marzo 2004
. La amilina y la osteoporosis: Investigación de su relación con la diabetes mellitus, tipo 1 (DM1)

La diabetes mellitus, tipo 2:  Amilina (Symlin) como tratamiento adjunto

En el tratamiento de la diabetes en México, la amilina puede reducir mínimamente las excursiones de glucosa sanguínea (GS) postprandial a través de efectos sobre la secreción de glucagon, la absorción de nutrimientos y la relación entre el apetito y la ingesta de comida.  Su mayor eficacidad es en el control del apetito, con el resultado de que las personas que tienen diabetes mellitus coman menos carbohidrato (CHO) en los alimentos.  Tres hormonas – la insulina (I), el glucagon y la amilina – son elementos críticos en la regulación de niveles postprandiales de GS y del control del apetito.  Los mecanismos de acción descritos aquí están basados en estudios con animales, aunque ya se está empleando la amilina en personas que tienen DM2.

La amilina está segregada en el páncreas juntamente con la insulina.  Envia una señal a varios receptores en la parte central del cerebro.  Luego, esta señal está transmitida a otras partes del cerebro, al estómago y al páncreas.

En una persona que no tiene diabetes mellitus, después de comer, en lo que se llama el período absortivo, la glucosa (G) entra rápidamente en la circulación sanguínea y, como resultado, los niveles de GS suben; llegan a un pico postprandial y luego lentamente se disminuyen hasta que finalmente las concentraciones llegan a niveles preprandiales (en ayunas) o post-absortivos.

En el ser humano, la I se segrega en las células Beta (presentes en los islotes de Langerhans en el páncreas) como respuesta a la ingesta y presencia de comida.  Aproximadamente 10-15 minutos después de comer o cuando los niveles de GS suben en aproximadamente 3 - 5 mg/dL, las células Beta empiezan a segregar la I.  La I ayuda a regresar la GS a los niveles post-absortivos (71-99 mg/dl), principalmente por estimular la captación de G en las células del hígado, de los músculos y por el tejido graso (en donde la G, convertida en glucosa-6-fosfato, se utiliza para proveer al cuerpo la energía o se almacena para uso futuro en la forma de triglicéridos).  El período post-absortivo es otro término para un período de ayunas (de aproximadamente 4-14 horas).

El glucagon también tiene un papel en la regulación de los niveles de GS en la circulación sanguínea.  El glucagon se segrega en el páncreas, más precisamente en las células Alfa del páncreas.  Muchos de los efectos del glucagon son opuestos a los de la I; toma una parte central en el mantenimiento de niveles óptimos de GS (71-99 mg/dL) cuando una persona esté en ayunas y los nutrimientos (de la ingesta de comida) no estén disponibles.  La GS de una persona que no tiene diabetes mellitus se mantiene entre 71-99 mg/dL durante la mayoría del tiempo.

La I sirve para reducir los niveles de GS en circulación, mientras que el glucagon sirve para aumentar los mismos.  En el período post-absortivo, el glucagon no se requiere para aumentar los niveles circulantes de GS porque la comida ingerida está presente y está siendo absorbida, causando una elevación inevitable de los niveles de GS.  Normalmente, la segregación de glucagon está suprimida durante la segregaión de I.

La amilina es una hormona socia de la I.  Es decir, contribuye a la regulación de la GS postprandial.  Al igual de la I, la amilina se segrega de las células Beta del páncreas.  La amilina está segregada, juntamente con la I, como respuesta a la ingesta de la comida; se segrega en niveles proporcionales a la cantidad de la comida ingerida.  Estas funciones de la amilina acaban de descubrirse; posiblemente haya otras funciones aún desconocidas.

La amilina es una hormona neuroendócrina, lo cual quiere decir que está segregada por el páncreas como parte del sistema endócrino y luego viaja a través de la circulación sanguínea a su sitio de acción, que está en el cerebro.  Sus efectos son mediados principalmente a través del nervio vago.

Una de las maneras en que la amilina regula las concentraciones postprandiales de GS es por suprimir la segregación postprandial de glucagon.  Por así obviar los efectos del glucagon, la amilina facilita o eficienta la regulación insulínica de la GS postprandial.  Este efecto de la amilina sobre la segregación de glucagon parece ser regulado o mediado por señales transmitidas del nervio vago a los islotes de Langerhans pancreáticos.  Sin esta supresión durante y después de las comida, las concentraciones altas de glucagon contribuirían a una hiperglucemia postprandial.

Adicionalmente, la amilina modula o regula la velocidad con la cual la comida pasa por el estómago para así optimizar la entrega de nutrimientos para su absorción en el duodeno.  Este efecto de la amilina intenta igualar la presencia de G en circulación con la capacidad de la I para realizar la transición de la G a la gluosa-6-fosfato y para liberarse de la sangre y entrar hasta adentro de las células insulinosensibles (principalmente, el hígado, los músculos y los tejidos adiposos).  Este efecto está mediado principalmente a través del nervio vago.  Sin la provisión óptima de nutrimientos, éstos pasarían por el estómago demasiado rápidamente y llegarían en exceso [relativo a la capacidad de la I para promover la captación de la G por las células de músculo, grasa e hígado] al duodeno, en donde se absorben.  Así, sin la presencia de la amilina, la llegada de un exceso de nutrimientos sería otro factor propiciando la hiperglucemia postprandial.

