Guía rápida:  Cetoacidosis y días de enfermedad

 

 

EN LA DIABETES MELLITUS, TIPO 1 [DM1]:

Toda enfermedad, sea leve o grave, representa un estrés corporal.  El estrés aumenta la producción de hormonas de contrarregulación (glucagon, adrenalina (también llamada epinefrina), hormona de crecimiento, cortisol).  Estas hormonas favorecen la hiperglucemia y la formación de cuerpos cetónicos como desechos de la utilización de los ácidos grasos para la energía.  Los cuerpos cetónicos producen altos niveles de ácido en el cuerpo.  El resultado es una acidosis.  La acidosis produce una descompensación fisiológica peligrosa y posiblemente fatal.  La enfermedad física (por ser un estrés físico) provoca la necesidad de más insulina [I] que la habitual.

La cetoacidosis también puede resultar de una reducción excesiva de I ó la omisión de 1 ó más dosis de I.  Puede desarrollarse en cuestión de horas o días, en personas jóvenes y en personas ancianas.

EN LA DIABETES MELLITUS, TIPO 2 [DM2]:

La presencia de la producción de I normalmente encontrada en la DM2, aunque sea deficiente, impide el desarrollo de la cetoacidosis...pero NO el desarrollo de la hiperglucemia que puede llegar a provocar un coma hiperosmolar (tan peligroso como la cetoacidosis).

LA ENFERMEDAD DE CORTA O LARGA DURACIÓN, LEVE O GRAVE:

Tratar TODA enfermedad (gripe, tos, infección urinaria o de uña, diarrea, absceso dental, cansancio anormal, quemadura de sol, vómito, o cualquier otra) como una condición SERIA.  Mantener contacto con el médico y el Educador en Diabetes Certificado (tener a la mano los números telefónicos de ellos, del servicio de ambulancia y de la farmacia).

MEDIDAS PARA DÍAS DE ENFERMEDAD

El propósito de estas medidas es evitar la hiperglucemia y el desarrollo de la cetoacidosis y también evitar la hipoglucemia.

Automonitoreo de glucosa sanguínea [GS]:  cada 1-3 horas sin excepción (incluso durante la noche); tener medidor de glucosa y tiras no caducadas en cantidad suficiente; si usa lispro/Humalog, medir 1 hora y 2-3 horas después de la inyección; si usa I Regular, medir cada 3-4 horas

Medición de cuerpos cetónicos en orina:  cada vez que orina o que la GS mide más de 250 mg/dL sin excepción; medir acetonas si GS más de 220 mg/dL aun si no está enfermo; tener tiras reactivas en cantidad suficiente

Mantener hidratación:  cada hora, 100-300 mililitros de líquido (consomé salado, refresco dietético, agua, gelatina light) si está comiendo lo habitual y la GS está en más de 220 mg/dL; 100-200 mililitro de líquido calórico (sopa salada, refresco NO dietético, agua, gelatina, Pedialite, suero oral) si NO puede comer lo habitual y la GS está en menos de 220 mg/dL; tener suficientes líquidos disponibles para hidratación oral; tratar de que la cantidad de líquido ingerido sea mayor a la cantidad excretada (en orina, diarrea o vómito)

Prevenir la hipoglucemia:  guiarse por el valor de la medición de GS; por inactividad, puede requerir menos calorías; por estrés, puede requerir más I; problemas gastrointestinales [GI] (vómito, diarrea, náusea) pueden provocar la hipoglucemia por mala tolerancia oral.  Es esencial la medición de la GS para prevenir la hipoglucemia y la hiperglucemia.

Presencia de vómito repetido:  Vomitar, sobre todo si es más de una vez, es posible signo de cetoacidosis; hablar al médico y acudir inmediatamente a la sala de urgencias del hospital

Manejo de I:  es probable la necesidad de más I durante el período de estar enfermo; aplicar las I basal habitual, independientemente de estar tomando o no los alimentos habituales; guiarse por el automonitoreo de la GS.  Adicionalmente, según indicaciones del médico y el Educador en Diabetes Certificado, aplicar dosis suplementarias únicamente con I ultrarrápida (lispro/Humalog o aspart/Novolog) ó I Regular/Rápida.  Hay que tener I suficiente disponible; hay que tomar dosis suplementarias cuando TODAS las 3 condiciones siguientes existen:

Cuando la GS es mayor a 220 mg/dL y las acetonas están moderadas o altas, pero NO hay tolerancia oral a los líquidos y alimentos, hablar al médico y al Educador en Diabetes Certificado y acudir inmediatamente a la sala de urgencias del hospital.

