar que se siga desarrollando la retinopatía, consulte con un endocrinólogo o Educador en Diabetes Certificado que le ayude a mantener un control normal de la glucosa en sangre.  Un endocrinólogo con experiencia en el tratamiento de la DM y/o un Educador en Diabetes Certificado podría enseñarle lo que necesita saber.

La retinosis pigmentaria es una enfermedad ocular de carácter degenerativo y hereditario que produce una grave disminución de la capacidad visual, y que en muchos casos conduce a la ceguera.  Aunque se nace con la enfermedad, es raro que ésta se manifieste antes de la adolescencia.  Hay varias formas de retinosis pigmentaria.  La persona afectada no es consciente de su enfermedad hasta que ésta se encuentre en fases avanzadas.  Los síntomas más frecuentes en las retinosis pigmentarias son:

En las personas afectadas, por lo general suele haber periodos (incluso de años) en los que la agudeza visual y el campo varían muy poco.  Pero la pérdida visual, aunque pequeña, suele ser continua.  La enfermedad no se relaciona directamente con la DM2, pero es posible que la retinopatía diabética co-exista con la retinosis pigmentaria, duplicando el daño a la retina.  Por eso, es importante mantener control de los niveles de glucosa en la sangre.

PREGUNTA:        ¿Por qué son tan caras las tiras para los medidores de glucosa?  Muchos no tenemos el medio para conseguirlas tan caras.  ¿Qué podremos hacer?  ¿Dónde y cómo las consigo más baratas?

RESPUESTA:       Si uno decide pagar el costo, que sí puede ser alto, será porque entiende el valor del producto.  Al gastar el dinero, debe estar seguro de 2 cosas: un precio correcto u honesto y una exactitud excelente de la tira y del medidor.  El respaldo de los principales fabricantes de tiras la hace más fácil estar segura de las dos cosas.  Hay medidores y tiras que fueron diseñados y fabricados para venderse en un precio muy bajo en todo el mundo en desarrollo ($250 pesos el medidor, 2 - 4 pesos la tira).  Sin embargo, estos mismos productos se están vendiendo en México por un precio igual al de los medidores y tiras de los grandes o principales fabricantes.  Es importante comparar el costo de las máquinas y tiras con el precio cobrado en otros países (fácilmente disponible en internet).  El precio en México de las tiras y, en algunos cuantos casos, de los medidores de los fabricantes principales, es casi igual que el costo, por ejemplo, en los EE.UU.  Como decían los antiguos romanos, "Caveat emptor" o sea, que el que compre tome precauciones para no pagar demasiado ni ser defraudado de otra forma.  Checando precios en las farmacias de descuento, podrá encontrar en dónde venden las tiras para su medidor de glucosa en el mejor precio.

PREGUNTA:        ¿Qué es la cirugía bariátrica?

RESPUESTA:        Lo bariátrico se refiere al ramo de la medicina que trata las causas, la prevención y el tratamiento (tanto farmacológico como quirúgico) de la obesidad.  Por ejemplo, una cirugía de la obesidad se realiza por un cirujano bariátrico.

PREGUNTA:        Mi sobrino tiene 9 años de edad y está presentando niveles de glucosa de 110 mg/dL en ayunas y hasta 192 mg/dL durante un estudio de intolerancia a la glucosa.  La situación económica está ahorcadísima y los médicos en Tijuana no saben dar razón de si tiene o no DM.  ¿Por medio de la Federación Mexicana de Diabetes se pueden obtener consultas y estudios gratuitos o con un descuento a personas de escasos recursos?  El niño sigue adelgazando cada día más, y los endocrinólogos a quienes ha acudido no han sabido dar un diagnóstico final y mucho menos un tratamiento.

RESPUESTA:        La familia está viviendo una situación difícil y estresante, la cual a veces produce un descontrol de la glucosa aun en personas sin DM.  Un nivel de 110 mg/dL de azúcar en sangre, en ayunas, no proporciona un diagnóstico de DM, sino de pre-diabetes o de un descontrol del sistema metabólico del niño.  Como mínimo, el valor indica desperfección del manejo de la glucosa dentro del cuerpo del niño.  Las consultas y el diagnóstico cuestan dinero, y también el tratamiento, si es que se hace el diagnóstico de DM.  Tal vez una clínica de Salubridad ofrece sus servicios por un precio accesible.  Informarse de la alimentación idónea para una persona con altos niveles de glucosa en sangre puede ser un paso inicial, no completo ni final sino útil y sano.  Hay una relación directa entre la comida y los niveles de glucosa en sangre (que no puede precisarse sin saber su peso corporal).  Pero, un diagnóstico oportuno correcto es útil, porque con niveles insuficientes de insulina, puede subir la glucosa en sangre mucho más de 192 mg/dL y provocar la cetoacidosis, que frecuentemente requiere de la hospitalización.  Pedir información y sugerencias a la Federación Mexicana de Diabetes, mediante la Asociación local cercano de donde vive el niño, puede ser un primer paso para resolver la crisis.

PREGUNTA:       ¿Cuál es el nivel normal de los triglicéridos?

RESPUESTA:   Idealmente, para un hombre con DM, menos de 150 mg/dL después de ayunas de 12 horas; para la mujer con DM, menos de 135 mg/dL después de 12 horas de ayunas.  Algunas referencias aceptan cantidades más altas, por ejemplo, menos de 160 mg/dL ó menos de 200 mg/dL.  Los triglicéridos son partículas de lípidos o grasas relativamente grandes, así conviene no sobrecargar el cuerpo de ellos.  Por eso, los números conservadores probablemente son los más seguros.

PREGUNTA:       Tengo 24 años de edad y 8 meses de de tener DM1.  En las próximas vacaciones, quiero ir a la playa para lo cual quiero comprar una cartera FRIO para llevar mi insulina y tener la confianza de que no se va a echar a perder.  ¿Dóndo lo consigo?

RESPUESTA:   Los detalles del FRIO, la cartera que mantiene la temperatura de la insulina dentro de un rango seguro, se encuentran en la página www.continents.com/diabetes30.htm


 
 

Página principal

Al inicio de esta página


Preguntas y respuestas adicionales:
#1
.
#2
.
#3
.
#4
.
#5
.
#6
.
#7
.
#8
.
#9
.
#10
.
#11
.
#12
.
#13

 

Se prohibe la reproducción total o parcial del diseño de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo forman una guía educativa e informativa, que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones del médico.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis de su medicamento actual deberá consultarse con el médico.  El sitio continents.com no se hace responsable del uso de la información contenida.  © 2004 - 2011  Dr. Stan De Loach

i 2008
iii 2011