Frío®        

Cartera para proteger la insulina del calor y la luz solar

Instructivo para transportar la insulina con seguridad, en los viajes, la escuela, el trabajo



 
El Frío® es una cartera que permite transportar cómoda y seguramente la insulina a la temperatura fresca indicada para su buen estado y funcionamiento. 
. .
. .
. Instructivo para su uso

1. Sacuda la bolsa interior (la que contiene los cristales) para distribuir los cristales de una manera uniforme dentro de los compartamentos de la misma.
. .
2. Sumerja la bolsa interior completamente bajo el agua:  por 8 minutos (no más) si es el Frío® chico (10 cms  x 19 cms) y por 10 minutos [no más si es el Frío® grande (15.5 cm x 17 cms)].
. .
3. Los cristales se convertirán en un gel que debe permanecer flexible, ni duro ni rígido.  Si el gel se pone demasiado duro y no está flexible, permita que la bolsa interior se seque naturalmente hasta que el gel recupere su flexibilidad.
. .
4. Seque la bolsa interior con una tela o toalla seca, y deje que repose durante 10 minutos.  La humedad será absorbida por el gel.
. .
5. Saque la(s) insulina(s) fría(s) del refrigerador y acomódela(s) dentro de la bolsa interior.  Luego acomode la bolsa interior dentro de la bolsa exterior.
. .
6. Para un uso continuo del Frío®, sumerja la bolsa interior bajo el agua por 1 minuto, una vez al día, a la misma hora.  Esto mantendrá el gel en un estado húmedo y flexible.
. .
7. No deje el Frío® en ningún contenedor cerrado (coche, maleta, refrigerador, guantera, cajuela, et cétera).  El Frío® emplea la evaporación para producir temperaturas bajas y requiere del libre acceso de aire para funcionar correctamente.  Tiene que "respirar."
. .
8. Normalmente, no hay problema al transportar el Frío® dentro de una mochila o maleta si el período en que está encerrado no exceda de 24 horas.  Sin embargo, no deje pasar más de 24 horas sin exponer el Frío® al aire libre.
. .
9. ALMACENAJE (en períodos en que no se está utilizando) Saque la bolsa interior de la bolsa exterior.  Deje que la bolsa interior se seque naturalmente, hasta que el gel se convierta otra vez en cristales.  De vez en cuando, sacuda la bolsa interior mientras que se esté secando, para separar los cristales.  Guarde el Frío® únicamente cuando la bolsa interior esté completamente seca.
. .
10. Para volver a utilizar el Frío®, después de haber estado almacenado, sumerja la bolsa interior en agua durante toda la noche.  Mientras más usados los cristales, más tiempo de sumersión se requiere para convertirlos en gel.
. .
11. Cuando los cristales ya no se conviertan en gel, será necesario comprar un Frío® nuevo.
.
........

El FRIO®  (en tamaño chico y grande)


Jeringas, insulinas y dispositivos no incluídos

Cómo funciona el FRIO®
El Frío® está compuesto de una bolsa interior y una bolsa exterior.  La bolsa interior del Frío® contiene unos cristales super-absorbentes.  Al sumergirse en agua fría, los cristales se dilatan y se transforman en gel que permanece activo durante varios días.  Este gel retiene la humedad y por lo tanto la temperatura fresca durante varios días.  Después de activado y a través de aproximadamente 45 horas, la humedad presente en los cristales se evapora; este proceso de evaporación crea un efecto refrescante dentro del Frío®.  Los cristales aseguran que el proceso sea duradero. 

Los cristales

Los cristales contenidos en la bolsa interior del Frío® no son tóxicos ni inflamables.  Los cristales, al sumergirse en agua, pueden absorber hasta 500 veces su volumen para dilatarse y transformrse en gel. 

Cómo activar los cristales

El procedimiento es sencillo.  Para activar el Frío®, hay que sumergir la bolsa interior del Frío® en agua fría y remojarla durante 8 - 10 minutos (no más) o hasta que los cristales tomen la forma de un gel semi-firme.  El tiempo necesario dependerá del tamaño del Frío® empleado. No es bueno pasar el tiempo indicado, porque así los cristales se convierten en un gel muy duro.  El tiempo necesario para activar los cristales dependerá del tamaño del Frío® utilizado.  Los cristales, al ser expuestos al agua fría, se expanden y forman un gel semi-firme, el cual conserva una temperatura fresca durante varios días.