Hay evidencia que sugiere que la amilina toma un papel adicional en la reducción de la ingesta de comida y que tiene un efecto positivo en el control del peso corporal.  Estos efectos probablemente serán mediados por el sistema nervioso central (SNC) y son independientes de los efectos de amilina sobre el estómago.

La interacción compleja de la I, el glucagon y la amilina es crítica para la regulación postprandial de GS.  Después de comer, la I causa un aumento en la captación de G por las células insulinosensibles, así limitando el aumento de concentraciones postprandiales de GS.  Aunque el glucagon funciona al revés, empujando las concentraciones postprandiales sanguíneas a mayores niveles, normalmente la segregación de glucagon está suprimida durante el tiempo en que la segregación de la I está aumentada.  La amilina funciona como una hormona socia de la I, ayudando a regular el aumento de concentraciones postprandiales de GS.  La amilina sirve para suprimir la segrgación postprandial del glucagon y para optimizar la liberación de nutrimientos del estómago al duodeno.

En la diabetes mellitus (principalmente en DM2, pero posiblemente en un grado menor en DM, tipo 1), estas tres hormonas pancreáticas (I, glucagon y amilina) pueden tener un papel en la regulación anormal de GS que caracteriza la diabetes mellitus.  El estado diabético está caracterizado por daños o disfunción de las células Beta pancreáticas, resultando en una segregación insuficiente, ineficaz o disfuncional de la I.  La amilina también está deficiente en la DM. En otras palabras, la DM se caracteriza por una deficiencia tanto de la I como de la amilina.

En la DM2, se presenta un exceso de glucagon, especialmente en el período inmediato post-absortivo (durante el ayunas).  El resultado neto de la deficiencia de la I y la amilina y un exceso del glucagon es un aumento en las concentraciones postprandiales de GS.

Como hormona, la amilina es protéica; todas las hormonas son formadas de proteínas.  Como proteína, su ingesta oral conduce a su degradación por los ácidos gástricos del estómago humano (igual que la leche o la carne, que también son proteínas).  Así, la única manera actualmente posible de administrar la amilina es vía inyección subcutánea.  La amilina se vende como pramlintida acetato bajo el nombre de Symlin (www.symlin.com).  Byetta (exenatida) (www.byetta.com) es otro medicamento nuevo producido por Amylin Pharmaceuticals (en colaboración con los Laboratios Lilly, que fabrican Symlin).
 
 

Costo (a mayoreo) de Symlin (pramlintida) para inyección
. . Dosis rutinarias . PMP por mes (USD) . CMA por mes (USD)
. . . . . . .
Pramlintida (Symlin®) . 60 microgramos (mcg) 3 veces al día, antes de los alimentos . 178.88 . 143.10
. . . . . . .
. . 120 microgramos (mcg) 3 veces al día, antes de los alimentos . 357.77 . 286.20
. . . . . .. .
. .. Precio mayoreo promedio = PMP, Costo mayoreo de adquisicón = CMA   Precios encontrados el 26 de julio de 2005 .. . . .

FUENTES:  http://uuhsc.utah.edu/pharmacy/bulletins/exenatide.html y www.globalrph.com/diabetes.htm
 
 

Referencias

Gerich, J. E., Schneider, V., & Dippe, S. E.  (1974).  Characterization of the glucagon response to hypoglycemia in man.  Journal of Clinical Endocrinological Metabolism, 38, págs. 77-82.

Kruger, D. F., Gatcomb, P. M., & Owen, S. K.  (1999).  Clinical implications of amylin and amylin deficiency.  Diabetes Educator, 25, págs. 389-398.

Müller, W. A., Faloona, G. R., Aguilar-Parada, E., & Unger, R. H.  (1970).  Abnormal a-cell function in diabetes: Response to carbohydrate and protein ingestion. New England Journal of Medicine, 283, págs. 109-115.

Rushing, P. A., Hagan, M. M., Seeley, R. J., Lutz, T. A., & Woods, S. C.  (2000).  Amylin: A novel action in the brain to reduce body weight. Endocrinology, 141, págs. 850-853.

Scherbaum, W. A.  (1998).  The role of amylin in the physiology of glycemic control. Experimental and Clinical Endocrinology and Diabetes, 106, págs. 97-102.

Shah, P., Vella, A., Basu, R., Schwenk, W. F., & Rizza, R. A.  (2000).  Lack of supression of glucagon contributes to postprandial hyperglycemia in subjects with type 2 diabetes mellitus.  Journal of Clinical Endocrinological Metabolism, 85, págs. 4053-4059.

Young, A. A., Gedulin, B., Vine, W., Percy, A., & Rink, T. J.  (1995).  Gastrin emptying is accelerated in diabetic BB rats and is slowed by subcutaneous injections of amylin.  Diabetologia, 38, págs. 642-64.
 
 


 

Página principal

Técnicas para la inyección de insulina con la jeringa

Hipoglucemia:  Naturaleza, causas, tipos, tratamiento, prevención

 Mitos acerca de la diabetes mellitus

Regresar al inicio de esta página



Se prohibe la reproducción total o parcial del diseño de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo forman una guía educativa e informativa, que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones del médico.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis de su medicamento actual deberá consultarse con el médico.  El sitio continents.com no se hace responsable del uso de la información contenida.  © 2004-2012  Dr. Stan De Loach
xi 2006
vi 2012
ix 2012