Dosis suplementarias:  según indicaciones previas de su médico y de su propia experiencia previa comprobada:  el 10 - 20% de la dosis diaria total (dosis diaria total = total de I  ultrarrápida prandial (lispro/Humalog, por ejemplo) más la I basal de larga duración (glargina/Lantus) que se aplica en un día de 24 horas); los 10 - 20% de la dosis diaria total que se aplican como dosis suplementaria(s) se aplican con I ultrarrápida lispro/Humalog ó I Regular/Rápida, NO con la insulina glargina/Lantus ó NPH.

Síntomas y signos de cetoacidosis:  [el nivel de GS NO guarda relación exacta con la severidad o presencia de cetoacidosis...en casos excepcionales, la cetoacidosis puede estar presente aun cuando la medición de GS indica hipoglucemia o glucemia normal]

En orden relativamente progresivo, los síntomas y signos de la cetoacidosis son:

Gastrointestinales:
poliuria (orinar mucho y/o frecuentemente)
polidipsia (beber mucho y/o frecuentemente)
náusea
vómito
anorexia (sin ganas de comer)
dolor abdominal (puede ser fuerte)

Respiratorios:
respiraciones rápidas y profundas
respiración fatigosa
aliento con olor dulce, acídico o a frutas (algunos cuerpos cetónicos y CO2 se eliminan del cuerpo vía respiratoria

Cardiovasculares:
taquicardia (latidos rápidos del corazón)

Neurológicos:
sopor (persona como dormida o borracha pero capaz de ser despertada)
coma (no capaz de ser despertado)

De deshidratación:
piel seca
ojos hundidos sin lágrimas
mucosas bucales secas
lengua seca
presión arterial baja al pararse
poca producción de orina

No específicos:
debilidad
dolor de cabeza
hipotermia (temperatura más baja que la normal, piel fría)
fiebre

SUGERENCIAS:

Comunicarse inmediatamente con el médico y Educador en Diabetes Certificado en los siguientes casos:

    Vómito por más de 1½ - 2 horas
    Diarrea 5 ó más veces consecutivas
    Cambios de estatus mental (sopor, confusión, incapaz de hablar normalmente)
    Fiebre mayor a 38.5° C
    GS mayor a 220 mg/dL dos veces consecutivas
    Presencia de acetonas moderadas o altas en orina
    Evidencia de infección bacterial, deshidratación, dificultad para respirar
    Si está preocupado por su hijo o por sí mismo
Mantener una lista (por hora) de los siguientes valores y compartir los datos con el médico y educador en diabetes, telefónicamente o, si necesario, en el hospital:
Fuentes
 
Goldman, L., & Bennett, J. C.  (Eds.)  (2000).  Cecil textbook of medicine.  Philadelphia: W. B. Saunders.
LeRoith, D., Taylor, S. I., & Olefsky, J. M.  (2004).  Diabetes mellitus: A fundamental and clinical text.  (3era edición).  Philadelphia: Lippincott, Williams & Wilkins.
 
Menon, R. K., & Sperling, M. A.  (Eds.)  (2003).  Pediatric diabetes.  New York: Kluwer Academic Publishers.
 
Pérez Pastén, E.  (1997).  Guía para el educador en diabetes.  Capítulo XI, "Tratamiento con insulina," páginas 73-78; Capítulo XIX, "Cetoacidosis diabética," páginas 149-156; Capítulo XX, "Días de enfermedad," páginas 157-159.  México, DF: Soluciones Gráficas.

 

Página principal / Main page

Al inicio de esta página / To top of this page



 
 
 

Preguntas y respuestas acerca de la diabetes mellitus: 
#1
.
#2
.
#3
.
#4
.
#5
.
#6
.
#7
.
#8
.
#9
.
#10
.
#11
.
#12
.
#13
x 2008


Se prohibe la reproducción total o parcial del diseño de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo forman una guía educativa e informativa, que es gratuita y que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones de su médico o médica.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis de su medicamento actual deberá consultarse con su médico o médica.  Los sitios continents.com y ventajas.com no se hacen responsables del uso de la información contenida.  © 2007 - 2008  Dr. Stan De Loach