Una vez activado, el Frío® debe sacarse del agua y secarse con una toalla.  Luego, debe "descansar" durante un mínimo de 10 minutos (por más tiempo si eso es posible), para que los cristales puedan absorber cualquier humedad que quede en la tela de la bolsa interior.  Después, la bolsa interior puede meterse dentro de la bolsa exterior.  Esta se quedará seca y podrá meterse en cualquier lugar sin mojar lo que toque.

El Frío® utiliza el proceso natural de evaporación para conservar la frescura.  Por eso, mientras que esté activado, el Frío® TIENE QUE poder "RESPIRAR."  No debe meterse en una bolsa plástica ni en cualquier contenidor heméticamente sellado.

¿Cuándo es necesario reactivar los cristales?

El volumen del gel contenido en el Frío® va reduciéndose lentamente.  El gel se reduce, tomando otra vez una forma cristalina.  Cuando se apriete  la bolsa y parezca que hay huecos (es decir, que el gel no llena completamente las paredes de la bolsa interior), es tiempo de reactivar los cristales.  Estos podrán re-activarse cientas de veces. 

Durante períodos de uso continuo, la inmersión en el agua para re-activar los cristales tiene que REDUCIRSE a 3 - 4 minutos, porque los cristales seguirán absorbiendo el agua y expandiéndose.

Absorción de agua excesiva

Es importante que los cristales absorban la cantidad adecuada de agua durante cada inmersión.  Si se produce sobre-absorción, la bolsa interior del Frío® se hinchará de tal forma que quedará demasiado rígida para su uso cómodo.  Si esto sucede, simplemente dejar secar la bolsa al aire libre hasta que vuelva a un estado flexible, idóneo.

Ahora la insulina puede meterse dentro de la bolsa interior del Frío®, la cual se coloca dentro de la bolsa exterior, que se hace de tela Cambrelle™.  Esta tela está fabricada por los Laboratorios DuPont y es de 65% poliéster y 35% algodón.  La tela es permeable y facilita el proceso de evaporación; además, mejora la estabilidad de la frescura dentro del Frío®. A pesar de que el Frío® se activa con agua, una de las características de la tela Cambrelle™ es que se mantiene seca al tacto y permite que el Frío® se lleve con seguridad en una bolsa o mochila.

¿Cuánto dura el efecto?

El Frío® mantiene la insulina a la temperatura adecuada para su buen estado durante al menos 45 horas seguidas.  Este período puede ser más largo y depende de las condiciones medio ambientales. 

La duración de vida útil de los cristales depende del uso y del trato que se haga de ellos.  Hay gente que los utiliza durante más de 3 años.  El Frío® no deja de funcionar repentinamente, de un día para otro, sino que empieza a tardar más en activarse. 

¿Queda seco al tacto?

Los cristales contenidos en el Frío® absorben hasta 500 veces de su volumen en agua, por lo tanto los cristales son capaces de absorber la humedad que sobre en la tela interior y la exterior.  Después de activar el Frío®, basta con frotarla con un paño seco o una toalla.  Podrá ser necesario presionar suavemente la cartera Frío®, de tal forma que el gel quede distribuido uniformemente dentro de su bolsa.  Después, meterla en la bolsa exterior de Cambrelle™.  La cartera se quedará seca.

Cómo guardarlo

El Frío® se puede usar una y otra vez.  Se puede utilizar a diario.  También se puede dejar de utilizar por un tiempo y volverse a activar cuando se necesite. 

Mientras que esté activado, el Frío® TIENE QUE PODER "RESPIRAR."  No debe meterse en una bolsa plástica o cualquier contenidor heméticamente sellado.

Cuando el Frío® se deje de usar durante una temporada, se recomienda dejarlo secar al aire libre hasta que el gel vuelva a transformarse otra vez en cristales.  Luego se recomienda guardar el Frío® en un lugar seco hasta la próxima vez que se necesite.

Temperaturas

La insulina no debe exponerse a temperaturas superiores a 25º Centígrados.  La temperatura ambiental en México con frecuencia supera esta temperatura.  El Frío® ofrece la seguridad de que la insulina se mantiene a la temperatura adecuada para su buen estado, incluso durante temperaturas ambientales elevadas. 

El Frío® mantiene la insulina a una temperatura adecuada, sin que la insulina se congele o llegue a una temperatura excesivamente fría.  La insulina excesivamente fría podría causar más dolor al inyectarse. 

Compatibilidad

El Frío® está diseñado para aceptar todos tipos y todas marcas de insulinas, bombas de insulina, dispositivos ("pens") o plumas y cartuchos de insulina.

Otros usos

El Frío® también sirve para proteger y transportar otros medicamentos (por ejemplo, el Enbrel®, las gotas para tratar la glaucoma, la hormona de crecimiento, la epinefrina).  Al igual que la insulina, estos medicamentos deben guardarse a una temperatura que no exceda los 25º Centígrados.  Si desea utilizar el Frío® para conservar otro medicamento, es importante informarse de a qué temperatura debe mantenerse ese medicamento.

 
The Frío® is a travel wallet that allows you to protect and transport insulin at the cool temperatures recommended to assure its potency and effectiveness. 
. .
. Instructions for use

1. Shake the inner bag (the one containing the crystals) in order to evenly distribute the crystals in the compartments of the inner bag.
. .
2. Immerse the inner bag completely under water for:  8 minutes (not more) for the medium-sized Frío® (10 cms  x 19 cms) and 10 minutes (not more) for the large-sized Frío® (15 cms x 17 cms).
. .
3. The crystals will form a gel that should remain flexible, not rigid nor hard.  If the gel gets too hard and is no longer flexible, allow the inner bag to dry out naturally until the gel regains its flexibility.
. .
4. Pat the inner bag dry with a dry cloth or towel and let it rest for 10 minutes, while the remaining moisture is absorbed by the gel.
. .
5. Remove the insulin(s) from the refrigerator and place the cold insulin(s) in the inner bag.  Then place the inner bag inside of the outer bag.
. .
6. For continuous usage of the Frío®, put the inner bag in water for 1 minute, once each day (at the same time each day), in order to maintain the humidity and flexibility of the gel.
. .
7. Do not leave the Frío® in an airtight or closed container (automobile, suitcase, refrigerator, glove compartment, car trunk, etc.), as it functions by using evaporation and needs to be exposed to the air in order to work properly.  It needs to "breathe."
. .
8. Normally, there is no problem if the Frío® is carried in a suitcase or backpack for less than 24 hours, without being exposed to fresh air.  However, do not allow more than 24 hours to pass without exposing the Frío® to fresh air.
. .
9. STORAGE (during periods when the Frío® is not in use) Remove the inner bag from the outer bag.  Let the inner bag dry out naturally, until the gel is again transformed into crystals.  Shake the bag from time to time as it is drying, so that they crystals are separated.  Place the Frío® in storage only after the inner bag is completely dry.
. .
10.  To re-use the Frío® after a period in storage, submerge the inner bag in water during the night.  After repeated uses, the crystals will require a longer time of submersion in order to be converted into gel.
. .
11.  When the crystals do NOT convert to gel after immersion in water, it will be necessary to buy a new Frío®.
.

The FRIO®  (small and large sizes)


Syringes, insulin, and pens not included in the price



 
Precios
. .
El  FRIO® chico $500 pesos mexicanos cada uno
El  FRIO® grande $500 pesos mexicanos cada uno
. .
Envío por mensajería FEDEX, únicamente dentro de la República Mexicana $150 pesos mexicanos
Pedidos e informes
.
Enviados/entregados 'unicamente en la República Mexicana hasta agotar existencias
Teléfono: (01) (55)  5510  9830  (CDMX)
Correo electrónico a saludo@usa.net
.


Página principal

Regresar al inicio de esta página


ii 2016
iv 2012
iii 2011
ix 2010

Se prohibe la reproducción total o parcial del diseño de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo forman una guía educativa e informativa, que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones del médico.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis de su medicamento actual deberá consultarse con el médico.  El sitio continents.com no se hace responsable del uso de la información contenida.  © 2004 - 2016  Dr. Stan De Loach